viernes, 2 de octubre de 2009

NO PODRÁN CON VALENCIA...

Camps de peregrinaje

Aparece en los medios de comunicación valencianos, que el Presidente de la Generalitat Valenciana Francisco Camps, ha visitado El Tribunal de las Aguas de Valencia, y posteriormente tras escuchar el Ángelus en la basílica, se ha dado un garbeo por los alrededores, atendiendo a ciudadanos que le daban besos, le felicitaban, y le decían “rezamos por ti, y no podrán con Valencia”.

Siempre me ha encantado la espontaneidad de la gente con los famosos, los políticos, la gente poderosa, etc…

Y lo de hoy analizándolo en tono jocoso, es de película de humor…

“Rezaremos por ti” ¿para qué? ¿Para que no lo metan en la cárcel, para que si lo meten le toque ventana, para que le regalen más trajes, para que le crezca el pelo? No sé muy bien, si es tan bueno, ¿por qué tienen que rezar por él?

“No podrán con Valencia” aquí aún se complica más la cosa, ¿a quién se refieren con eso? ¿A los que hacían la caja en dinero negro? ¿A las personas en situación de dependencia que no perciben las ayudas? ¿A los niños que estudian en barracones? ¿A los que están en una gigante lista de esperando ser intervenidos quirúrgicamente? ¿A los godos, a los bárbaros…?

Me gustaría que ese “no podrán con Valencia”, se refiriese a que no podrán con Valencia, aquellas personas que despilfarren el dinero de los valencianos; aquellas personas que no aplican medida alguna contra la crisis económica; aquellas personas que ante actitudes poco claras y presumiblemente delictivas, en vez de dar explicaciones, practican la demagogia barata; aquellas personas que ante una accidente de metro con 43 fallecidos, por tener pocas medidas de seguridad, no son capaces ni de recibir a sus familiares; aquellas personas, que permiten la degradación y la masiva especulación del territorio valenciano; y así un largo etcétera.

Desde luego que nada es para siempre, y estoy seguro, que estas gentes del Gobierno Valenciano NO PODRÁN CON VALENCIA.



8 comentarios:

severino el sordo dijo...

Es que piensan que Valencia,como España,como el poder es suya,esas son las gentes de la derecha no pueden concebir que existan gentes que piensen diferente,saludos Oscar.

Juanjo dijo...

Eso espero, que no puedan.

Un abrazo Óscar.

PROGRESSISME dijo...

Es difícil luchar contra la oscuridad más absoluta, contra los expertos demagogos y la mentira constante. AGUANTAREMOS JUNTOS.

ADMIRO ESTE BLOG

El Sapo dijo...

Macho has estado "sembrao". Nada que añadir. Bueno, sí: algo. Un visitante que me ha salido en el blog me pone el coro de fans que se hacía fotos con Camps como ejemplo de lo impepinable de la aceptación popular del MH. Sinceramente, permítaseme dudar del buen criterio de quien aclame así a un presidente, sea de la cuerda que sea...
"No podrán con Valencia"... sí, a mí también la frase me dejó helado.

Anónimo dijo...

Cuando los beatos, los despilfarradores, los corruptos, los incultos, los blaveros, los que callan ante la ley de dependencia, y un largo etc, dicen "No podrán con València" insultan a la gente de bien.
Yo también soy València, y no un mequetrefe como Camps, sus secuaces y sus simpatizantes.
Y por el bien de mi país, València, espero que la justicia y la sociedad se den cuenta y castiguen a esta gentuza, los cuales creen que somos sus siervos dentro de su cortijo.
Si esta chusma es València, deseo la destrucción de València por el bien de València.

-Maulet-.

El Sapo dijo...

Se me olvidaba: hay que colgar todas las fotos de Camps en las diversas romerías, y con los pies de foto de 9: "Units en el camí de la Fe" o "La fe d'un poble"

Anónimo dijo...

Recuerdo aquella frase del Rey Sol, el monarca francés más importante en la Europa del momento y personificación del absolutismo cuando dijo "el Estado soy yo".
Es lo mismo que identificarse Camps como València, al insinuar que al ser juzgado e investigado él, lo es València.
La reflexión de Camps es un ejemplo de falta de criterios democráticos y ante ello me reafirma a mí y a muchísima gente con la que he tenido contacto durante este tiempo en la creencia, firmeza y plena validez del espíritu del 14 de julio de 1789 o del 14 de abril de 1931.

-Maulet-.

BEATRIZ dijo...

Totalmente de acuerdo.