martes, 26 de junio de 2012

LA OBSESIÓN DE BARBERÁ CONTRA LOS TRABAJADORES DE LA EMT. (Suma y sigue...)


 
 Rita Barberá
Hace unas semanas ya os conté el episodio que se había dado entre la conservadora alcaldesa de Valencia Rita Barberá y varios trabajadores de la EMT, (Empresa Municipal de Trasportes) en el barrio de Torrefiel
Pues bien el pasado sábado día 23 de junio, el mismo día que Barberá había ordenado eliminar la verbena de San Juan en la playa, para no molestar a los señores que dormían en el lujoso hotel de las Arenas, y que habían venido proceso a ver la Fórmula Uno, (ya sabéis que en Valencia no hay dinero para la sanidad, la dependencia o la educación, pero para eventos, fiestas y saraos… vamos sobraos.) Al salir de su casa y antes de montar en su coche oficial, observó que en frente había un autobús de la EMT parado, y con varias pegatinas reivindicativas alusivas a que “Rita no paga a sus trabajadores”, todo relacionado con la huelga de cuatro días que han mantenido los trabajadores de la EMT.
Así pues rauda y veloz, según cuentan las personas que la vieron, e incluso un poco fuera de sí, se dirigió al autobús a quitar las pegatinas… (que lástima no haber visto esta escena…)
 
 Pegatinas reivindicativas trabajadores de la EMT
Y con el talante que la caracteriza intentó poner a los pasajeros en contra de la conductora aludiendo a que cobraba más de 3000 euros, y aún así protestaba, la conductora entre alucinada y un poco nerviosa a penas supo reaccionar, aunque le dijo que esa información no era veraz. 
Tras esta situación Barberá volvió a cruzar la calle y montó en el transporte público que todos pagamos, su coche oficial.
 
 Barberá en viaje privado con dos coches oficiales por la provincia de Zaragoza
Lo cierto es que los conductores de la EMT no cobran esa cifra, pero en el caso de que la cobrasen si su contrato dice eso, pues hay que cumplirlo, pagarles y punto.
La que cobra muy muy por encima de 3000 euros es Rita Barberá, la responsable número uno de la situación de bancarrota del Ayuntamiento de Valencia. Tal vez a ella habría que rebajarle el sueldo para hacer frente a su nefasta gestión…
Lo que realmente quiero resaltar con este post, es que una figura instituciones como es  la Alcaldesa de Valencia, debe poner paz, y resolución a este conflicto, y no alimentar más el desasosiego, el enfrentamiento y la desprotección de unos trabajadores que lo están pasando realmente mal, entre los recortes, y las amenazas de ERES, y menos aún  intentar crear mala imagen sobre ellos, o ponerlos contra la ciudadanía.
Pero esto son cuestiones de aptitudes, y a mi juicio hace mucho tiempo que Rita Barberá no es apta para el cargo que ostenta. En cuanto deja de fingir saltando en el balcón del Ayuntamiento, le sale el talante y el carácter poco amistoso, conciliador y pacificador.
Con este post, quiero mostrar todo mi apoyo, y reconocimiento a los hombres y mujeres que cientos de veces me han llevado de un lugar a otro de mi ciudad, con una magnífica profesionalidad, y que no tienen la culpa de la mala gestión llevada a cabo en estos 21 años del conservadurismo de Rita Barberá, donde desde las administraciones públicas se ha disparado con pólvora de rey, y por ende hoy sufrimos las penurias y consecuencias.
Continuar luchando por vuestros derechos pues tenéis razón. Seremos muchos los valencianos que estaremos a vuestro lado.

 

9 comentarios:

Sergio J. Ramis dijo...

Bravo Oscar, siempre con ese tono de entendimiento a los que lo están pasando mal :). Están intentando una campaña de desprestigio de todo lo relacionado con lo público, y hay muchísimas familias afectadas, lo que no se entiende que siga ganando esta gente... o sí, quizás los que los votan no tienen nada que ver con el sector público.

Yo solo espero que la gente vea que esta señora se les ha escapado de las manos, que debería estar ya jubilada tomando su martini todos los días en casa (y no en el Ayuntamiento), porque a estas alturas solo hace daño y más daño a la ciudad. Y no pasa nada, la edad nos pasa factura a todos y hay muchos que pierden la cabeza, no creo que sea malo admitirlo.

Un saludo Oscar!

Sergio J. Ramis dijo...

Bravo Oscar, siempre con ese tono de entendimiento a los que lo están pasando mal :). Están intentando una campaña de desprestigio de todo lo relacionado con lo público, y hay muchísimas familias afectadas, lo que no se entiende que siga ganando esta gente... o sí, quizás los que los votan no tienen nada que ver con el sector público.

Yo solo espero que la gente vea que esta señora se les ha escapado de las manos, que debería estar ya jubilada tomando su martini todos los días en casa (y no en el Ayuntamiento), porque a estas alturas solo hace daño y más daño a la ciudad. Y no pasa nada, la edad nos pasa factura a todos y hay muchos que pierden la cabeza, no creo que sea malo admitirlo.

Un saludo Oscar!

Eastriver dijo...

El tiempo acaba mostrándolo todo más claro. Ahora se está viendo a dónde os ha llevado tantos años de PP en la Generalitat. Con Rita pasará lo mismo: el día que se sepa su gestión nos llevaremos las manos a la cabeza. Pero es que además me parece un tía hipócrita y con muy mala leche.

pensatyfet dijo...

Gracias Oscar . en nombre de la compañera que tuvo que soportar la prepotencia y el aliento de quien deberia pedir perdón por su nefasta gestión. Ramalazos de quien se sabe cadaver politico. Y cobarde a la hora de relatar sus Hazañas barriobajeras . RITA DIMISIÓN.

Anónimo dijo...

http://www.ritapagales.tk/

Óscar Pardo de la Salud. dijo...

Gracias a todos/as por vuestra participación en este humilde y cajón desastre blog, es para mí todo un honor.
Aquí os adjunto la carta escrita por la conductora que tuvo el triste encuentro con Rita Barberá, publicado en el blog de Giussepe Grecci.
http://networkedblogs.com/zfFje

Esperanza Blanquerna dijo...

Muy bien Oscar. Tu siempre acertando tus comentarios

Esperanza Blanquerna dijo...

Muy bien Oscar. Tu siempre tan acertado. Un abrazo

Christian Gilaberte Sánchez dijo...

Vaya tela con la Barberá.... si ya lo dicen, quien se pica es que ajos come.

Buena entrada, un abrazo :)