jueves, 26 de mayo de 2011

COMIENZA LA ÚLTIMA LEGISLATURA DEL PP EN LA GENERALITAT VALENCIANA


He dejado pasar unos días para expresar mi reflexión sobre el resultado de las elecciones municipales y autonómicas del pasado 22 de mayo.

La cosa está clara, la crisis la ha pagado el Partido que sustenta al Gobierno Central, en este caso el Partido Socialista.

El electorado Socialista, mayoritariamente se ha abstenido, ha votado a otras opciones de izquierdas y en una pequeña cuantía ha votado al Partido Popular.

Me parece verdaderamente injusto que el PSOE haya perdido Autonomías como Extremadura, Aragón o Castilla la Mancha, donde se había realizado un trabajo magnífico, y donde además había en marcha unas muy buenas políticas sociales.

Lo de la Comunidad Valenciana… es más difícil de entender; siempre digo que la ciudadanía no se equivoca, y que su decisión a la hora de votar siempre es la acertada, aunque a veces parezca existir una crisis de moralidad en el electorado, ya que es increíble que aunque el PP haya bajado, miles de valencianos hayan optado por la siglas de la gaviota con una candidatura repleta de imputados por presuntos casos de corrupción, y una nefasta gestión a sus espaldas.

Es verdad que el PP de Camps ha sido castigado y ha bajado en votos, lo que denota que el PP valenciano ha tocado techo y ya está de bajada, el problema es que la ley de D'Hondt y la alta barrera electoral del 5% a nivel autonómico le han concedido un escaño más.

El PSOE valenciano, ha sufrido el tsunami de la crisis que ha afectado al socialismo de todo el estado, y también ha perdido votos y representación. Lo positivo es que ese voto no se ha perdido, se ha ido a la izquierda, los resultados de Izquierda Unida, y sobre todo de Compromís han sido la gran sorpresa en estas elecciones autonómicas y municipales en el ámbito de la Comunidad Valenciana.

Os de decir que soy optimista con respecto al crecimiento de la izquierda y su representación en las instituciones valencianas; y de hecho creo que va a ser la última legislatura del PP en el Gobierno de la Generalitat Valenciana; argumento lo anterior: a día de hoy la situación económica y financiera a la que el PP ha abocado a las instituciones valencianas, hacen sumo complicado el gobierno de las mismas, los recortes y las pérdidas de prestaciones para los valencianos van a ser una realidad en breve ya que la Generalitat está totalmente en quiebra; esto seguro que generará indignación y descontento en la población.

Pero además en las Cortes Valencianas va a haber tres grupos, que seguro llevarán a cabo un oposición firme que pondrá entre las cuerdas a Camps y los suyos, sin hablar de los problemas con la justicia que en breve de nuevo van a acechar a la cúpula conservadora.

Y algo parecido va a ocurrir con Rita Barberá en el consistorio valenciano, la cual también ha tenido una importante pérdida de votos, y que está más acorralada que nunca con tres partidos en frente que van a fiscalizar y controlar su acción política.

Así pues, sólo nos queda seguir trabajando para que este tsunami conservador no cerciore los derechos y las prestaciones que a lo largo de tantos años hemos ido consiguiendo los ciudadanos.

3 comentarios:

El de la Ribera.... del Xúquer clar! dijo...

Además en cuanto haya un cambio en el gobierno central..... mucho tendrá que manipular C9 para tapar todo lo que ya no podrá decir aquello de: "Yo lo hago bien pero ZP no me deja..."

Un saludo

El Sapo dijo...

Soy algo más pesimista. En caso de que el PSOE se adjudique las generales, seguiríamos en lo mismo. Pero es que si gana Rajoy puede ser aún peor. Se puede poteniar al máximo ahora la "colaboración" con el Gobierno Central, o el factor de "ahora que tenemos al PP en los dos sitios, hay que guardarlo". No se olvide que se tarta de onvencer a un eletorado muy forofo, radicalizado por el cultivo constante del odio al rival, y la absoluta atonía y acriticidad de la prensa local. Si la ciudadanía no percibe ya los recortes en los servicios locales, no lo va a haer nunca. La inmensa mayoría de los ciudadanos no percibe esas carencias, como no percibe lo ridículo que resulta todo el episodio dela Copa América.
Eso sí, estoy seguro de que, para diciembre, Camps no será presidente. Bueno, seguro del todo, no.

Jose Vte. dijo...

Hola Oscar, ya quería haber hecho una entrada, reflexionando sobre la situación que han dejado los comicios pasados. De hecho llegué a escribir una entrada que no he publicado y probablemente no publicaré, dándole las gracias al amigo Paco en nombre de un gaviotero feliz, por todo lo que nos ha dejado de herencia..., y lo que te rondare.
Pero mira, se me han ido todas las ganas, es algo ya inevitable y lo único que se consigue es criar mala sangre.
Esto es lo que hay, gracias a los errores de unos, la manipulación de otros y el conformismo patológico de los valencianos en general.
Lo que si que voy a decir, y lo digo en serio, es que yo de ZP disolvía las Cortes y convocaba elecciones generales ahora, con la seguridad de perderlas.
Aguantando otro año más, que va a ser igual o mas de duro, solo se le pone la alfombra a Rajoy, que sin hacer nada de nada, está viendo pasar el cadaver de su enemigo por la puerta.
Si el PP gobernase, solo podríamos salir ganando los españolitos. Si como tanto dice tiene la varita mágica contra el paro y la crisis, todos saldremos beneficiados. Si por el contrario, lo único que va a traer son más recortes, para no conseguir nada, hasta que los motores europeos, nos arrastren, y eso aun tardará, quedará al descubierto como el manipulador y el falseador que es. El y el amigo Paco.

Un abrazo