sábado, 30 de mayo de 2015

HISTORIA DE LA BANDERA OFICIAL ESPAÑOLA



http://curiosidades.batanga.com/
Hace un rato escuchaba  en la radio, la  polémica surgida en relación a que en los próximos días Barcelona Club de Fútbol y Atleti de Bilbao, van a jugar la final de la Copa del Rey en la ciudad condal, y el temor que tiene la Federación Nacional de Fútbol a que se produzca una monumental pitada al himno español, cuando este suene…

.lavanguardia.com/
http://www.abc.es
La verdad es que nunca he sido muy de himnos ni de banderas, entre otras cosas porque me considero ciudadano del mundo y porque además las banderas muchas veces se utilizan para pegar con el palo…
De hecho en las fiestas del pueblo cuando me ha tocado poner banderas, siempre me han gustado la de triángulos de colores, flecos, u otras alegorías que a nadie excluían.



Pero fuera como fuese, nuestro país como todos los estados, tienen un himno y una bandera oficiales, y que lo representan en competiciones deportivas, actos institucionales y oficiales, etc…



En el post de hoy os voy a hablar de la historia de la bandera oficial española:
El 18 de diciembre de 1981, un Real Decreto (2964/81) especifica cuál es el nuevo escudo de España, eliminando del mismo el águila impuesta durante la dictadura franquista; y en su artículo tercero se dice que la bandera oficial, seguiría siendo la rojigualda pero con la incursión del nuevo escudo democrático.

Pero la tradición del uso de esta bandera viene de tiempos pretéritos, y se fue popularizando poco a poco entre la población, sobre todo en los tiempos de la Guerra de la Independencia contra los franceses, ya que los ejércitos españoles, la llevaban como emblema.


Tras la Guerra de Sucesión y con la llegada de la dinastía Borbón a la Corte española allá por el año 1.700, la bandera oficial española, era la de la casa de los borbones, compuesta por los colores blanco y azul celeste. 


 El problema de esta bandera era que para los buques marítimos, tanto de guerra, como mercantes hacían  se hacía ardua complicada su visión; siendo muy habitual el bombardeo y hundimiento de naves propias por la mala visibilidad y con ello identificación del pabellón del buque.


En el año 1.734 accede al poder Carlos III, y éste siendo conocedor de los problemas que la bandera borbónica y por ende oficial de España, conllevaba en el alta mar, estando en el Palacio Real de Aranjuez, convocó un concurso de diseños de banderas, anunciando tal concurso como: “para evitar los inconvenientes y perjuicios que puede ocasionar la bandera nacional que usa mi armada naval y demás embarcaciones, equivocándose en las largas distancias y con vientos calmosos con los de otras naciones.”

Carlos III

Así pues en este concurso se presentaron varios modelos, seleccionando doce bocetos; la condición más relevante era que ésta fuese visible e identificable en las largas distancias; al Rey le gustó el modelo que representaba unas franjas rojas y amarillas; más que nada porque eran colores chillones y vivos y que harían fácilmente identificables a los buques españoles en el alta mar; siendo éste el verdadero origen de la actual bandera española.

En 28 de mayo de 1785, se decretó que los buques de guerra enarbolaran en el mástil mayor, una bandera con dos franjas rojas, y una doble de grande amarilla en el centro; y que los buques mercantes hicieran lo mismo, pero que sus banderas estuviesen compuestas por franjas rojas y franjas amarillas intercaladas. Colores éstos inspirados en la Corona de Aragón.


Con la Guerra de la Independencia, ante la variedad de banderas, y por el hecho de que muchas de ellas se perdieron en el campo de batalla, las Cortes de Cádiz de forma tácita oficializaron la rojigualda, de ahí que los ejércitos españoles comenzasen a llevarla como emblema, siendo en este momento cuando comenzó a popularizarse entre la población la utilización de la bandera.


Finalmente en el año 1843, por Real Decreto de 13 de octubre, firmado y promulgado por la Reina Isabel II, se aprueba la bandera roja amarilla y roja, como común a los ejércitos.

Isabel II

Siendo poco a poco aceptada como oficios o representativa del país, aunque realmente la oficial seguía siendo la bandera borbónica.
El 1931 con el triunfo en las grandes ciudades de los partidos republicanos, se instauró la Segunda República, aprobando ya una bandera oficial diferente a la monárquica, y que sería la que también llevarían los ejércitos españoles; se trataba de tres franjas de igual tamaño, donde además del rojo y amarillo se integró el morado, como haciendo mención al pendón de Castilla, estando así incluidos en la nueva emblema los dos Reinos más importantes originarios de España, Castilla y Aragón.


El 18 de julio de 1936, un sector del ejército da un golpe de estado contra la República Democrática Española, fracasando en un primer momento y dando paso a una cruenta y devastadora Guerra Civil, la cual fue ganada por los golpistas, instaurándose una dictadura, la dictadura del General Franco, el cual repuso la bandera rojigualda, incluyendo un escudo con muchas analogías al empleado por los Reyes Católicos tras la toma de Granada.


Ya en democracia de nuevo, tras la dictadura y la transición, el artículo 4.1 de la Constitución, tipifica que: “La Bandera de España está formada por tres franjas horizontales, roja, amarilla y roja, siendo la amarilla de doble anchura que cada una de las rojas".


Y ésta es a modo groso la historia de la bandera española; recordándoos a todos/as que por encima de la oficialidad están los sentimientos y que bajo la premisa del respeto mutuo, cada uno se envuelva en la bandera que quiera, si es que quiere hacerlo. FINEM

 



No hay comentarios: