miércoles, 2 de julio de 2008

LOS VALENCIANOS ACOSTUMBRADOS A LAS CACICADAS.

Al igual que una persona maltratada de forma regular no se asombra, sobresalta o enfada por una nueva bofetada de la persona agresora, así nos está pasando a los valencianos, con los continuos ataques a principios democráticos que está practicando el Gobierno de Francisco Camps.
Desde el PP se practica la política de estás conmigo o contra mí; así pues a todas aquellas entidades sean con ánimo de lucro o no, que no le rindan pleitesía, se encuentran con un cierre total a todas las subvenciones pública posibles. Ya le pasó a “Diario de Valencia” que por ser crítico con las actitudes del PP, se vio abocado a echar el cerrojazo, ese mismo ahogamiento económico se está haciendo con otro diario “Valencia hui”, que en breve desaparecerá de los kioscos para subsistir solamente en soporte Internet. (En un año boicot a dos medios escritos).
Pero otra cosa que a mi juicio nos tendría que poner en alerta a todos los demócratas es lo que se ha hecho con la Sindicatura de Agravios, es decir el Defensor del Pueblo de la Comunidad Valenciana, donde el PP, haciendo burla a la Ley, (hecha la ley , hecha la trampa), ha modificado el Reglamento de la Sindicatura, para que el titular de este cargo sea el marido de una Consejera del Gobierno Valenciano; así pues el máximo órgano, de defensa de los derechos de los ciudadanos antes una mala praxis o inacción de las Administraciones Valencianas, está ostentado en su representación por un militante del PP y a su vez cónyuge de un miembro del Gobierno Valenciano.
Pero lo más asombroso es que los ciudadanos valencianos, ni nos inmutamos, puesto que la vemos como una cacicada más de este Gobierno Autonómico, la pregunta es ¿cuándo y cuál será la próxima? Continuará…

2 comentarios:

La Roca de Benet dijo...

Desde mi pequeño rincón grito EL PARTIDO POPULAR ESTÁ DESTROZANDO VALENCIA EN PROVECHO PROPIO. YO NO VOTO AL PARTIDO POPULAR.

Jaume Cortina Silvestre dijo...

Hola Oscar, es impresionante esa manera de hacer política de la derecha valenciana, lobos disfrazados con piel de cordero, déspotas disfrazados de demócratas... Lo malo de eso es la casi nula reacción de la sociedad valencina, que como tu dices parece que nos hayamos acostumbrado a las cacicadas PPopulares.
Ayer, el Conseller Blasco tvo la esfahatez de venir a la Pobla a inagurar una oficina municipal de atención al inmigrante (AMICS lo llaman), una oficina a cargo del departameno de servicios sociales sin ninguna ampliación de la plantilla ni ninguna partida presupuestaria epecífica, eso si, tienen un bonito cartel a la puerta en varios idiomas...
En fin... cacicadas, capañas de propaganda y cortinas de humo... cuándo despertaremos de esta pesadilla?
Un abrazo