domingo, 23 de noviembre de 2014

El ejemplo de PEDRO LLORENTE ESCRIBANO. Poder es querer.




Amigos y amigas del blog, hoy nos os voy a hablar de ningún paraje, o pasaje histórico, hoy sólo quiero presentaros a un buen amigo, una persona que creo que merece de sobra tener una pequeña semblanza en este cajón de sastre blog, siendo para mí y para esta bitácora todo un honor.
Hoy os presento a uno de mis héroes, a Pedro Llorente Escribano:

 
Hace unos días, le dije a Pedro que me gustaría hacerle una seudo-entrevista para publicarle una reseña en el blog, y dicho y hecho, me recibió junto a su perro en su casa familiar en pleno barrio de Patraix.
Pedro estaba leyendo la prensa a través de internet, y escuchando rap, música que me cuenta le apasiona desde muy pequeño, siendo raro el día que no escucha algún acorde rapero.



De hecho me buscó varios vídeos por youtube, para que escuchase la letra reivindicativa de varias canciones. 


Pedro tiene ahora veinte años, y cuenta con total naturalidad e incluso le pone notas  de humor que antes de nacer hubo un problema entre el líquido amniótico de embrión donde se encontraba y su columna vertebral, teniendo como resultado la enfermedad de Espina Bífida; este hecho es el que le ha llevado a tener que moverse en una silla de ruedas, que debido a su activismo tiene que reparar cada dos por tres.
Me cuenta con ilusión como están transcurriendo sus primeros años en la Universidad; pues el año pasado empezó los estudios de doble grado de Derecho y Ciencias Políticas, obteniendo en el primer curso una media por encima de 7,5; le pregunto si estudia mucho, y me dice que lo justo, que sólo bajo presión en vísperas de los exámenes. Y ahí me habla de sus compañeros y compañeras de la Universidad, a los cuales adora por lo bien que se portan con él. “Me cuidan mucho, y con ellos voy de pubs e incluso a discotecas”.

 
Y es que ser amigo de Pedro no es difícil pues te aporta mucho más de lo que tú puedes aportarle a él.
Muchas veces me río con él, por su carácter cabezota cuando considera que lleva razón, y hablando de esto me cuenta un pasaje que tuvo en el colegio del barrio Concha Espina. “Era invierno y hacía mucho frío por lo que me puse un gorro…, este gorro tenía bordada una hoja de marihuana, y me llevaron al despacho del director porque yo no me lo quería quitar, aludiendo a que estaba haciendo apología de la marihuana…”. Nos reímos mientras me lo contaba, finalizando con un: “y por supuesto no me lo quité”.


A Pedro le brillan los ojos cuando me habla de su pareja, Claudia a la que conoció a través de una red social, y con la que pasa los fines de semana; manteniendo relación desde hace más de dos años.

 
Enseguida nuestra conversación torna hacia la situación política y social del país, y es que Pedro es un animal político, le encanta el arte del servicio público, y como su madre es un gran luchador por eso que muchos llamamos cambiar el mundo y hacerlo un lugar un poco más agradable para vivir.
La mamá de Pedro, Ángela Escribano es una mujer de rompe y rasga, siendo todo un referente en materia de Feminismo e Igualdad; con la cualidad además de saber explicar, ilusionar e involucrar a todo aquel/lla que está alrededor.

Ángela Escribano Martínez

Pedro se maneja muy bien por internet y las redes sociales, siendo por tanto conocedor de las diversas actividades reivindicativas y de acción política que se llevan a cabo a lo largo y ancho de la ciudad, así pues  cuando hay algo que considera justo defender, prepara su kit con megáfono incluido, y allá que se va. No siendo difícil verlo en manifestaciones en defensa de lo público, de la igualdad, contra el maltrato animal, o apostando por la república como modelo político de estado.

 
 
Su concienciación política le llevó hace unos meses a afiliarse al PSPV-PSOE, haciéndolo en la Agrupación de Abastos; cuando le pregunto por la opción de esta Agrupación me contesta: “porque tiene fama de roja y activista y yo soy rojo y activista”.

 

Y la verdad que ese activismo le ha llevado a no tener ningún problema de mandar cartas a todo mandatario o responsable que Pedro entendiese podía hacer algo por cambiar las cosas.
Así de esta manera escribió varias cartas a Rodríguez Zapatero, en donde entre otras cosas le decía “me gustaría seguir tus pasos y ser Presidente del Gobierno”; porque Pedro a la pregunta de ¿qué quieres ser de mayor? Te contesta que “Presidente del Gobierno”; pero no para tener coche oficial o vivir en la Moncloa, Pedro quiere ser Presidente para cambiar las cosas.

Carta de R. Zapatero a Pedro

Fotos de R.Zapatero y F. de la Vega dedicadas a Pedro

Su continuo hacer y su afán de no caer en la desazón por duras que vengan las cosas, lo han convertido en un militante reconocido, hasta el punto que no ha habido líder del PSOE que no haya hablado con él, o compartido algunas experiencias.

 
 
 

Pedro por ejemplo recuerda con gran entusiasmo, como Elena Valenciano, tras enterarse del gran trabajo de campaña que estaba haciendo Pedro en la ciudad de Valencia para las elecciones europeas, le pidiese que le acompañara a Madrid al cierre de campaña, compartiendo Pedro y su madre, toda una jornada electoral con Valenciano y Pérez Rubalcaba, el cual incluso le pidió a Pedro que revisara su discurso de cierre de campaña para ver que le parecía.

 
La verdad amigos/as es que conocer a Pedro es quererlo y admirarlo, pues no se puede hacer una cosa sin la otra.
 Y sobre todo es de admirar el gran ejemplo de lucha, dejando a un lado las barreras y las dificultades, mostrando esa máxima de que si se quiere se puede.

 
Termino este post, dando las gracias a personas como Pedro Llorente Escribano por darnos todos los días lecciones de ser y de vivir. FINEM. 




No hay comentarios: