viernes, 13 de enero de 2012

Incremento bestial de la tasa por la recogida de basuras en Valenca y área metropolitana.


En los últimos meses mucho se ha publicado acerca de la subida de la tasa del tamer, de la aprobación de la misma con cierta “agostidad”, etc…

¿Pero, qué es el Tamer?

Tamer, es la abreviatura de Tasa por prestación del Servicio Metropolitano y Eliminación de Residuos Sólidos, que traducido vienen a ser una tasa diferente a la que se paga por la recogida de basuras en general, y que grava el servicio que se supone que se hace con esta basura recogida, destinándola al tratamiento y valorización de los residuos, así como a la eliminación de su rechazo a través de plantas de compostaje, ecoparques y plantas de eliminación.

Esta tasa es de recepción obligatoria tanto para los domicilios particulares como en las actividades económicas.

Y es recaudado por una institución denominado Emtre, compuesto por la ciudad de Valencia y su área metropolitana.

Se cobra en el mismo recibo del agua, y la base de la tasa también va en relación a consumo de agua de cada hogar, ya que la administración ha dado por entendido que a mayor consumo de agua, también habrá mayor generación de residuos; siendo esta cuestión muy discutible sobre todo en el sector industrial…

Pues bien dicho todo lo anterior aquí llega la controversia; y es que el pasado mes de agosto (cuando el personal está de vacaciones y menos prensa se consume) el Emtre convocó una asamblea extraordinaria en 48 horas con el mínimo legal donde se aprobó por la mayoría absoluta del Partido Popular la subida del tamer entre un 150 y un 250 %

El tramo que más aumenta es el que grava a las empresas, ya que sube en un 250 % hasta alcanzar los 1.700 euros anuales.

Las familias con menos recursos pasarán de abonar unos 30 euros anuales a pagar 69,90 euros al año, unos cuatro euros de más cada mes. Esta subida afectará a 348.000 personas. Por su parte, los domicilios con más de cuatro inquilinos pagarán 139,80 euros, un 160 % más de lo que se abonaba hasta ahora.

Todas estas cuestiones demuestran varias cosas, en primer lugar que Rita Barberá no dice la verdad cuando alega que no sube los impuestos, en este caso no sólo en la ciudad de Valencia, sino que el rodillo de la mayoría absoluta del partido conservador ha llevado esta subida a todo el área metropolitano.

Segundo, la poca transparencia de hacerlo en el mes de agosto, con el mayor sigilo y secretismo posible.

Tercero, la injusticia de gravar de forma igual a todo el mundo, con independencia de la renta o el poder adquisitivo de cada ciudadano.

Y cuarto la sinvergüencería que lleva añadido el hecho de que a continuación de la subida de esta tasa, se produjera un importante incremento en los salarios de la plantilla y de la dirección de estas plantas, donde ocho personas cobran más que el Presidente del Gobierno y once cobran más que el Presidente de la Generalitat Valenciana.

¿Cuanto más nos tocará ver a los valencianos, despertaremos alguna vez ante tanta nefasta gestión?

5 comentarios:

C. Valls dijo...

espero que la sociedad valenciana responda ante los abusos de nuestros gobernantes, cada vez nos aprietan más..¿cuál es el límite?

El de la Ribera.... del Xúquer clar! dijo...

Solo decirte que en la ribera ya llevamos dos años desde que los ayuntamientos en connivencia con la generalitat formaron el "Consorci Ribera-Valldigna" para meter una subida en las tasas de basura del 50% en el mes de Agosto y con alevosía.

Y no te digo municipios como Cullera, que a las segundas residencias les metió un incremento del 150% (Claro hay que pagar el Manhatan).

He leido que Fabra dice que: "Hemos vivido por encima de nuestras posibilidades". Te aseguro que en el "hemos" no se debe referir a mi..........

Un abrazo

Eastriver dijo...

El día que despertéis será apoteósico... bueno, que despierten, que yo ya sé que tú estás bien despierto.

De todas formas la crisis está haciendo estragos. En Barcelona acaban de ponernos el billete sencillo de metro o bus a... dos euros el viaje! Para arreglarlo, a la vez que encarecen el precio, quitan líneas y suprimen vehículos, es decir, el tiempo de paso entre bus y bus se alarga. No me digas tú que no es como para salir y armarla...

Enrique Gil Bazán dijo...

No sé si despertará la sociedad valenciana como deseas fer vientemente en tu post. Llevan demasiadas legislaturas votando en masa a los mismos y adhiriéndose a consignas insolidarias hacia otros. Tampoco pidieron explicaciones por auditorios elitistas (¿para quién alli?)puertos de ricos, circuitos de carreras urbanos... ¿Será que les gusta que les "mande" alguien que hace lo que les gustaría hacer a ellos? No tengo claro qué complejo raro será o qué frustración a nivel de población, pero tienen que salir personas como tú que anime el cotarro y los deshipnotice. Mucha suerte y gracias por esto que pones. Hay solución. Un abrazo Óscar.

Óscar Pardo de la Salud. dijo...

Gracias a todos por vuestras intervenciones y aportaciones, son para mí todo un honor.
Un abrazo