sábado, 28 de marzo de 2015

HISTORIA DE LA MANO IZQUIERDA DE SANTA TERESA DE JESÚS "la mano viajera"



Ávila
Hace unos meses casi por casualidad llegó hasta mis manos un libro, escrito por el que había sido monaguillo en el Palacio de El Pardo, en los tiempos del dictador Franco, el título es “La vida privada de Franco: Confesiones del monaguillo del Palacio de El Pardo” de Juan Cobos Arévalo; y entre otras muchas cosas, se hacía continua mención al fervor y devoción casi obsesiva que el Dictador sentía por una reliquia, y que no era otra cosa sino la mano izquierda de Santa Teresa de Jesús.

 
https://xaviercasals.files.wordpress.com/2010/03/ss-ee-y-juan-cobos-arevalo1.
Así que intrigado por saber de dónde venía esta reliquia hice algunas averiguaciones que a continuación os relato:
Teresa Sánchez de Cepeda y Ahumada que era su verdadero  nombre nació en Ávila el 28 de marzo de 1515, y murió el 4 de octubre de  1582 en Alba de Tormes (Salamanca).

Santa Teresa de Jesús
Teresa de Ávila fue enterrada al día siguiente de su muerte…, el 15 de octubre de 1582; seguramente diréis ya se ha liado Óscar escribiendo el relato…; pues no estimados lectores, lo que ocurre es que Teresa de Ávila, falleció el mismo día en el que el mundo Católico adoptaba el calendario Gregoriano; por lo que desde el 4 de octubre del 1582 al 15 de octubre del mismo año, no ocurrió nada ni en España, ni en Italia, ni en Portugal; por orden del Papa Gregorio XIII, en base a estudios varios, se borraron nueve  días de un plumazo; cambiando el calendario Juliano (que lo había instaurado Julio César en el 46 AC.) por el Gregoriano, dando lugar al calendario actual.
Calendario Gregoriano, octubre 1582

Y analizando el tema surge otra pregunta, si murió el 4 de octubre, ¿por qué su festividad se celebra el 15 de octubre?; pues bien la explicación es muy sencilla, porque el día 4 de octubre ya estaba “pillado”, se celebra la festividad de San Francisco de Asís…; normalmente la festividad de los Santos se celebra el día de su “nacimiento a la vida eterna”, es decir el día de su muerte, pero en esta ocasión la Iglesia decidió el cambio en la festividad de Santa Teresa para no acumular santos importantes el mismo día.
San Francisco de Asís
Pero aquí no acabaron las curiosidades en torno a la Santa,  a los nueve meses de ser enterrada en Alba de Tormes, la localidad donde murió, la orden de los Carmelitas, decidió hacer negocio de la devoción, fervor y admiración que Teresa de Jesús despertaba en la población, y como si de un episodio del cine gore se tratase, bajo la excusa del reconocimiento de los restos, la desenterraron, y comenzaron a trocear su cuerpo, para de forma indecente hacer un negocio de reliquias, que han llevado que en la tumba de la Santa apenas quede nada, ya que fue desmembrada de forma tal, que su reliquias están repartidas por todo el mundo…; manos, pies, ojos, corazón,  clavícula, trozos de la piel, costillas e incluso muelas fueron desmembradas y repartidas por toda la cristiandad…

Pié de Santa Teresa
 
Corazón de Santa Teresa
Una curiosidad con respecto al sepulcro de la Santa, es que está cerrado bajo nueve llaves, que como sus restos también están repartidas; tres las tiene el confesor de las religiosas del Convento, otras tres las  tienen las religiosas del Convento, y las tres restantes, la casa de Alba).

 
Sepulcro de Santa Teresa

Pues bien como os decía, bajo la excusa del reconocimiento de los restos, comenzó la partición… y lo asombroso del tema es que el hacedor de todo aquello fuese el mayor discípulo de Teresa de Jesús en vida, el Padre carmelita  Jerónimo Gracián Dantisco.

Jerónimo Gracián

Como os he comentado, su cuerpo fue desmembrado y repartido por medio planeta, pero en este post, vamos a centrarnos en el periplo de su mano izquierda, que como veréis su historia tampoco ha tenido desperdicio;  el discípulo de la Santa, el Padre Gracián, la cortó para enviarla al Convento Carmelita de San José de Ávila; y ya que el hombre estaba con las herramientas, cortó el dedo meñique de esa mano, para su propio consumo de devoción…; por lo que la famosa mano de la que estamos hablando, salió de Alba de Tormes con cuatro dedos.

Reliquia con la mano de Santa Teresa

A los años, los Carmelitas de Ávila regalaron la mano al Convento Carmelita de Lisboa, dedicado a San Alberto; y allá que se fue la mano; luego éstas la regalaron a las Hermanas Carmelitas de Olivais en la ciudad de Coimbra también en Portugal.

