domingo, 28 de febrero de 2010

JA ESTEM EN FALLES



El calendario marca, y un año más nos acercamos a las fiestas, que envuelven a toda la ciudad de Valencia en un ambiente festivo, divertido, sin descanso, un tanto caótico, etc… y es que el mes de marzo en Valencia, pierde su nombre en el calendario, para convertirse en el mes de las Fallas, las principales fiestas sin lugar a dudas de la capital levantina.

El último domingo de febrero, se celebra la denominada “Crida”, cuya traducción viene a ser la llamada o pregón fallero, que desde las Torres de Serrano (puerta medieval, por donde se accedía de la comarca de los Serranos entre otros), dirige la Fallera Mayor de Valencia hacia todo el mundo, anunciando que comienzan las Fiestas Falleras, y así mismo invitando a todos a venir a disfrutar de las mismas.

Este se supone que es el primer gran acto de las fiestas falleras en cada ejercicio.

Para mí el ambiente fallero comienza el domingo en que los falleros y falleras de mi demarcación en el barrio de Patraix, se disponen a celebrar la denominada Replegá; esto es acompañados de música, tiran tracas y petardos y se ponen en los semáforos a pedir la voluntad, a cambio de pins, calendarios, o pequeñas banderitas para colocar en el balcón a todos los vehículos que pasan por la calle.

De igual manera suben por las casas, dando los mismos regalos en relación con el donativo que cada vecino les dé, en el caso de que les dé.

Hoy ha tocado mi patio, y en torno a las 11:00 han tocado al timbre, ya estaba preparado, pues los acordes de un Tabalet y una dolçaina, me habían advertido su presencia; cuando he abierto la puerta, había una guapísima fallerita mayor infantil ataviada con su traje, y varios niños y niñas que la acompañaban…; al instante de abrir, han dicho “hola somos los falleros” a lo que yo he soltado una carcajada, al ver la espontaneidad y simpatía de los chavales; les he dado un dinero que ya había preparado, y un buen puñado de caramelos, lo que ha hecho que se pusieran muy contentos, llamando a otros falleros que había en el piso de abajo, para darme además de banderitas, pin y calendario, por lo que me he quedado con el lote completo…

Creo que es importante que el vecindario colaboremos, puesto que la fiesta de las fallas es toda en la calle, ellos se encargan de adornar y engalanar la demarcación, de poner un monumento fallero grande y otro infantil, de alegrar los días con pasacalles, verbenas, y actos diversos, de disparar espectaculares castillos de fuegos artificiales y mascletaes… por lo que entiendo que se debe de colaborar si queremos que siga habiendo fiesta.

Así pues desde este instante, a mi entender se puede decir que comienzan las fiestas falleras, o al menos las actividades falleras, ya que poco a poco el barrio se va engalanando, se montan las luces, se ponen las banderas, los focos que iluminarán los monumentos, el escenario, la carpa, etc… para que cuando quieras darte cuenta, tienes la calle cortada y el monumento fallero puesto es medio.

Como todos los grandes acontecimientos, las fallas tienen adictos y detractores; ya que suponen al menos 10 días de un importante caos, y ruido excesivo, pero también traen a todas las calles y barrios de la ciudad, colorido, música, diversión y fiesta.

Acabo deseando a todos/as FELICES FALLAS.

5 comentarios:

Patraixense dijo...

Hola Óscar,
Quería darte mi opinión.

Desde que llegue a esta ciudad, primero para estudiar, después para trabajar y ahora para vivir... he vivido las fallas con mucha intensidad.

Soy un enamorado del barrio del Carmén y de sus diminutas fallas, una de mis fallas preferidas ha sido y es la de la Plaza de Sant Bult, lugar donde tenía mi piso de estudiante. Aún hoy después de 20 años sigo acercándome a esa falla, para verla y tomarme algo.

Después de todo este tiempo he visto como han cambiado las fallas, recuerdo cuando grandes fallas como Na Jordana o Convento de Jerusalen eran visitables sin ningún tipo de problema. No como ahora que se tiene que pagar entrada para verlas, y en otros lugares son un espectáculo en toda regla, por ejemplo la de la calle Sueca (Ruzafa) con sus luces.

La fallas han crecido y sobre todo las especiales que son verdaderos mastodontes dentro de la fiesta, Campanar con su Megafalla, la del Pilar atrapada en la plaza que empequeñece,la plaza de Merced que ya no es lo que era...

Pero lo que echo a faltar es el tener una fiesta más madura, me refiero a una fiestas que recalcaran más la tradición. Y recuperar la esencia de los monumentos intentando recuperar materiales que ardieran de manera más ecológica. Admiro las fallas de vareta y las que realizan su plantà al tomb, y otras que utilizan ropa vieja para vestir sus ninots.

Creo que se necesita "pacificar" las fallas, en muchos casos se crea un caos, se corta la calle semanas antes, se construyen verdaderos centros de ocio con carpas enormes, generadores eléctricos, problemas de tráfico durante 15 días o más...

Me gustan las fallas, pero creo que deberíamos buscar una fiesta más centrada en las tradiciones y menos en las megafiestas. A este paso, casi sería mejor que las fallas contratarán salones de banquetes para realizar sus fiestas.

Sé que todo no se puede cambiar en un día, pero habría que ir pensando en una sección especial que premiara y valorara a las fallas más tradicionalistas, que realicen la plantà al tomb, de varetes, cartón piedra...

No sé, pero creo que las fallas se han convertido en un montón de megamonumentos faraónicos y carísimos que están aplastando nuestra ciudad. Se están alejando del pueblo para convertirse en un simple espectáculo o en un desfase total a nivel económico y social.

Así y todo os recomiendo que paséis por el Carmen el día de la plantà y dsfrutéis de esos pequeños monumentos que muestran el esfuerzo de esas pequeñas comisiones. (Por cierto es mejor hacerlo en los primero días, antes de que los orines y basuras invadan las callejuelas del Carmén, esperemos que el ayuntamiento haga algo)

Mientras tanto felices fallas a tod@s

Falles, traques i bunyols !!!

Óscar Pardo de la Salud. dijo...

Patraixense, gracis por darte una vuelta por mi blog, es todo un lujo para mí.

Y decirte que estoy muy de acuerdo con todo lo que expones.

e indicarte que además de las fallas del Carmen, eches un vistazo a la de los poblados marítimos y a las de ruzafa, también tienen un encanto muy especial.

Un abrazo y pasarlo a tope.

juan rafael dijo...

Por la tienda, también pasan a la replegá un par de fallas.
Los niños ya han empezado a reivindicar sus derechos para tirar petardos.

Alfonso dijo...

Ummm, yo llego a ser de Valencia y emigro. Odio los petardos y el ruido jeje, me quedo con la feria, escandalosa, pero no tanto :-P

Juanjo dijo...

Doncs, bones festes amic !!!