martes, 20 de marzo de 2012

EL FUEGO PUSO FIN A LAS FALLAS 2012. (Polémica con el corcho blanco)


En la noche de San José y como mandan los cánones y la tradición se quemaron las casi 800 fallas que ocupaban cruces y plazas de la ciudad de Valencia; Tras unas fiestas falleras totalmente exitosas en participación, calidad monumental, engalanamientos de calles, alumbrado, etc…

Y todo esto para comentar lo que ayer muchos de los espectadores de la cremá de la Falla de Na Jordana hablaban, sobre el detrimento que ha conllevado la incorporación de nuevos materiales a la hora de elaborar el monumento fallero para la propia cremá.

Antaño la inmensa mayoría de fallas se elaboraban de cartón piedra, lo que proporcionaba a la hora de la cremá una combustión limpia, donde el fuego acariciaba el cartón, deshaciéndolo poco a poco, y donde incluso las llamas cogían la tonalidad de la pintura que quemaban.

Hace una década aproximadamente, los artistas falleros incorporaron en la elaboración de las fallas el corcho blanco, también conocido como poliestireno expandido; el cual tiene muchas ventajas con respecto a los usos tradicionales del cartón piedra; y es que es más ligero, lo que permite mayores volúmenes en los monumentos; es mucho más fácil de moldear, lo que conlleva la reducción de trabajo y por ende de costes en el monumento, y además es muy resistente a la humedad, en caso de que llueva.

Falla Almirante Cadarso - Conde Altea

Falla Convento de Jerusalem

Falla Plaza del Pilar

La contra es que la cremá ha perdido la belleza de antaño y se ha convertido en un sumidero de humo negro, desagradable y un tanto peligroso, donde el corcho se derrite y el monumento desaparece en apenas unos minutos.

Si hace viento, ese corcho derretido vuela metros y metros, pudiendo dejar a los espectadores tiznados de arriba abajo.

Cremá falla Linterna - Na Robella

Y el aspecto que toma el ambiente y el cielo de Valencia en los últimos años la noche de la cremá, es de todo menos saludable para la salud.

Columna humo negro cremá falla del Pilar

Por eso ayer éramos miles de valencianos los que decidimos ir a ver quemar la falla de Na Jordana, porque estaba construida en su mayor parte por madera al uso tradicional, con la técnica denominada de bareta, lo que conllevó a una preciosa y espectacular cremá donde se apreció el fuego de arriba abajo.

Cremá falla de Na Jordana

Dicho todo lo anterior, estoy de acuerdo con las propuestas hechas por PSOE y Compromís de que la falla municipal, la de la plaza del Ayuntamiento, ya que su cremá es vista por miles de personas, sobre todo debido a la retransmisión televisiva, debía de realizarse con los materiales tradicionales para poder disfrutar de una cremá limpia y nítida.

Así mismo estaría muy bien que cada falla expusiera a pie de monumento los materiales de los que está construida la misma, para así dar ideas y opción de que falla ver quemar.

Y a su vez que se instaurase algún galardón o premio para las Comisiones falleras que utilizasen estos materiales, menos contaminantes en su combustión y más costosos en su realización, como incentivo al uso de los mismos.

Cremá falla del Pilar

El debate sobre el tema está abierto hace años, sin de momento encontrar solución, así pues seguiremos hablando de fallas…

Falla Nou Campanar





















5 comentarios:

Eastriver dijo...

No tenía ni idea del corcho... y me parece que, la belleza de la construcción, se paga luego, cuando queda convertida en una masa informe que se ha quemado en poquísimo rato.

Nunca estuve en València por fallas. Mira que me gustó mucho la ciudad, fue una sorpresa y un descubrimiento. Pues en fallas, imagina... de impacto.

juan rafael dijo...

Para asegurarte una buena cremá, lo mejor es ir a una falla de barrio hecha por la comisión.
No es tan deslumbrante, pero sí más tradicional.

Buen reportaje.

Corpi dijo...

La crisis les toca a todos. Pero tranquilo, cualquier día saldrá un estudio de una universidad diciendo que ese humo es cancerígeno e igual vuelven otra vez al cartón.
Saludos

Anónimo dijo...

http://www.levante-emv.com/valencia/2012/03/21/contaminacion-atmosferica-multiplica-diez-durante-crema/891789.html

José Vte. dijo...

Coincido en gran parte contigo, creo que todos echamos de menos aquellas fallas de cartón piedra y lo bien y limpio que se quemaban.
Ese humo negro del que habñas, todos lo sufrimo y no gusta nada, afea mucho la cremá.

Me hubiera gustado mucho ver quemar la falla de Na Jordana, debió de ser impresionante ver quemar esa cabeza tan enorme y poderosa de madera.

Un abrazo