sábado, 29 de diciembre de 2012

UN PASEO POR SANTIUSTE EN EL SEÑORÍO DE MOLINA



 Castillo de Santiuste
Que en términos generales, el régimen franquista era a la cultura, el patrimonio o la literatura lo mismo que a las libertades públicas, es algo que a día de hoy casi nadie pone en duda.
De ahí que en sus últimos años de pervivencia la Administración Franquista se desprendiera de mucho del Patrimonio Nacional, para de alguna manera ingresar algunas pesetas, y al mismo tiempo despojarse de bienes cuyo mantenimiento o recuperación le suponían al Estado un buen pico, y sobre todo le suponían interés por su recuperación, asunto por el que no estaban ni se les esperaba.
Por tanto en los finales de los años 60 y principios de los 70 del pasado siglo XX, fueron muchos los castillos, casas fuertes y palacetes que el Estado enajenó para ponerlas en manos privadas, fundaciones, Ongs, etc… Como veis eso de las privatizaciones, o la venta del patrimonio nacional, no es algo nuevo, sino que ya viene de lejos…
Y algo así ocurrió con los Castillos de Zafra, Embid o Santiuste en la Comarca del Señorío de Molina – Alto Tajo.
Si bien aunque la práctica a mí no me guste, es verdad que ésta ha sido en muchas ocasiones sinónimo de recuperación, restauración y rehabilitación de mucho de nuestro patrimonio histórico y monumental. Y algo así ha ocurrido con la fortaleza de Santiuste.
 
 Castillo de Santiuste
En la pasada festividad del puente de la Constitución-Inmaculada, estuve por las tierras de Molina, y quedé con Antonio Ruiz Alonso para visitar el Castillo de Santiuste, de su propiedad desde el año 1973, y en cuya restauración y rehabilitación ha invertido su tiempo y dinero en estos últimos 40 años.
El Castillo de Santiuste en el término municipal de Corduente (Guadalajara) y en la margen derecha del río Gallo, no tuvo fines belicosos, sino que fue más bien una residencia palaciega de un nombre de la zona, allá por el siglo XV.
Este noble respondía al nombre de Don Juan Ruiz de Molina, conocido como el Caballero  Viejo por su longeva vida; fue hombre de leyes, caballero y Bachiller, así como Comisionado del Señorío ante la Corona, durante el reinado de Juan II; e hizo gran fortuna durante su época convirtiéndose en uno de los nobles más importantes del Señorío de  Molina, con títulos de Señor de Embid, Santiuste, Guisema, la Torre de Antón Sánchez, el Pobo, Teros, la Serna y Terzaguilla.
 
 Juan Ruiz de Molina
Allá por el año 1434, el Rey Juan II de Castilla (padre de Isabel la Católica), le concedió el privilegio para construir la fortaleza de Santiuste.
 
 Juan II de Castilla
Su actual propietario Antonio Ruiz Alonso, es amigo de mi familia desde hace muchos años, de ahí que le pidiese hacer una visita a la fortaleza, a la cual él accedió de manera muy amable; y que realizamos en la mañana del día 8 de diciembre de 2012, festividad de la Inmaculada Concepción; a eso de las 10 horas, y pese a lo fresco de la mañana (unos 10 grados bajo cero) Antonio nos esperaba junto a los cobertizos y ermita que rodean al Castillo, y que han sido las últimas obras que Antonio ha restaurado.
El nombre de Santiuste deriva de Sant Yuste, Santijusti, o San Justo, de ahí que la ermita de la fortaleza esté dedicada a este Santo, también denominado “el Santillo” ya que según cuenta la hagiografía de San Justo, éste fue un mártir de tan solo siete años.
 
 Acceso a la ermita
Antonio Ruiz Alonso es oriundo de Molina, persona aventurera, avezada y de gran sentido común, con mucho esfuerzo y entrega ha dedicado gran parte de su vida a restaurar esta fortaleza que como os decía antes, adquirió del Estado allá por el año 1973.
 
