viernes, 26 de agosto de 2016

MINUTO 85 el referente audivisual de la comarca de Molina de Aragón - Alto Tajo.



 

Muchas veces se dice que la juventud, no hace nada, que cada uno va a su bola, que no se implican con lo que les rodea, etc… siendo éste un mantra, con el que nos ha tocado vivir a las generaciones nacidas en los años ochenta, noventa, e incluso dos mil…; y que en algunas ocasiones puede ser una realidad, pero que como todas las generalidades, tiene un punto de injusticia; y un ejemplo de ello es lo que en el post de hoy os voy a contar.


Hará como unos quince meses, a través de Facebook, se puso en contacto conmigo, un chico que me dijo llamarse Carlos, me dijo ser de Molina, y que tenía un proyecto con un par de amigos de crear un medio de comunicación comunitario; es decir que cualquier persona pudiese participar para completar la información y el contenido del mismo, y que atañería a todo lo relativo a la comarca de Molina de Aragón; así pues nos dimos los teléfonos y conversamos en varias ocasiones.

 Mi colaboración se limitó a pasar enlaces de este cajón de sastre blog, en relación a cuestiones que tuviesen que ver con temas de Molina y sus pueblos.

 
El tiempo ha pasado y su pequeño proyecto inicial, es a día de hoy todo un referente en cuanto a información y la difusión de todo lo relativo a la comarca de Molina de Aragón.

 
Así pues, hace unos días, aprovechando las vacaciones estivales, tuve el inmenso placer de quedar con Juan José Herranz, Nacho Sandomil y al que ellos llaman Presidente Carlos Recuero; para que además de ponernos cara, hablar de sus proyectos, permitiéndome que en esta ocasión fuese yo, el que ejerciera de entrevistador.

 

 
Los tres viven de Molina durante todo el año, y tienen sus propios trabajos, por lo que al periódico digital, al que llamaron Minuto 85, le dedican el tiempo sobrante.

 

Carlos Recuero estudió Comunicación Audiovisual, Nacho Sandomil es Licenciado en Derecho, y Juan José Herranz estudió Magisterito Infantil y Administración de Sistemas.

 

Los tres derrochan ilusión a raudales, y ganas de hacer por esta tierra, que como decía Machado les duele ante la situación de despoblamiento y falta de oportunidades.

 

El periódico digital comenzó el 20 de julio del 2015; alcanzando un año después (agosto 2016) más de cien mil visitas.

 
Su primer reportaje fue dedicado a “la fresca”, una serie de actividades culturales que una Asociación molinesa organiza a comienzo de verano.

 

Y todos, todos los días dedican de su tiempo libre para rastrear las redes sociales, los tele tipos de las instituciones, preguntan e indagan…, para poder contar cuestiones sobre la comarca habitada más alta de España.

 
Les pregunté sobre la financiación, porque a día de hoy, Minuto 85 no reporta ningún beneficio económico a sus hacedores; me indicaron que venden unas camisetas al módico precio de 10 euros, y que ahora están pensando en ofrecer un espacio para que empresas y asociaciones puedan anunciarse en su web, y así al menos poder sufragar los aparatos y herramientas que utilizan para la elaboración del medio.

 
Me resultó curioso, y un poco casi indignante, que el Ayuntamiento de Molina, y la Diputación de Guadalajara, no tengan ninguna partida económica para apoyar proyectos como éstos, que no son otra cosa, sino un elemento dinamizador de la comarca…

Las visitas diarias a su página web, oscilan en torno a las cuatrocientas personas, teniendo días de mayor pico de entrada; al respecto pregunté sobre las noticias más visitadas, indicándome que fueron cuando se publicó el proyecto de la rehabilitación del Paseo de los Adarves (principal arteria de Molina), y también una noticia que contenía la polémica que hubo por las palabras de un Concejal del Ayuntamiento de Molina, con los peñistas en una reunión de ferias en agosto del 2015.
El periódico digital, cuya dirección para entrar es la siguiente http://minuto85.es/ se llama así, tras una deliberación y tormenta de ideas en cuanto a nombre y serigrafía de su holograma. 
 
Al final la idea se le ocurrió a Juan José, el número ochenta y cinco, viene a ser por el número de pueblos que a groso modo forman parte de la comarca del antiguo Señorío de Molina; y lo de minuto, como relativo a una información rápida del mismo.

Los colores también tienen un significado, el azul por el reflejo del cielo en las cristalinas aguas de los ríos de la comarca, y el verde en varias tonalidades, por el cromatismo de los distintos bosques que componen las cuatro sexmas comarcales.
 
Minuto 85 también tiene Facebook y Twiter, siendo estas sus respectivas direcciones:
El periódico se divide en secciones; las principales, es decir la de inicio e información, comprenden las últimas noticias, acontecimientos, ayudas, etc…; luego hay otra sección relativa a ocio, deporte, cultura, etc…

En la sección de nuestra tierra, es donde aparecen relatos relativos a historias, leyendas, etc… de estas tierras, y donde tengo el honor que cuelguen los post de este blog.