Lisboa

En 1910 se produce una Revolución en Portugal,  se instaura la República, y además de la expulsión del Rey, a las órdenes religiosas se les empieza a poner el panorama un tanto complicado, por lo que las Carmelitas de Olivais abandonan e país luso, con la famosa mano en la maleta… Y tras recorrer medio España, se instalan en el Convento Carmelita de la Merced de la ciudad de Ronda (Málaga); allí las acogen con gran agrado porque la mano de Santa Teresa era una reliquia de gran valor e importancia.

Convento Carmelita de Ronda

Allí descansó su continuo peregrinar la mano de la Santa, hasta que llegó la Guerra Civil tras el golpe de estado del 18 de julio de 1936; con la contienda comenzó el destrozo y quema de edificios religiosos, del que no se escapó el mencionado convento carmelita rondeño, así pues soldados del bando republicano saquearon el Convento de la Merced, y entre otras cosas se llevaron la mano de Santa Teresa, comenzando de nuevo un periplo viajero…

El encargado de aquella sustracción fue el Coronel Republicano José Villalba Rubio; al cual el 1 de febrero de 1937  fue nombrado jefe del Ejército del Sur; cuando la ofensiva franquista llega a la ciudad de Málaga, el Coronel Villalba se ve sobrepasado, y huye de la ciudad, pese a las órdenes del Ministerio de la Guerra de aguantar…; en esa huida olvidó entre sus pertenencias el relicario con la mano de la Santa.

José Villalba Rubio

Los golpistas franquistas la encuentran  y entusiasmados con el hallazgo, la trasladan a una exposición que se instaló en la ciudad de Valladolid, sobre objetos religiosos recuperados. 

Valladolid

Pero allí duró poco, ya que en cuanto Franco se enteró del hecho la pidió; llevándosela a su Cuartel General en la ciudad de Burgos.

Burgos

Las Carmelitas de Ronda pidieron a Franco que les devolviera la mano, pero éste hizo caso omiso a sus peticiones, aludiendo a que la mano no se perdía, sino que acompañaba al Caudillo, para la correcta guía de la llevanza y gobierno de la  Patria.  Y así pasó la mano cuarenta años, junto al Dictador… 

La mano de Teresa de Ávila acompañaba a Franco a todos los lados… la tenía en una vitrina en su habitación, la trasladaba a su despacho, se la llevaba en los viajes oficiales, en las vacaciones, y hasta dicen los historiadores que cuando el Dictador firmaba sentencias de muerte, con una mano firmaba, y con la otra tocaba el relicario… 

Palacio del El Pardo

La mano estuvo incluso en el Hospital de la Paz de Madrid, en aquel  frío noviembre del 1975, hasta que el dictador falleció…
Franco había conseguido una dispensa del Vaticano para conservar la mano de la Santa en su poder, dispensa que tenía caducidad, que no era otra sino la muerte del propio poseedor; así pues en enero de 1976, la mano fue entregada de nuevo al Convento de las Carmelitas de Ronda.
El relicario que es de plata, con joyas incrustadas y que data del siglo XVII, tuvo una transformación en la época franquista, ya que el dictador mandó colocar en la base de la misma (en la muñeca), la Cruz laureada de San Fernando, que le había sido concedida a el 19 de mayo de 1939, nada más acabar la Guerra Civil, con el denominado desfile de la Victoria por la Castellana de Madrid.
 
Desfile de la victoria mayo 1939, concesión de la medalla.
 
Reliquia con la Cruz laureada de San Fernando.
 Y esta es a grandes rasgos la historia de la mano más viajera de Santa Teresa. FINEM


3 comentarios:

canela988 dijo...

Buenos días Óscar, hace tiempo que no paso por tu blog y hoy que tengo un poco más de lo habitual me he dedicado hacer visitas a los blog que aprecio y me gustan así amigo esta entrada me ha encantado tanto por su contenido como originalidad. Espero que te acuerdes de mí por el nombre del blog Guadalajara paso a paso aunque este lo tengo de momento (un poco aparcado que no olvidado) ya que mis visitas a esta tierra están de momento ralentizadas por temas familiares. Mi otro blog Imágenes png y mucho más no sé si lo has visitado, este si lo tengo activo y espero tu visita amigo. La entrada el comparto en Google+ para darle difusión espero que no te moleste.
Un cordial saludo y feliz Semana Santa.

Óscar Pardo de la Salud. dijo...

Canala988 que alegría saber de tí, por su puesto que paseo por tus blogs.
Muchas gracias por tus palabras, y a ver si algún día coincidimos por las tierras de Guadalajara.
Un beso grande ;)

guiomar dijo...

Me ha parecido muy interesante. Hay varias cosas que no conocía.
estoy haciendo un trabajo sobre los cuadros y esculturas de santa Teresa pero no están los nombres de los artistas, ni las fechas de su realización.
¿serías tan amable de decirme dónde podría Indagar?
Gracias de antemano.