lunes, 5 de noviembre de 2012

DIMISIONES PÚBLICAS SIN RESPONSABILIDADES POLÍTICAS...





El pasado día 3 de noviembre y como todos los días 3 de cada mes, de nuevo las víctimas del metro se concentraron a las puertas de la catedral de Valencia, para seguir exigiendo el esclarecimiento y las cuestiones que todavía están en el aire, en torno al trágico accidente ocurrido en la línea 1 de metro Valencia el 3 de julio de 2006.
 
En esta concentración se respiraba un ambiente entre alivio e indignación; alivio por la reciente dimisión de la que ha sido gerente de Ferrocarriles de la Generalitat durante los últimos nueve años Marisa Gracia; indignación porque esta señora se ha ido del cargo sin haber respondido de las graves cuestiones de las que era responsable; y habiendo demostrado en infinidad de ocasiones que no era digna de ostentar el cargo que ocupaba.
Gracia dimite en el momento que hay abierta una investigación por parte de la fiscalía, por la presunta falsificación de documentos, para de esta manera favorecer a ciertas empresas, y ocultar los datos que pudiesen demostrar que el accidente del metro que quitó la vida a 43 personas podía haberse evitado con unas políticas de seguridad y mantenimiento mínimas.
 
 Marisa Gracia y titular de prensa
Una gestión que queda manchada por la ocultación por más de cinco años de los resultados otorgados por unas empresas consultoras en medidas de riesgos laborales y que decían que en metro Valencia bajo la gestión y supervisión de esta señora se estaban incumpliendo las medidas más elementales y básicas en prevención de riesgos laborales, estos informes fueron ocultados incluso a los sindicatos, para evitar que éstos exigiesen mejoras en materia de seguridad, etc…
Marisa Gracia, esta gran gestora y gerente… ocultó que el convoy que descarriló el 3 de julio, ya había sufrido dos accidentes previos, y no sólo lo ocultó sino que mintió cuando en la Comisión de Investigación de las Cortes Valencianas, dijo que:  “no ha tenido descarrilamientos previos ”; cuando ya había tenido dos.
De igual manera esta señora contrató a una empresa cuya única finalidad y función era asesorar e indicar a los trabajadores de Ferrocarriles de la Generalitat, de como debían contestar y actuar en la Comisión de Investigación para reorientar la misma a que el accidente del metro de 3 de julio, era causa del exceso de velocidad y que el mismo había sido inevitable, incluso aunque se hubiesen colocado balizas reductoras u otras medidas de seguridad alternativas…; como se decía en un documento encontrado hace poco, la empresa contratada tenía que instruir a los técnicos y trabajadores de Ferrocarriles de la Generalitat, para que en sus respuestas :  “trasmitieran a los miembros de la Comisión, que lo ocurrido ha sido un accidente, cuya causa ha sido el exceso de velocidad y que este exceso de velocidad no pude ser atribuido a ninguna deficiencia técnica, ni a ninguna dejación de responsabilidades, ni a ningún incumplimiento de acuerdos”.
 
 Comisión de Investigación Cortes Valencinas
Ante la dimisión repentina de Gracia, la Consellera del ramo, Isabel Bonig, sólo ha tenido palabras de agradecimiento y alabanzas hacia su gestión… Si Bonig considera que mentir y manipular con 43 fallecidos y 47 heridos es una buena gestión, tal vez  quiera decir que ella tampoco sea apta para el cargo que tiene y que también debiera de presentar su dimisión por incapacidad manifiesta para la gestión pública.
 
 Isabel Bonig
Pese a todas estas contrariedades, manipulaciones y todo sea dicho de paso grandes maldades, las víctimas del metro seguirán luchando y trabajando, para que acontecimientos como los ocurridos nunca más se vuelvan a dar, y seguirán exigiendo una  investigación real e independiente del accidente pidiendo que se asuman las responsabilidades pertinentes; y junto a ellos miles de valencianos. Yo también.

                                          

2 comentarios:

José Vte. dijo...

Ya es momento de purgar responsabilidaes. Aquí en esta comunidad todo queda impune, da igual que sea corrupción, despilfarro o incluso que hayan muertos, únicamente les importa mantenerse en el poder. Los medios para conseguirlo dan igual.
Hay que despertar ya.

Un abrazo

Juanjo Rubio dijo...

¿Qué se puede esperar de semejantes elementos?

Saludos.