Otra relativa a Asociaciones, donde todo tipo de Asociaciones y entidades de la Comarca, dan publicidad a sus propias páginas web, teléfonos, actividades, etc…

 
Y por último, una sección denominada “Participa”, donde Carlos, Nacho y Juan José, invitan a la colaboración y participación.

Pero además con esa máxima de la imaginación al poder, en ciertas fechas y por efemérides especiales, crearon “doodles” que presidieran su medio de comunicación, como por ejemplo el día de la mujer, el día de la Paz Mundial, o el de los Derechos Humanos.

Y os decía al principio del post, que Juanjo, Nacho y Carlos, irradiaban ilusión y ganas, siendo ejemplo de ello, el hecho de que ya le están dando vueltas, a ampliar la comunicación comarcal, a través de un proyecto de radio.

Como molinés residente lejos del río Gallo, les agradecí que todos los días, me permitieran el lujo de acercarme hasta mi tierra, aunque sea por una ventana virtual; para poder comprobar que el paraíso sigue en el mundo. 

Y concluyo este post con alegría por el hecho de que después de cuatrocientos años de la muerte de Cervantes; siga habiendo Quijotes que, con la ilusión y las ganas como únicos baluartes, desafíen a los gigantes de la falta de financiación, de la ceguera política de algunos dirigentes,  la falta de colaboración, etc…; y que trabajen para demostrar que la comarca de Molina de Aragón existe, que tiene grandes cosas, y que desde luego tiene futuro.
Carlos, Nacho y Juanjo; muchas gracias; ánimo y a seguir trabajando tanto y tan bien, estoy seguro que el devenir os deparará grandes cosas. 

 

Acabamos la cita, brindando por Molina y su futuro, y el que escribe con un regalo de estos tres grandes, la camiseta de Minuto 85. FINEM




domingo, 31 de julio de 2016

PASEANDO POR LA VIEJA VALENCIA. El campanario más antiguo de Valencia, y el Cristo de Beirut.



Torre del Miguelete. Catedral de Valencia.

No es raro que cuando viajamos a otras ciudades, ante el dilema de ¿Cuándo volveremos por aquí?, pretendemos verlo todo, monumentos, museos, centros históricos, etc…; y que a su vez en el pueblo o ciudad donde vivimos ante el pensamiento de como lo tengo aquí ya lo veré, muchas veces mostramos menos interés; y de ahí que en ocasiones descubramos lugares y rincones de singular belleza, o conozcamos historias que desde luego desprenden gran interés y relevancia.

Cotorra del Mercado Central de Valencia.

Así pues y con esa máxima de conocer la ciudad; hoy os voy a hablar de una de las calles más antiguas de Valencia, se trata de la calle de El Salvador.

 

En la época de los romanos la ciudad importante a esta parte del Mediterráneo era Murviedro, la actual Sagunto, y capital de la comarca “Camp de Morvedre”, que viene de aquel topónimo. 


Mientras que en una isla fluvial del río Turia, surgió una pequeña ciudad de nombre “Valentia”, y que no es otra, sino la actual Valencia.

http://www.jdiezarnal.com

La Valencia romana se diseñó como todas las ciudades de esa cultura, con una plaza o ágora en medio, y salidas hacia los cuatro puntos cardinales del ágora de forma perpendicular.


Ese ágora, vendría a estar ubicada aproximadamente donde se encuentra hoy la plaza de la Virgen, y la Basílica de la Virgen de los Desamparados.
Plaza de la Virgen desde el Miguelete.
Y de estas calles que salían del ágora, podría ser perfectamente, la actual calle de El Salvador, que es del espacio geográfico del que os quiero contar.
Sin lugar a dudas estamos en una de las calles más antiguas de Valencia, ya que su trazado ya aparece en los planos de la Valencia romana del siglo I DC.
 
Pero además igual que ocurre con la plaza de la Virgen, pese a estar pegada al viejo cauce del río Turia, no sufrió los zarpazos de las riadas que han asolado la ciudad de Valencia a lo largo de su historia; tampoco en la del año 1957, que tantos daños personales y materiales profirió a la urbe, y es que la calle aunque prácticamente imperceptible, está en pendiente desde el Turia hacia el centro de la ciudad.

http://www.abc.es

Recomiendo el paseo por la calle desde la plaza de la Almoina, (plaza donde se encuentran los restos de las primeras edificaciones de la ciudad de Valencia), hacia el viejo cauce del Turia.

 
Así pues y nada más andar unos pocos metros, a mano derecha se observa como yergue esbelta y orgullosa la torre de la Iglesia de el Salvador, que además da nombre a la calle.

Se trata de una torre – campanario de origen románico, y que tiene el honor de ser el campanario más antiguo de Valencia; construyéndose en el siglo XIII; y manteniendo su estructura primitiva sin alteraciones posteriores; y permitiéndonos de esta manera contemplar cómo eran los campanarios de la ciudad de Valencia durante los siglos XIII a XVI.