 
Adquiere el Castillo en un importante estado de ruina; ya que en 1755 el terremoto que asoló la ciudad de Lisboa se dejó sentir por estas tierras de Molina con gran virulencia lo que supuso la práctica destrucción de la fortaleza. Luego el devenir de los tiempos y el uso de las ruinas como establos para ganado bovino y caprino hicieron el resto.
El Castillo de Santiuste es de planta cuadrada, con unos cien metros de perímetro y cuatro torres en cada una de sus esquinas; tres son almenadas y una  de ellas techada a dos aguas. Las torres tienen cuatro pisos de altura y un sótano; y junto a los lienzos de la muralla forman un precioso patio central que Antonio ha reconstruido con arcos de medio punto al estilo claustro medieval y presidido por una esbelta fuente de piedra.
 
 
La fachada principal de la fortaleza, está presidida por un gran arco de medio punto, que sirve de acceso al castillo, mirando hacia el este, justo en frente al Castillo de Molina, que desde allí se aprecia con total precisión. Sobre la puerta está el escudo de los Ruiz de Molina.
 
 Fachada principal
 
 Torre de Aragón de Molina de Aragón
Toda la fortaleza en sí, está elaborada con una excelente sillería, con importantes llagas de mortero, cal y arena; encontrándose en términos generales en un magnífico estado de conservación y mantenimiento, sobre todo gracias a lo invertido por Antonio  Ruiz; la parte occidental del Castillo es la más deteriorada, con una torre derruida y otra muy inclinada, tanto que parece peligrar y que sea próximo su colapso; Antonio me cuenta que eso está ocurriendo porque en esa parte del Castillo, éste no se basa en roca viva como la parte oriental, sino que ahí es todo relleno, y que esto junto al desnivel del terreno han hecho el resto.
 
El Castillo de Santiuste, es un bello edificio y claro ejemplo de casa fuerte señorial medieval, de la Castilla del siglo XV, donde se produce una mezcla de arquitectura de propaganda familiar, con ostentación, elementos defensivos reales y fingidos, etc…
Otra cosa que me gustó de la restauración llevada a cabo por Antonio, ha sido como ha ido adaptando el terreno circundante, para a base de relleno, realizar unos bellos jardines, donde me cuenta se han hecho bodas, banquetes, y celebraciones varias.
 
 Jardines del Castillo
Para tener más información sobre esta bella construcción, podéis visitar la siguiente página web, e informaros para el tema de visitas y excursiones, que se hacen para grupos grandes o incluso autobuses.
 (http://www.castillosantiuste.com/)
 
Quiero terminar este post mostrando mi satisfacción frente al hecho de que siga habiendo Quijotes que con más ilusión que recursos, no hayan renunciado a dedicar la práctica totalidad de su vida, la de su familia y la de su entorno más cercano, para rehabilitar monumentos,  que son un reflejo de la historia viva de una tierra, en este caso el Señorío de Molina; Las piedras de Santiuste hablan y hablarán por muchos siglos, de un tal Antonio Ruiz Alonso, ya que de no haber sido por él, Santiuste solamente sería una  reseña literaria en algún libro de historia.

 
 Antonio Ruiz Alonso



jueves, 27 de diciembre de 2012

LAS HOGUERAS EN LA NOCHEBUENA MOLINESA




Desde que el hombre descubrió el fuego, éste siempre ha sido un elemento que ha fascinado a la humanidad, además de por su utilidad calorífica o energética, como elemento natural de gran belleza; y por ende ha sido utilizado a lo largo de la historia como elemento purificador en rituales paganos, que posteriormente el cristianismo adaptó; algo así ha pasado con las celebraciones en los solsticios de verano y de invierno, con las celebraciones de San Juan o de la Navidad…
 
Pues bien en la comarca del Molina de Aragón, en la noche del 24 de diciembre, es decir de la Nochebuena, se queman grandes piras de madera, que para además de recibir “el nacimiento del niño Jesús” o del frío Invierno, es la manera ideal de poder concentrar al vecindario y a las familias en la calle, sin sufrir las peculiaridades que las noches de invierno tienen en estas tierras.
Y es que la comarca de Molina de Aragón en la provincia de Guadalajara, es la zona habitada a mayor altitud de todo el país, y con ello  también la zona habitada más fría.

