sábado, 18 de octubre de 2014

JAPÓN. Un apellido original en España, abundante en la provincia de Sevilla.



 
Japón
Hace unos días en una típica cena de amigos en la que se habla de todo, entre otras cosas salió la temática futbolística, y con ella el nombre de un árbitro de nombre José Japón Sevilla…

El apellido Japón, singularmente original en nuestro país, fue el segundo tema de conversación tras dejar el fútbol, observándose esa letanía que dice, que para entender el presente hay que conocer el pasado…

Pues bien dicho y hecho, y en base a lo anterior he realizado alguna investigación para ver de dónde provenía el tal original apellido.
Parece ser que allá por el siglo XVII ( octubre del año 1614),  un gran barco dirigido por un samurái de nombre Hasekura Tsunenega surcó los mares desde tierras niponas en dirección a Roma, con la intencionalidad de que el Papa Pablo V, otorgase apoyo religioso y político a los japoneses cristianos.

Papa Pablo V

Durante este viaje decidieron hacer un alto y escala en el puerto fluvial del Gualdalquivir, en la localidad sevillana de Coria del Río.





La expedición fue recibida con gran reverencia y regocijo por las autoridades civiles y políticas, tanto de Coria como de la misma Sevilla; ciudad a que se trasladó el capitán de la expedición, el samurái  Hasekura para ser recibido por el Rey Felipe III.

Samurái Hasekura


Felipe III

Mientras sus compañeros de  expedición visitaron la ciudad de Coria, conociendo de primera mano, los encantos de Andalucía y de la andaluzas…; este hecho y el temor  a las persecuciones al cristianismo que se estaban sucediendo en tierras japonesas, conllevaron a que muchos de estos expedicionarios decidieran quedarse por tierras sevillanas, para además de disfrutar de la luz y el clima de Andalucía, poder procesar su religión con total libertad.

http://www.gazpachu.com

A los pocos meses el mestizaje entre españoles y nipones ya era una realidad, concediéndoles a los hijos un apellido entendible  y pronunciable en el idioma de Cervantes, pensando que el mejor apellido sería el del lugar de procedencia de los padres, Japón; dejando constancia de ello las anotaciones bautismales de las diversas iglesias de Coria del Río.


Hoy cuatro siglos después, se cuentan por cientos los sevillanos con el apellido Japón, habiendo pasado éste por quince generaciones de andaluces desde aquel 1614 hasta nuestros días.


Seguro que de aquel mestizaje han venido muchas cosas buenas, porque desde luego la multiculturalidad es una de las mejores cosas que le puede pasar a un pueblo. FINEM