sábado, 15 de diciembre de 2007

Sobre el cierre de los repetidores de TV3.


Tengo un amigo que milita en Juventudes de Esquerra Republicana del País Valencia; y ayer me comentó que hoy se había organizado una Concentración en la Plaza de la Virgen de Valencia, en protesta por el tema de que la Generalitat Valenciana, estaba cerrando los repetidores de TV3 y con ello la emisión de su programación.
Yo he de decir que en mi vida tal vez he visto TV3 10 minutos o menos, ya que en mi finca no se ve, creo que porque la antena que tenemos en la comunidad no tiene el módulo para ver dicho canal.
Sé por amigos y familia, que tiene una programación excelente, unos buenos informativos y debates con verdadera pluralidad política.
Así pues tras comentarme mi amigo Sergi, lo de la concentración, he decidido acercarme; porque creo que el quitar un medio de comunicación, no es bueno para la democracia y para la información, la pluralidad informativa, etc.… sino todo lo contrario
Lo que está haciendo el PP, en la Comunidad Valenciana, se parece a lo que ocurría en el franquismo.
De las televisiones locales, a las que se le ha dado licencia para emitir en la comunidad, 43 son próximas y fieles al PP, y 3 no lo son. Eso muestra el enorme desequilibrio.
Pero a parte de todo ello, es la ingente manipulación que se está dando en Canal 9, ya no que la información esté sesgada y tergiversada, sino el apagón informativo a lo que hace la oposición, todos nos acordamos en la elecciones de mayo de 2007, que Carmen Alborch, la candidata socialista al ayuntamiento de Valencia, no apareció en varios meses en el ente público; Algo similar a lo que está ocurriendo en la actualidad con la Vicepresidente Fernández de la Vega.
Espero que alguien ponga fin a esta escalada, más típica como he dicho antes, de una dictadura, entre la coherencia, y se permita el juego democrático, dando opción a los ciudadanos, a ver la emisora televisiva que deseen.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Oscar. La verdad estoy totalmente en contra del cierre de los repetidores de tv3 y creo que debe ser subsanado ese error de forma inmediata. Tambien te digo que tv3 me parece una cadena totalmente parcial como lo son todas las cadenas publicas sin excepcion (a la voz de su amo). Puede que varie el nivel de politizacion pero yo si vi tv3 y recuerdo anuncios donde textualmente ponian "nuestra catalina de aragon!" y salia uno con un barret, y cosas asi de frikicasposas. Los nacionalismos sean español, catalan valenciano etc apestan y manipulan porque viven de ese victimismo ficticio.Se quejan del PP pero ellos son como el pp, solo que en vez de banderas con pollo llevan cuatribarradas con estrellas.Las cadenas deben ser privadas para no pagar propaganda a la espe, chaves, camps o carod de turno. Que dejen publica la dos y las demas privadas para que ver a carmen martinez bordiu bailando no nos salga por 50mil euros la sesion como hace unos meses en tve1.Ni los unos ni los otros.

sergi dijo...

gràcies Oscar pel teu escrit, m'alegra moltíssim saber que n'hi han centenars de socialistes valencians disposats a treballar pel País Valencià i per la qualitat de vida de tots els valencians, i no nomes d'uns pocs com fa el pp, tancant TV3 i les televisions que no segueixen el seu discurs sectari i antivalencià.
També condemnar l'agressió que van patir els ciutadans de sueca per part dels feixistes blaveros del GAV el passat divendres i que recull el diari EMV. Aquest grup feixistacontinua tenint un stand a l'Expojove de València perque el PP li dona permis, tot i la seua violència explicitat i actitud xenòfoba i d'odi cap a Catalunya i la gent d'esquerres.
Jóvenes del GAV irrumpen en un acto del Casal Jaume I de Sueca y agreden a los asistentes El ataque se saldó con tres heridos atendidos en el centro de salud y cuatro detenciones
VOTE ESTA NOTICIA

Levante-EMV, Sueca
El Casal Jaume I de Sueca sufrió la noche del viernes el ataque de un grupo de radicales pertenecientes al Grup d'Acció Valencianista (GAV). Los hechos acaecieron durante la presentación del libro Èric i l'exèrcit del Fénix , del periodista y escritor Víctor Aleixandre y al que también asistió el protagonista de la historia, Èric Bertran.
Unos veinte jóvenes pertenecientes al GAV irrumpieron en medio del acto en el Casal profanando gritos de «puta Catalunya» , «som valencians, mai catalans» y «Èric a la foguera» , entre otros. Una bomba fétida
Una vez dentro, los radicales lanzaron una bomba fétida, a la vez que empezaron a insultar a los asistentes al acto e incluso a agredirlos.
Algunos asistentes han explicado a Levante-EMV que, además de propinar puñetazos y patadas a los que estaban en el Casal, los violentos emplearon cascos de motocicleta para agredir a algunos de los presentes.
Finalmente, tres vecinos de Sueca tuvieron que acudir al centro de salud para ser atendidos después de ser agredidos por los radicales.
Fuentes del propio Casal Jaume I indicaron que finalmente «no pasó nada para lo que podía haber pasado» , en referencia a lo que hubiera podido provocar una respuesta por parte de los numerosos asistentes a la presentación, del mismo cariz que el ataque sufrido de los miembros del GAV. «Por suerte, el buen juicio de la gente evitó males mayores» , indicaron desde el Casal Jaume I de Sueca. Destrozos en el local Tras la primera inclusión en este centro cultural de la Ribera y después de ser expulsados del recinto, los violentos causaron destrozos en el recién remodelado Casal Jaume I.
En ese momento, la llegada de la Policía Local, que había sido alertada por asistentes del Casal, sirvió para deshacer la improvisada concentración.
Cuatro jóvenes fueron detenidos por el cuerpo policial por ser responsables de las agresiones y los destrozos, todos ellos pertenecientes al área metropolitana de Valencia. La Guardia Civil también acudió a la zona tras las diferentes llamadas que recibió de los asistentes al acto.
Varias fueron las denunciadas presentadas ayer por los vecinos que habían sio agredidos en la noche del viernes y por la dirección del propio Casal Jaume I en el cuartel de la benemérita de Sueca.
Cabe recordar que, hace tan sólo unos días, el mismo centro cultural de la población de Sueca ya fue objetivo de un falso aviso de bomba por el mismo colectivo radical.