 
 

Cuentan las crónicas que cuando proveniente de la comarca de los Serranos, y tras la gran portada de las Torres de Serrano, Valencia tenía una característica línea de cielo; debido al continuo rasgar del horizonte de las decenas de campanarios; de ahí que muchos la denominasen la ciudad de los campanarios.
http://2.bp.blogspot.com/
A lo largo de los siglos el entorno de la calle de El Salvador, fue zona preferida de residencia para las clases altas tanto de la sociedad romana, como musulmana.
De hecho, justo detrás de la iglesia de El Salvador, hay un solar donde aparecieron restos de una casa noble musulmana, solar por cierto que está en unas condiciones un tanto de descuido y desidia desde hace unos lustros, hecho éste que ha generado protestas vecinales.

http://fotos01.levante-emv.com

A lo largo de la calle se salpican las casas nobles, como los Palacios de los Romeu en el número 9 o del Barón de Cárcer, en el número 20; ambos erigidos en los albores del siglo XVIII.

 
Al final de la calle y tocando justo en frente del puente de la Trinidad (el más antiguo de los que quedan a día de hoy en la ciudad), se encontraba una puerta de la antigua muralla árabe, levantada en el siglo XI; esta puerta se llamaba “Bab al-Warraq” o lo que es lo mismo, la puerta de los escribanos; más tarde ya en el siglo XIII; se le llamó de los Catalanes, y luego de la Trinidad.
http://lh5.ggpht.com/
Y según cuentan las crónicas el Rey árabe de Valencia, al-Qadir, regaló en el año 1089 a su “amigo” y protector Rodrigo Díaz de Vivar (el Cid) un palacio; que parece ser se encontraba junto a esta puerta en lo que hoy soy son los números 29 y 31 de la calle.

Tras la muerte del de Vivar en 1099, doña Jimena (la viuda del Cid) ordenó incendiarlo, para que no fuese ocupado por los nuevos conquistadores islámicos, que tomaron de nuevo la ciudad bajo el nombre de Alá en el año 1102.
 
Posteriormente en ese palacete se construyeron unos baños palatinos; y ya en el siglo XIV la casa fue comprada por unos mercaderes de Gerona, que fundaron allí una cofradía abocada a San Narciso.
Pero la calidad de los tapiales del inmueble, lo hacían de gran valor, así que en 1582; el Hospital General de Valencia, lo alquiló a los cofrades de San Narciso, para convertirlo en un teatro; con cuya venta de entradas se financiaban los gastos de mantenimiento y conservación de las instalaciones hospitalarias.

 
En 1584, el Marqués de Moya la compró, y parte de la misma a partir del 1586, se utilizó como cárcel.
Posteriormente la compró el Marqués de Bucianos, un tal Pedro Valda, que la vendió a la ciudad, y fue utilizado como almacén.
El Ayuntamiento de la ciudad, en el siglo XVIII; volvió a convertirla en teatro de la ciudad, dejando su uso con la inauguración del nuevo y flamante Teatro Principal; y en 1885 fue derribada…

Así que con estos relatos podemos observar lo importante que ha sido esta calle a lo largo de la historia de la ciudad.
Y antes de acabar el post, aún tenemos que contar otra cosa, y es que no podemos abandonar esta singular calle, sin visitar la Iglesia que da nombre al vial, y que es la de El Salvador.

 
La historia de esta iglesia, viene totalmente ligada a la historia de Jaime I y a la conquista de Valencia por las huestes cristianas en 1238; así pues, un año después el Rey aragonés, regala a la Orden de los Caballeros de San Jorge una mezquita, en gratitud por su ayuda en la conquista de la ciudad; y éstos transforman esta mezquita en una iglesia que dedican a su patrón San Jorge.
 
Pero hacia el año 1250 a caballo entre la historia y la leyenda, cuentan las crónicas que desde la ciudad de Beirut (Líbano), cruzando el Mediterráneo, arribó flotando sobre las aguas del mar hasta la ciudad de Valencia, un Cristo crucificado…; pero no quedó varado en playa alguna, ya que éste flotó contra corriente río Turia hacia arriba, quedando encallado junto a las pilastras del puente de la Trinidad.

Interior Iglesia de el Salvador

Los cofrades de San Jorge, lo recogieron y colocaron en su iglesia que cambió de patrono, para denominarse de El Salvador, y desde entonces sigue presidiendo este gran templo, siendo una talla románica del siglo XIII de inefable belleza, y que los historiadores especulan sobre el hecho, de que pueda tratarse de la talla colocada en un barco que hubiese naufragado en las costas valencianas, ya que la parte trasera del Cristo, tiene una gran oquedad, que pudo servir para encajar la imagen en la proa de un navío.

Cristo de Beirut

Fuera como fuese, lo que está claro es que cuando podemos pasear y no solamente pasar por nuestras calles y plazas, cuantas son las cosas buenas que nos sorprenden.

 
Espero que os haya gustado el paseo, haremos más. FINEM.