domingo, 13 de mayo de 2012

UN PASEO POR LOS SÍMBOLOS DEL DESPILFARRO EN LA CIUDAD DE VALENCIA






Hace unos días leía en prensa la jocosa noticia de que se organizaban excursiones por la ciudad de Valencia bajo el título “la ruta del despilfarro”.
La verdad  es que  el título era sugerente, por lo que intenté averiguar de qué diantre se trataba.
Resulta que un grupo de personas comprometidas, periodistas, profesores universitarios y miembros integrantes de colectivos sociales de la ciudad de Valencia, decidieron organizar una especie de ruta turística por todos aquellos edificios, barrios, esculturas, etc… que dan muestra explicativa (recordad eso de vale más una imagen que mil palabras), de lo que han sido estos larguísimos veintiún años de gobiernos conservadores en la ciudad de Valencia y diecisiete en la Generalitat Valenciana, y que han sido analogía pura de despilfarro, presuntas malas prácticas, abandono y deterioro de los servicios públicos, etc…
El recorrido de la ruta turística comienza en la recién ampliación del edificio de las Cortes Valencianas en pleno centro histórico de la ciudad, en la calle Navellos; y en este inicio del recorrido se cuenta que es ahí bajo las mayorías absolutas del Partido Popular donde los diversos gobiernos, presididos por  Eduardo Zaplana, José Luis Olivas, Francisco Camps y Alberto Frabra han dado origen a la actual situación de grave crisis económica, financiera e institucional de la Comunidad Valenciana. Debido todo ello a una gestión de grandes fastos, sin control ni administración.
El segundo punto de parada es la escultura de piedra que se instaló junto al Puente de Monteolivete para conmemorar la visita del Papa Benedicto XVI en el verano de 2006; visita realizada a los pocos días de haberse producido el accidente de metro más grave ocurrido en la historia de España, donde perdieron la vida 43 personas y resultaron gravemente heridas otras 47 y del cuál no ha habido ningún responsable político, pese a las miles de denuncias de la mala situación de la línea 1 de metro Valencia.
Para aquella visita Papal de 24 horas las instituciones valencianas se gastaron lo indecible, “lo que haga falta” venían a decir… Los váteres portátiles se contaban por miles, los asientos, las banderas… más de 107,5 millones de euros; y una presunta trama de corrupción que aún se está investigando rodeándolo todo. 

Al lado de esta escultura se encuentra el Colegio 103, siendo en su totalidad un conglomerado de  barracones… (un buen ejemplo de a lo que se le ha dado importancia en estos años).
De ahí la ruta sigue por el Cabañal, el barrio marítimo y de pescadores por antonomasia de Valencia y que el ánima especuladora de Rita Barberá pretende abrir en canal para eso, especular y construir nuevos edificios, llevándose por delante la lonja de pescadores, y centenares de viviendas de alto valor artístico, histórico y etnológico. Por no hablar del trastorno de vida de miles de valencianos.
A lo largo de la excursión por la citi, dentro del autobús se lleva a cabo un suculento almuerzo, a base de choricillos al infierno… (Elemento gastronómico escogido al azar…)
Luego del Cabañal se visita la depurada de Pinero donde la empresa pública Emarsa pagaba hoteles de lujo con traductoras rumanas a sus máximos responsables….Una gestión la de emarsa que es sin lugar a dudas todo un lechado de virtudes de saber ser y estar, de gestionar, etc… Antes de llegar a la depuradora se han vislumbrado los amarres vacíos de la Copa América y el circuito de fórmula uno.
Después se recorren los barrios de la Punta, Malilla, para comprobar la poca inversión de los barrios periféricos, pasando por Sociópolis y el complejo Nou de Octubre  y llegar por fin al campo del nuevo “viejo” Mestalla. Un campo de fútbol mastodóntico construido en suelo municipal, en lo que iba a ser un macro polideportivo para el barrio de Benicalap y cuyas obran llevan paradas más de tres años; otro ejemplo de buena gestión.
La excursión finaliza frente a la sede de Bankia, esa entidad financiera cuyo Consejo de Administración preside José Luis Olivas (Expresidente de la Generalitat) e igualmente símbolo de la dinamitación del sistema financiero valenciano por la estupenda gestión de este grupo de grandes notables…
La cuestión que me pareció una idea graciosa para contaros en el blog y por eso ahí os la dejo.
Tienen una página web donde informan de las salidas y horarios que hacen para llevar a cabo estas excursiones, yo en cuanto pueda me apuntaré a una; ya os contaré.

2 comentarios:

Eastriver dijo...

Por qué no quemáis esos ninots en el próximo sant Josep? Lo merecerían.

José Vte. dijo...

Me uno a la propuesta de Eastriver.

Un abrazo