domingo, 8 de junio de 2008

LA CASA DE PIEDRA DE ALCOLEA DEL PINAR.

Los que me conocéis, ya sabéis que a parte de valenciano, también soy guadalajareño, puesto que viví en esa provincia hasta los 16 años que ya me vine a la capital del Turia; muchas veces cuando digo que soy de esa provincia, la gente me dice “si eso no existe, allí nunca ocurre nada…”

Es verdad que es una provincia muy desconocida, pero que tiene sitios, lugares y rincones de una belleza increíble; muy recomendable es viajar por la Alcarria como hacía el autor José Cela, la comarca de la Arquitectura Negra, bordeando el Pico del Ocejón, la zona de los pantanos de Entrepeñas y Buendía, y sobre todo la comarca de Molina de Aragón-Alto Tajo.

Cerca de Molina de Aragón “mi pueblo” existe una pintoresca localidad situada en el cruce de la nacional 211 con la nacional II (Madrid-Barcelona) y cuyo nombre es Alcolea del Pinar; pues bien en esta localidad siempre me ha llamado la atención la denominada Casa de Piedra, una vivienda tallada en el interior de una enorme roca ródena a golpe de pico, puntero, martillo y mucho esfuerzo por un vecino del pueblo soriano de Torralba, Lino Bueno Utrilla.

Situado el inmueble al lado de la Autovía de Aragón, su historia la pueden contar sus herederos que enseñan gratuitamente la casa, aunque es conveniente depositar una modesta propina. Lino Bueno pidió la roca que se sitúa en medio del municipio al Ayuntamiento, para hacer allí su casa; los miembros del consistorio un tanto incrédulos y con cierta burla le concedieron la propiedad de la roca para que elaborase allí su domicilio como éste había planteado; Lino Bueno empleó más de una veintena de años en completar su obra que comenzó en 1907 cuando el ayuntamiento de la localidad le regaló el peñón en donde estaba dispuesto a vivir. Ya en 1915 había tallado el suficiente cobijo como para trasladarse con toda su familia, pero siguió tallando para alzar el piso y hacer una chimenea, estanterías, armarios y escaleras. El resultado en 1928, cuando terminó los trabajos, fue una vivienda de dos plantas con tres alturas, unidas por una escalera, y una gran mesa circular en el patio de acceso, todo ello también tallado en piedra. Bueno dejó encargado que dicha mesa estaba destinada para depositar su féretro, en el día de su muerte, a la espera de que apareciera el señor cura a oficiar una última oración, antes de salir con el ataúd hacia el cementerio. Cosa que ocurrió en 1935, cuando Don Lino contaba con 87 años de edad.

La construcción de esta peculiar vivienda llamó la atención de las autoridades y el mismo año que la finalizó recibió la visita del rey Alfonso XIII, acompañado de la reina doña Victoria Eugenia, del jefe del Gobierno general Primo de Rivera y otros altos mandatarios del Estado, concediéndole el ministro de Trabajo, en 1929, la Medalla al Mérito en Trabajo, en su categoría de bronce. Con esto, y con las propinas que daban los ciudadanos que paraban a visitar la original vivienda, don Lino acabó sus días en una situación económica acomodada, por lo que su enorme sacrificio tuvo sus frutos.

Durante la Guerra Civil, la Casa de Piedra sirvió de refugio de los ataques franquistas, a los vecinos del pueblo, siendo habitada posteriormente por los descendientes del constructor hasta el año 1990. Antes, en abril de 1978, otro Rey de España, SM. Juan Carlos I, acompañado de su esposa doña Sofía de Grecia, visitó la casita de piedra, a la cual llegó en helicóptero, desde Molina de Aragón.

7 comentarios:

Interruptor dijo...

Ayer tuve la suerte de visitarla. Gracias por toda la información que aquí dejas.
Es una visita obligada si pasa uno por esa zona. Es preciosa y muy bien conservada. La enseña un nieto muy amable.

Óscar Pardo de la Salud. dijo...

Hola Interruptor, me alegro que te haya gustado, yo cuando la vi me quedé impresionado, y también de la propia historia de la misma.
Nuestro país siempre ha estado llenos de Quijotes...
Un saludo.

Marian dijo...

yo también he tenido la suerte de visitarla este fin de semana. No sabía nada de la historia de la casa y me ha dejado impresionada¡¡.Efectivamente un o de nuetros Quijotes de carne y hueso¡¡

Ignacio Jiménez dijo...

hola a todos, yo visite por primera vez la casa con el colegio cuando tenia 11 años, ahora tengo 45, la he visitado varias veces y me sigue sorprendiendo el coraje y de Lino. El sabado estuve en la casa con un compañero de trabajo de regreso de tarragona y se quedo de piedra.

Mikel dijo...

Hola.
Yo, las dos veces que he pasado por Alcolea del Pinar, de eso hace mas de veinte años, no pude dejar de visitar la casa de piedra del admirable Don Lino Bueno. Que férrea voluntad tendría este hombre para con 59 años ponerse a picar, vaciando un peñón, para construir una casa para su familia. Yo con mis 54 no me veo capaz ni de sujetar el pico. Para mí fue más que un Quijote, fue un héroe. Uno más de esos héroes anónimos cuyas obras, las más de las veces, quedan desconocidas y que en proporción a los medios utilizados son más dignas de admiración que las de muchos otros nombres famosos a quienes no han faltado medios.
Cuando lo visité, la hija de don Lino nos hizo notar unas humedades, que nunca había tenido la casa de piedra, aparecidas tras una obra que un vecino había realizado en la parte alta de la roca. Que Alcolea del Pinar no deje que se pierda ese monumento del esfuerzo y la constancia humanas.
Don Lino Bueno Utrilla, quede aquí mi admirado homenaje a su persona y su obra. Sus descendientes pueden sentirse orgullosos de lo que les legó un humilde peón caminero.
Un saludo a todos.
Mikel.

Luisa Espes dijo...

hola!!! que alegría me acabas de dar. yo estuve hace muchos años ( unos 30) con el colegio y me impresiono....pero cosas de la edad que te acuerdas de lo que has visto. pero se te olvida donde, solo me acordaba que estaba en la provincia de Guadalajara,pero del pueblo en concreto, no, así que muchas gracias! tengo una visita pendiente.

un saludo

Luisa Espes dijo...

Hola!!! Gracias por la información, no sabes que alegría cuando he leído este post.....hace ya unos cuantos años que vi esta casa, y la nombro mas de una vez,la conocí en un viaje del colegio que hicimos a Madrid desde la provincia de Teruel, y solo sabia que estaba en la provincia de Guadalajara.....pero del pueblo no me acordaba, asi que Gracias!! de nuevo, iré a verla otra vez.

un saludo