viernes, 14 de diciembre de 2012

LA SIBERIA ESPAÑOLA Y SUS ESTUDIOSOS.





En este blog un tanto cajón desastre por la diversidad de las temáticas que trato, siempre ha habido un hueco para todas aquellas personas que de forma voluntariosa, altruista, aportando de su bolsillo y con el único afán de hacer algo por su pueblo, tierra, gentes, etc…dedican esfuerzo y trabajo a una finalidad concreta; en este caso quiero hablaros de un señor oriundo de Torremocha del Jiloca en la provincia de Teruel; al cual no tengo el placer de conocerle en persona, pero que desde hace tiempo sigo, a través su bitácora dedicada a la astronomía, el clima, etc… ya que ambas cuestiones son dos de mis grandes pasiones. 
El blog en cuestión se denomina www.estrellasyborrascas.com; y el autor es el señor don Vicente Aupí.

 
 Vicente Aupí
Aupí lleva varias décadas observando y fotografiando el cielo desde el alto y ancho valle del Jiloca, e incluso allá por el año 1985 creó el observatorio de Torremocha del Jiloca, que funciona de forma precisa, otorgando los datos de la serie climatológica desde entonces hasta hoy.
En plena “Siberia peninsular”, Aupí ha estudiado con ahínco las condiciones climatológicas de ese triángulo imaginario que forman las parameras y cordilleras que se comprenden entre las poblaciones de Molina de Aragón, Calamocha y Teruel. 

 
 Nieve en las parameras de Molina
Y es que este triángulo supone lo que se denomina “el polo ibérico”, ya que es la zona habitada donde se han registrado las temperaturas más bajas, o incluso la mayor alternancia térmica entre mínimas y máximas.
Hace unas semanas Aupí escribía un artículo referido al más que probable cierre del observatorio meteorológico de Molina de Aragón (Guadalajara), o al menos la eliminación de la plaza de observador.

 
 Nacional 211 enero 2009 inmediaciones de Molina
 Aupí hacía mención a esta cuestión con cierta tristeza y desazón; sensación que comparto por muchos motivos.
Los que somos oriundos de Molina y comarca, sentimos cierto engreimiento proceder  de una de las zonas más frías del país, porque a todos nos da cierto orgullo día sí y día también ver la nomenclatura de nuestro pueblo en los partes meteorológicos, noticias, etc…, o cuando te presentas a alguien como natural de esta zona, comprobar que de inmediato lo conocen e identifican por esta cuestión. 
 
 Mi cuñada Tere Escobar y yo sobre el río Tajo Helado a su paso pore el Puente de San Pedro
Si bien es cierto que en muchas ocasiones se exagera, y que incluso los hosteleros se enfadan, ya que parece que Molina sea  un pueblo de la Antártida…
 Espacio del tiempo de TVE
Pero pese a lo anterior la realidad es que por su altitud,  latitud, orografía y la disposición de valles y cordilleras, las temperaturas que se registran, hacen del observatorio de Molina uno de los más destacados y claves para el estudio de todo el país.
 
 Observatorio meterológico de Molina de Aragón
Así pues la noticia que anunciaba Aupí en su artículo, suponía a mi juicio, una muy mala efeméride para el pueblo de Molina, pero también para la ciencia y estudio del clima en la Península Ibérica.
El observatorio de Molina de Aragón, se hizo al igual que el de Calamocha allá por los años 40 del pasado siglo, para obtener los datos climatológicos de lo que se denomina pasillo aéreo europeo, ya que por ahí pasan las líneas de aviación desde Madrid hacia Zaragoza, Barcelona, y hacia el resto del continente Europeo. Antes y en plena contienda civil, allá por el año 1937, el Ejército del Aire había trasladado hasta Molina a un grupo de observadores meteorológicos para ayudar desde tierra tanto a la aviación militar como a la comercial.
 
Desde entonces  y hasta hoy  varias han sido las personas, que más por vocación y voluntariedad que por asignación económica, se han encargado del cuidado, mantenimiento del aparato e instrumental meteorológico, así como de los análisis y publicación de los datos que se han ido dando.
Personas como José Antonio Martín Corral, Juan José Martín Vega o David Momblona (seguro que me dejo a alguien más…), que desde luego los molineses tenemos que estarles muy agradecidos por su trabajo y esfuerzo, y por supuesto también los estudiosos del clima, ya que sus datos han sido y son fundamentales para observar la evolución o no entre otras cosas de eso que llamamos cambio climático.
La seriedad y el cariño con el que se ha trabajado en este observatorio han hecho que cuente con una excelente serie de registros sin interrupción. Hay un archivo minucioso con toda clase de datos, sin una sola laguna ni diaria ni horaria desde el 1 de enero de 1947.
 

En diciembre de 1963, se registraron en Molina -28,5 grados centígrados, y a lo largo de varios días las temperaturas fueron parecidas, esta efeméride hizo que Televisión Española  bajo la batuta de Alfredo Amestoy, dedicara un programa sobre Molina de Aragón; y aprovechando que el Gallo pasa bajo su puente románico, hablar del clima y de la música pop local del momento.

 
A día de hoy el Gobierno de España no prevé plaza de observador para el puesto de Molina de Aragón, por lo que es muy probable, que esa eficiencia y esa eficacia en breve pasen a mejor vida… porque desde luego una máquina automática nunca podrá sustituir a una persona, y menos a personas como las anteriormente nombradas, que han puesto empeño, cariño y entusiasmo en su trabajo.

 
 Río Gallo a su paso por Molina en una fría mañana de invierno
Ojala el Gobierno se replantee esta cuestión, porque de no ser así es una muy mala noticia para el estudio y la ciencia del clima.
Por último acabo este post, agradeciendo y felicitando a Vicente Aupí por su labor de estudio y divulgación científica.
 

 Por último deciros que como me gusta comprobar que en este mundo tan complicado sigua habiendo personas que se mueven por valores como el conocimiento, pese a que eso no le rente ni un solo euro.


.

2 comentarios:

canela988 dijo...

Hola Oscar, nada más he visto tu última entrada me he sorprendido no tenía ni idea de tal hecho y realmente me parece entristecedor ya que como bien dices a Molina se la conoce por el parte meteorológico de la uno de TVE. Sobre tú cajón de sastre me parece encantador esa miscelánea de temas lo hace más enriquecedor e interesante. Sobre este buen señor lo siento por él ya que dejar un trabajo aunque sea no remunerado, cuesta bastante dejar de hacer esa rutina y si encima te gusta mucho más.
Como siempre un placer pasar tu blog recibe un cordial saludo desde BCN.

Anónimo dijo...

Hola Óscar,

gracias por ponerse en contacto con nosotros. Teníamos constancia de la noticia. Ya es mala la noticia de una perdida de un lugar de trabajo y más si encima afecta a "nuestro mundo de la meteorología". Confiemos que el a pesar de que no haya un observador in situ se siga registrando los datos meteorológicos de Molina de Aragón, una zona de gran interés meteorológico y climático.

Atentamente
Albert Barniol (El Tiempo TVE)