miércoles, 13 de mayo de 2009

LA COMUNIDAD VALENCIANA Y EL ESPERPENTO POLÍTICO.


«La sociedad necesita buenos profesionales –jueces, médicos, ingenieros- y por eso está ahí la Universidad con su enseñanza profesional. Pero necesita antes que eso y más que eso asegurar la capacidad en otro género de profesión: la de mandar.».
Esta expresión, la escribió Ortega en su famoso ensayo de 1930, titulado la Misión de la Universidad.
Así pues reflexionando sobre la idea anterior, me pregunto ¿no sería necesario que nuestros políticos hicieran algún curso, master o algo parecido que les enseñase unos mínimos de teoría política? Desde luego que no todos, es más casi es una minoría la que necesitaría hacer este curso…lo malo es que el político cafre cunde o cuenta por cinco buenos.
Y es que nuestra Comunidad como en tantas otras cosas (la más endeudada, la que mayor empleo destruye, la de menos camas por cada mil habitantes, etc…) es privilegiada en esperpentos políticos, tenemos al gran capo Carlos Fabra, que el solito está colapsando la administración de Justicia en Castellón, tenemos a la populista Rita Barberá, que con sus botes inducidos por sus propios Asesores desde bajo el balcón, bota y bota, dando verdaderos “tetazos” a todos los que la rodean, o al Presidente de la Diputación de Valencia, Alfoso Rus.


Este último alcanzó la alcaldía de la bella localidad de Xátiva allá por el año 1995, caracterizándose sus mandatos, por un enorme endeudamiento de la población, la puesta de techumbre a la plaza de toros, y de insultar y arremeter contra todo aquel que se atreviese a cuestionarle cualquier cosa.
Algunas perlas del dirigente popular son las siguientes: en 1998 Rus zanjó una petición de la Generalitat Catalana para exponer una valiosa pila islámica de Xátiva espetando: “ a los catalanes ni agua”.
Llamó “momia” a su contrincante político en las elecciones de 1995, “hijos de puta y más rojos que un pavo” a los músicos de Xátiva, o “burros” a sus propios votantes “porque les pongo cuatro farolas, o les digo que les voy a hacer una playa en Xátiva y se lo creen y me votan…”
Pero sobre todo su carácter populista y anti-intelectual, le ha llevado desde hace años y cada vez a más a un enorme enfrentamiento contra los profesores de la universidad en un principio, y ahora hacia toda la comunidad educativa, aludiendo que había que rematarlos.
Muchas fueron las voces del PSOE, las que pidieron disculpas, cuando en un debate interno, el alcalde de Getafe, Pedro Castro llamó “tonto de los cojones” a los votantes de derecha, incluso el mismo pidió disculpas.
En el caso del dirigente popular, nadie en su partido ha pedido disculpas por estas lamentables actuaciones, y mucho menos él.
Y es que se puede decir que ni los votos ni el dinero pulen, el Sr. Rus seguirá haciendo ostentación de su mala educación, de su ordinariez y de su gran no saber estar, al fin al cabo una buena representación del esperpento que tanto utilizó Valle Inclán.

1 comentario:

Javi dijo...

Rus, eixe "gran" home... quin respecte democràtic, quina bona educació...

Xe, un exemple de representant per a tots...