miércoles, 31 de marzo de 2010

LOS REPRESENTANTES LEGALES Y LOS HONORÍFICOS

En todas ciudades, Comunidades Autónomas e incluso comarcas, además de los representantes legales y democráticos, existen representantes honoríficos, y eso mismo ocurre también tanto en la ciudad de Valencia como en la Comunidad Valenciana.
El problema es la legitimidad que tienen unos y otros para serlo; de los representantes democráticos la legitimidad no está discutida; puesto que con independencia de que nos gusten o no, la designación de los mismos ha sido por sufragio universal a través de las urnas.
Pero los representantes honoríficos los instauran los representantes legales de turno, y con ello muchas veces se puede decir que son de dudosa legitimación; y me explico: la ciudad de Valencia tiene como Alcalde de Honor a Francisco Franco, el Partido Popular y la conservadora Rita Barberá, se han opuesto en numerosas ocasiones a retirar este título al Dictador.

Lo mismo ocurre, salvando las diferencias con el ex ministro de Aznar, Jaume Matas, imputado por más de una decena de delitos de corrupción, y que la Generalitat Valenciana, sustentada por el PP, lo nombró Embajador de la Comunidad Valenciana.

En mi opinión ninguno de los dos personajes tienen la “legitimidad” suficiente, ni el honor de ostentar estas representaciones honoríficas.
A día de hoy el Partido Popular de la Comunidad Valenciana, con Francisco Camps al frente, ni la conservadora Rita Barberá, están por la labor de retirar esta representación honorífica.
Una posible solución es que los valencianos y valencianas les quitemos a ellos la representación legal, y supongo que la honorífica caería de forma inmediata.
Una vez más el Partido Popular de nuestra Comunidad, abochorna con sus actitudes a los valencianos.
Continuará…

4 comentarios:

severino el sordo dijo...

Como les van a retirar honores si lo tienen en la cabecera de la cama,son el ejemplo a seguir,saludos.

Antonio Rodriguez dijo...

Cuando un partido como P.P. sigue sin condenar la dictadura, se opone a la ley de la Memoria Histórica torpedeándola todo cuanto puede, es normal que siga manteniendo, donde gobierna, al dictador como alcalde honorífico y se niege a retirareliki esa distinción.
Como tu dices solo la actitud del pueblo valenciano puede hacer posible eliminar esta ignominía.
Salud, República y Socialismo

S. dijo...

He visto la foto de paco y me ha entrado de tó

Anónimo dijo...

Esto en Alemania es impensable, pues por ley queda prohibida la exaltación de elementos o hechos relativos al regimen nazi.

Por desgracia, nuestra Ley es excesivamente blanda, pues debería preveer penas para quienes la infrinjan independientemente del cargo que ocupen.

¿Qué diferencia hay entre tener calles, estatuas y títulos honorificos dedicados al regimen de Franco y Ben Laden?

¡¡Cualquier día esos señores dedican una calle a Ben Laden o a Al Qaeda!!

-Maulet-.