 
        Hoguera de Nochebuena de Cobeta
A lo largo del día 24 y ya algunos días previos en todas las plazas de los pueblos que conforman el Señorío se amontonan los maderos, cepellones e incluso algún mueble viejo, para conformar lo que será la hoguera en la Nochebuena, de igual manera en la ciudad de Molina donde raro es el barrio en el que no se instala una hoguera.
 
 
 
En el pueblo de Molina, sin lugar a dudas la hoguera más impresionante es la que se coloca en la Plaza de San Francisco, la cual sigue ardiendo en la mañana del 25 de diciembre, tras haber estado ardiendo desde la tarde del 24…
 
Hoguera de San Francisco
En los pueblos de la comarca las hogueras se encienden después de cenar, incluso en los que hay cura, tras la Misa de Gallo; esto no es así en Molina, donde las hogueras se prenden fuego a  eso de las 19 horas…
Alrededor del fuego, se toma sidra, champán, incluso vino de bota…; se ingieren los primeros polvorones y turrones de la noche, y desde luego se cantan villancicos, ayudados de viejas y modernas zambombas, panderetas, etc…
Es una tradición bonita, que en cierta medida ilumina la noche molinesa, siendo el fuego el elemento alrededor del cual se produce el reencuentro de los vecinos, familias, hijos del pueblo que vuelven por Navidad, etc…
 
El que escribe estas palabras, tal vez por ser un apasionado del fuego, tal vez por esa máxima de ya tendremos la eternidad para descansar, o tal vez porque me gusta allí donde estoy no parar… desde muy pequeño junto con los vecinos y familia organizamos una hoguera junto a la carretera de Castilnuevo; de todas las que se ponen en el pueblo seguramente es la menos consistente, pues en vez de grandes maderos, troncos o cepas; colocamos viejo mobiliario, palés, o estructuras de desecho, que dan mucho volumen y en los momentos álgidos del fuego gran espectacularidad.

 

 
 
 
En fin que entre todos debemos seguir haciendo pueblo, fiesta y tradición; al año que viene más y mejor.

  
Feliz Navidad.










miércoles, 19 de diciembre de 2012

EN APOYO A LAS PERSONAS DEPENDIENTES: Elvira Murcia, una heroína frente a la ineptitud y a la ineficacia.





Allá por al año 2006, el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero,  desarrolló y puso en marcha la que se denominó la cuarta pata del Estado de bienestar; las tres primeras son o casi había que hablar en pasado…, eran sanidad, educación y pensiones. Esa cuarta pata, fue las ayudas a las personas en situación de dependencia; es decir aquellas que dependen de alguien para poder vivir el día a día.
Sin lugar a dudas fue una magnífica noticia, que en algunas comunidades pronto se tradujo en una gran frustración; y es que en Comunidades como la Valenciana, Madrid o Murcia el boicot por parte de los Gobiernos Autonómicos a esta ley, lo fue desde el momento primero de su aprobación y puesta en vigor.
Las razones realmente  no las sé, tal vez porque venían de la mano de un Gobierno de signo contrario al suyo, o tal vez porque los responsables de estas materias eran unos personajes no aptos para el cargo que ostentaban…
En el año 2007, de la mano de la Diputada Socialista Carmen Ninet Peña, (persona de gran ideario político, capacidad de trabajo y bondad infinita).
  Me introduje en el tema de las personas dependientes, por el mal trato que estaba dando a este colectivo el Gobierno Valenciano, de la mano de Francisco Camps (ese gran gestor) y del ultra católico y conservador Juan Gabriel Cotino, (hoy Presidente de las Cortes Valencianas).
 
 Camps y Cotino
Nada más que empecé a conocer a personas como Petra Galán, Amparo Giner, Hipólit de Cocentaina con su encantador hijo Pau, Palmira Castellano con su hija Sara, Jaime Esteban, y tantos y tantos nombres…, hice mía su causa, porque además de ser de justicia lo que pedían, me han enseñado día a día a valorar las pequeñas cosas, mostrando sin lugar a dudas que esas son las más importantes.

 Amparo Giner y Petra Galán
Nunca ha dejado de sorprenderme, como con las grandes dificultades vitales que muchos de ellos tienen, y con ello también económicas, que alegría y ganas de vivir tienen, como explotan al máximo el sentido del humor, y que lecciones de ser y de vivir dan a todo aquel que se les acerca. 

