sábado, 29 de septiembre de 2012

El "buen trato" de Cospedal a la comarca de Molina de Aragón.





En alguna ocasión os he hablado de una entidad cívica y ciudadana surgida hace unos años en la comarca del Señorío de Molina (Guadalajara) para reivindicar las múltiples carencias y necesidades que esta comarca del noreste castellano manchego tiene desde hace décadas, y que desde luego si no se palian lo antes posible, puede conllevar a grandes dificultades en la comarca e incluso a su desaparición en cuanto a población.
La comarca de Molina de Aragón, es una de las zonas con menor densidad de  población del continente europeo, y desde luego la puesta de dificultades, y la quita de servicios y prestaciones no ayudan a revertir esa situación sino más bien todo lo contrario; de ahí el trabajo incansable de los miembros integrantes de “la Otra Guadalajara” por exigir lo que consideran justo para esta comarca.
Hay que reconocer que nunca la comarca de Molina ha sido muy beneficiada en grandes inversiones y grandes proyectos por parte de las Administraciones Públicas, la razón fundamental son dos: la lejanía, y la poca población, que a su vez se traduce en poco votos…; esto es así de triste, pero real como la vida misma.
Pero si bien en los últimos años, tal vez por el devastador incendio forestal sufrido en julio de 2005, o por un acercamiento de los dirigentes molineses con el Gobierno del Socialista José María Barreda, las inversiones y las atenciones hacia esta comarca habían ido en crecendo.
La instalación de una central eléctrica de biomasa, la realización de nuevas carreteras, la puesta de cobertura telefónica, las residencias de mayores, o el nuevo centro de salud de Molina son algunos ejemplos de ello.
Y sobre todo la iniciativa surgida del Gobierno Zapatero de la creación y puesta de un Parador Nacional de Turismo en Molina de Aragón.
La otra Guadalajara tuvo reuniones varias con el Presidente Barreda, para todas estas temáticas y otras, y gracias a ello se consiguió la puesta en Molina de una Delegación de la Junta de Castilla la Mancha para los temas de papeleo y burocracia.
 
 Barreda e integrantes de la Otra Guadalajara
Tras las elecciones autonómicas de mayo de 2011 y la arribada de Mª. Dolores de Cospedal al Palacio de Fuensalida, las atenciones de la Junta de Castilla la Mancha con la comarca de Molina, cambiaron, tal vez porque la capital del Señorío estaba gobernado por la izquierda, tal vez por desconocimiento, o tal vez porque su Presidenta sólo se pasa por Castilla la Mancha los fines de semana, la cuestión es que todo lo destinado para las tierras de Molina se ha paralizado…; y lo que es peor el trato hacia los integrantes de “la Otra Guadalajara” ha sido de ignorar y prácticamente menospreciar.
 
 Mª. Dolores de Cospedal
La otra Guadalajara desde sus inicios está actuando con seriedad y coherencia, reclamando y reivindicando los servicios y prestaciones que necesitan Molina y sus tierras; y lo están haciendo de manera objetiva con independencia del color político que gobierne cada administración; por eso dice muy poco de los representantes políticos que ningunéan a unas personas, que de forma altruista se están moviendo por sus tierras, y que además representan a cientos de personas.
 
 Manifestación en Molina pidiendo el Parador
El pasado agosto, unas tres mil personas recorrieron las calles de Molina reclamando la puesta en marcha de las obras del parador, y en estos días más de nueve mil firmas (la práctica totalidad de la comarca) se han llevado a Toledo, para apoyar las reivindicaciones de esta plataforma cívica.
La respuesta del Gobierno Castellano Manchego: primero complicarles la vida al máximo a la hora de permitirles una concentración en Toledo, y a mi juicio vulnerando el derecho fundamental de concentración, reunión y manifestación, bajo el argumento de la seguridad, permitirles solamente concentrarse en una plazoleta escondida de Toledo, para que así las gentes de la capital del Greco no se enterasen del mal trato del Gobierno Cospedal hacia las tierras del Señorío.
 
 Castillo-alcázar de Molina de Aragón
Después tras esperar un rato a las puertas del Palacio de Fuensalida, y pese a que tenían la cita pedida y confirmada, les dicen que el representante de la Junta que les iba a recibir, no puede recibirles…; ante el empecinamiento de los molineses al final los recibió, para solamente darles unas palmaditas en la espalda cuando los integrantes de la Otra Guadalajara le comentaron que suprimir puestos en educación, sanidad, oficinas agrarias, delegación de servicios de la Junta, autobuses, ley de dependencia o retenes forestales, suponían ir matando un poco más a una Comarca que ya está convaleciente…
La Otra Guadalajara ha pedido ya en tres ocasiones reunirse con Mª. Dolores de Cospedal, pero ésta no solamente no les ha recibido, sino que ni ha contestado a sus cartas…; no haré ningún juicio de valor, hacerlo vosotros mismos…
La cuestión es que cuanto se hecha de menos a esos políticos responsables al servicio del pueblo, que están ahí por vocación y que se desviven por resolver los problemas de sus administrados y no de creárselos. Con ejemplos como los que os acabo de contar cada vez se entiende más eso del desapego y desafección por la clase política.

 
Desde este humilde blog, y como lo hago siempre, todo mi apoyo, consideración y reconocimiento a los integrantes de la Otra Guadalajara, a la que os digo que sigáis luchando por tan justa causa, porque además lleváis razón.
Continuará…





2 comentarios:

canela988 dijo...

Hola Óscar, muy buena entrada, en este caso necesaria y solidaria sí te parece la pondré en mi humilde blog, me uno a ti en tu divulgación de los problemas de esta zona. Con tu permiso te la pondré en mi blog así somos más en esta justa divulgación de un problema existente desde hace demasiado tiempo.
Un saludo.

Óscar Pardo de la Salud. dijo...

Claro Canela haz publicación en tu blog; cuídate mucho y gracias por pasarte por aquí.