viernes, 1 de agosto de 2014

Y CON AGOSTO LLEGAN LAS CABAÑUELAS.



 

Con la arribada del mes de agosto llegan muchas cosas, las vacaciones, las fiestas de los pueblos, el reencuentro con la familia, los amigos, las comilonas, los baños, los cortes de digestión…

En la veguilla del río Bohílgues
Y a la vez llega uno de los métodos más antiguos para pronosticar  el tiempo que hará a lo largo del año; y es que con la arribada del mes de agosto llegan las denominadas cabañuelas.
Hace ya varios lustros, estaba acompañando a mi tío Miguel, por las viñas que cultiva y recolecta en  el conquense pueblo de Minglanilla, faltaban apenas unos días para comenzar la vendimia y el parte meteorológico había anunciado fuertes tormentas por la zona. 

Con mis tíos de Minglanilla. (a los que adoro)
Yendo hacia una partida rural que llaman “la cobatilla” nos encontramos con un amigo de mi tío, que al igual que me tío se dedicaba a la agricultura, éste nos dijo: “las cabañuelas anunciaron un mes de septiembre fresco y húmedo, y así ha empezado…”; la cosa es que al poco cayó un fuerte aguacero, que por fortuna no venía acompañado de granizo.

Minglanilla (Cuenca)
  

Era la primera vez que había oído la palabra cabañuela; le pregunté a mi tío sobre qué era eso de las cabañuelas y éste raudo me explicó qué se trataba de una muy  antigua forma de predecir el tiempo en base a observar los elementos naturales y el tiempo de los primeros veinticuatro días del mes de agosto.

Por el Alto Tajo

Parece ser que el término cabañuela, ha derivado de una festividad judía en la que se conmemoraban los cien años que el pueblo judaico había estado vagando por el desierto del Sinaí, en busca de la tierra prometida…
La medición de las cabañuelas es simple; según esta tradición y costumbre, el tiempo que haga a lo largo de los veinticuatro primeros días de agosto marcará la previsión meteorológica que hará en  los próximos doce meses.

Campos cultivados Minglanilla (Cuenca)

Se hace una ida y un retorno, por lo que para cada pronóstico mensual se tendrá en cuenta dos días del mes de agosto; así y por lo tanto se mide de la siguiente manera:


Cabañuelas de Ida
Cabañuelas de Retorno
Día de Agosto
Mes que representa
Día de Agosto
Mes que representa
1
Agosto
13
Julio
2
Septiembre
14
Junio
3
Octubre
15
Mayo
4
Noviembre
16
Abril
5
Diciembre
17
Marzo
6
Enero
18
Febrero
7
Febrero
19
Enero
8
Marzo
20
Diciembre
9
Abril
21
Noviembre
10
Mayo
22
Octubre
11
Junio
23
Septiembre
12
Julio
24

Agosto

Así pues para saber cómo será el estado meteorológico por ejemplo el próximo mes de  marzo, habría que observar los días 8 y 17 del presente agosto; y hacer un promedio con los datos obtenidos; si en esos días llueve o hace viento, estarían anunciando según esta práctica un mes de marzo ventoso y húmedo.
Manzana esperiega Rincón de Ademuz

Pregunté a mi tío sobre el terreno que  abarcaba cada una de estas prediciones, y ahí mi tío no supo explicarme, por lo que leyendo sobre el tema  conocí los relatos de uno de los mayores expertos en cabañuelas de nuestro país, Alfonso Cuenca natural del pueblo de Quesada en Jaén, el cual tiene un blog dónde enuncia la climatología que prevé en virtud a esas cabañuelas (http://alfonso-cuenca.blogspot.com.es/); y decía Alfonso Cuenca en un artículo periodístico que las previsiones abarcan un radio aproximado de 250 ó 300 kilómetros desde el lugar donde se realiza la observación. Y alude también Cuenca, que para un correcto análisis es necesario una observancia pormenorizada de todos los elementos que proporciona la naturaleza, como las nubes, los cielos, las plantas, el comportamiento de los animales, etc…
Los molares Torrebaja (Valencia)
Torrebaja

La cuestión que todas estas cosas tan alejadas de la ciencia, aunque en cierta manera tan apegadas, pues la observancia de los elementos, no deja de ser una ciencia y un estudio, pese a la arribada de internet, las nuevas tecnologías y los grandes medios de predicción, se siguen utilizando en las zonas rurales, y sobre todo por los hombres del campo, para intentar saber qué futuro depara  el clima a sus cultivos y cosechas.

Orihuela del Tremedal
A la pregunta sobre su exactitud o no, me gusta pensar que algo de cierto tenga, pero también me preocupa que todo se trata de un gran bulo, como el tan extendido con respecto a los frutos de vaina, guisantes o judías aludiendo a que en los años bisiestos éstos nacen al revés dentro del fruto… ¿cómo va a saber un haba si un año es bisiesto o no? 

 
Cierto o no, la cosa es que hoy 1 de agosto además de como os decía el principio, las vacaciones para mucha gente, comienzan los días de las cabañuelas; estaremos atentos al tiempo.
Feliz agosto.  “FINEM”


Molina de Aragón