Vídeo donde Pau un ecantador niño de Cocentaina encabezó la "Marcha Naranja" venida desde las Comarcas del "Alocoia-contat".


Seis años después de la aprobación y puesta en vigor de aquel cuarto pilar, bajo el pretexto de la crisis, y con el Partido Popular gobernando y a lo largo y ancho de las Administraciones Estatal y Autonómicas, se han puesto a aplicar ideología, con la intención clara de hacer negocio del tema. Se privatizan los pocos servicios que se dan, y el que quiera servicios que los pague, los demás mala suerte….
 
Hartos de esta situación, y tras meses de demora en el pago de los cuidadores (percepciones que también se han reducido de manera considerable) varias personas encabezadas por Elvira Murcia (enferma de osteogenosis imperfecta), se encadenaron en la verja de la Generalitat Valenciana, hasta que el Presidente Fabra o la Consellera del ramo les atendiera para tratar el tema.
Dicho y hecho Elvira junto a otros integrantes de la Plataforma por la Ley de Dependencia han estado desde la mañana del viernes hasta la tarde del domingo en una especie de campamento junto al Palau de la Generalitat; el domingo por la tarde se levantó el campamento puesto que la Consellera del ramo Asunción Sánchez Zaplana accedió a hablar con ellos y se comprometió a reunirse lo antes posible para tratar de poner solución a los problemas…
 
 Elvira y miembros de la plataforma con la Consellera

Varios amigos y yo, tanto en la mañana del sábado como por la noche, tuvimos el honor de compartir tiempo y espacio con todas estas personas, que de nuevo nos dieron lecciones de humanidad y nos reconciliamos con eso que llamamos sociedad, pues eran cientos los ciudadanos que se acercaban a firmar las exigencias, propuestas, etc… o a interesarse por el tema.
 
 
Sin lugar a dudas en mi listado de grandes héroes y heroínas, desde hace unos días brilla con letras doradas el nombre de Elvira Murcia, que con una grave enfermedad desde su nacimiento, ha emprendido una batalla frente a la ineptitud, la ineficiencia y la injusticia; y que al menos en el plano social está ganando de manera holgada.
Para más información sobre todo este tema podéis visitar la página de la Plataforma por la Ley de Dependencia.

Y como no podía ser de otra manera, acabo diciendo, que ánimo a todos, y a seguir trabajando porque tenéis razón y con la razón se va a todas partes; miles de valencianos entre los que me incluyo estaremos a vuestro lado.

viernes, 14 de diciembre de 2012

LA SIBERIA ESPAÑOLA Y SUS ESTUDIOSOS.





En este blog un tanto cajón desastre por la diversidad de las temáticas que trato, siempre ha habido un hueco para todas aquellas personas que de forma voluntariosa, altruista, aportando de su bolsillo y con el único afán de hacer algo por su pueblo, tierra, gentes, etc…dedican esfuerzo y trabajo a una finalidad concreta; en este caso quiero hablaros de un señor oriundo de Torremocha del Jiloca en la provincia de Teruel; al cual no tengo el placer de conocerle en persona, pero que desde hace tiempo sigo, a través su bitácora dedicada a la astronomía, el clima, etc… ya que ambas cuestiones son dos de mis grandes pasiones. 
El blog en cuestión se denomina www.estrellasyborrascas.com; y el autor es el señor don Vicente Aupí.

 
 Vicente Aupí
Aupí lleva varias décadas observando y fotografiando el cielo desde el alto y ancho valle del Jiloca, e incluso allá por el año 1985 creó el observatorio de Torremocha del Jiloca, que funciona de forma precisa, otorgando los datos de la serie climatológica desde entonces hasta hoy.
En plena “Siberia peninsular”, Aupí ha estudiado con ahínco las condiciones climatológicas de ese triángulo imaginario que forman las parameras y cordilleras que se comprenden entre las poblaciones de Molina de Aragón, Calamocha y Teruel. 

 
 Nieve en las parameras de Molina
Y es que este triángulo supone lo que se denomina “el polo ibérico”, ya que es la zona habitada donde se han registrado las temperaturas más bajas, o incluso la mayor alternancia térmica entre mínimas y máximas.
Hace unas semanas Aupí escribía un artículo referido al más que probable cierre del observatorio meteorológico de Molina de Aragón (Guadalajara), o al menos la eliminación de la plaza de observador.

 
 Nacional 211 enero 2009 inmediaciones de Molina
 Aupí hacía mención a esta cuestión con cierta tristeza y desazón; sensación que comparto por muchos motivos.
Los que somos oriundos de Molina y comarca, sentimos cierto engreimiento proceder  de una de las zonas más frías del país, porque a todos nos da cierto orgullo día sí y día también ver la nomenclatura de nuestro pueblo en los partes meteorológicos, noticias, etc…, o cuando te presentas a alguien como natural de esta zona, comprobar que de inmediato lo conocen e identifican por esta cuestión. 
 
 Mi cuñada Tere Escobar y yo sobre el río Tajo Helado a su paso pore el Puente de San Pedro
Si bien es cierto que en muchas ocasiones se exagera, y que incluso los hosteleros se enfadan, ya que parece que Molina sea  un pueblo de la Antártida…
 Espacio del tiempo de TVE
Pero pese a lo anterior la realidad es que por su altitud,  latitud, orografía y la disposición de valles y cordilleras, las temperaturas que se registran, hacen del observatorio de Molina uno de los más destacados y claves para el estudio de todo el país.
 
 Observatorio meterológico de Molina de Aragón
Así pues la noticia que anunciaba Aupí en su artículo, suponía a mi juicio, una muy mala efeméride para el pueblo de Molina, pero también para la ciencia y estudio del clima en la Península Ibérica.
El observatorio de Molina de Aragón, se hizo al igual que el de Calamocha allá por los años 40 del pasado siglo, para obtener los datos climatológicos de lo que se denomina pasillo aéreo europeo, ya que por ahí pasan las líneas de aviación desde Madrid hacia Zaragoza, Barcelona, y hacia el resto del continente Europeo. Antes y en plena contienda civil, allá por el año 1937, el Ejército del Aire había trasladado hasta Molina a un grupo de observadores meteorológicos para ayudar desde tierra tanto a la aviación militar como a la comercial.
 
Desde entonces  y hasta hoy  varias han sido las personas, que más por vocación y voluntariedad que por asignación económica, se han encargado del cuidado, mantenimiento del aparato e instrumental meteorológico, así como de los análisis y publicación de los datos que se han ido dando.
Personas como José Antonio Martín Corral, Juan José Martín Vega o David Momblona (seguro que me dejo a alguien más…), que desde luego los molineses tenemos que estarles muy agradecidos por su trabajo y esfuerzo, y por supuesto también los estudiosos del clima, ya que sus datos han sido y son fundamentales para observar la evolución o no entre otras cosas de eso que llamamos cambio climático.
La seriedad y el cariño con el que se ha trabajado en este observatorio han hecho que cuente con una excelente serie de registros sin interrupción. Hay un archivo minucioso con toda clase de datos, sin una sola laguna ni diaria ni horaria desde el 1 de enero de 1947.
 

En diciembre de 1963, se registraron en Molina -28,5 grados centígrados, y a lo largo de varios días las temperaturas fueron parecidas, esta efeméride hizo que Televisión Española  bajo la batuta de Alfredo Amestoy, dedicara un programa sobre Molina de Aragón; y aprovechando que el Gallo pasa bajo su puente románico, hablar del clima y de la música pop local del momento.

 
A día de hoy el Gobierno de España no prevé plaza de observador para el puesto de Molina de Aragón, por lo que es muy probable, que esa eficiencia y esa eficacia en breve pasen a mejor vida… porque desde luego una máquina automática nunca podrá sustituir a una persona, y menos a personas como las anteriormente nombradas, que han puesto empeño, cariño y entusiasmo en su trabajo.

 
 Río Gallo a su paso por Molina en una fría mañana de invierno
Ojala el Gobierno se replantee esta cuestión, porque de no ser así es una muy mala noticia para el estudio y la ciencia del clima.
Por último acabo este post, agradeciendo y felicitando a Vicente Aupí por su labor de estudio y divulgación científica.
 

 Por último deciros que como me gusta comprobar que en este mundo tan complicado sigua habiendo personas que se mueven por valores como el conocimiento, pese a que eso no le rente ni un solo euro.


.