miércoles, 30 de noviembre de 2011

ALGUNAS REFLEXIONES SOBRE EL MOVIMIENTO VECINAL EN VALENCIA




Se dice que en la ciudad de Valencia, el movimiento vecinal está sumido en una profunda crisis desde hace años; las Asociaciones de Vecinos cada vez pintan menos en una sociedad que día a día se hace más individualista, y donde la participación altruista comienza a ser algo extintivo.

No creo que esté mucho peor el movimiento vecinal, que otros movimientos ciudadanos, incluso los partidos políticos y los sindicatos están en una situación precaria en lo que a afiliación y participación se refiere.

Pero si que es cierto que en la ciudad de Valencia, las políticas en esta materia llevadas a cabo por el equipo de la conservadora Rita Barberá, ha diezmado en gran medida el trabajo y el hacer del movimiento vecinal.

Barberá entiende la participación ciudadana, con el ordeno y mando, bajo el pretexto de “porque lo digo yo…” con la reflexión de o estás conmigo o estás contra mí.

Así pues en muchas ocasiones desde el equipo de Barberá se compran voluntades para acallar voces discordantes, para camuflar los problemas, o para que no se perciban la falta de inversiones.

En nuestra ciudad desde el equipo de Rita Barberá se ha colocado a dirigentes vecinales, a frente de fundaciones varias próximas al Partido Popular y cuyos salarios se sufragan con dinero público, o se le ha nombrado gerentes de centros de mayores, o les han regalado caramelos varios para así comprar sus voluntades.

En otras ocasiones se han producido estrategias de afiliación masiva de militantes conservadores, para hacer caer una Junta Directiva y de esa manera acallar una asociación vecinal, aunque esto sea sinónimo de aniquilarla.

Frente a todas estas actitudes todavía resisten diversas entidades vecinales, que con mucho esfuerzo de sus componentes pueden abrir la persiana día a día para atender al vecindario y seguir trabajando por la calidad de vida de los ciudadanos.

En relación a todo esto no querría acabar este artículo, sin mostrar mi más sincera felicitación por su honestidad, valentía y coraje a María Ruiz Martos, conocida en su barrio barcelonés de la Prosperitat como Maruja; la cual a propuesta de las entidades del distrito de Nou Barris, había sido galardonada con la medalla de oro de la ciudad de Barcelona, en reconocimiento a su trayectoria en defensa de los derechos vecinales; pues bien en mitad del Salón de Plenos de Barcelona, con todo el protocolo y boato de la ceremonia, y frente al alcalde el conservador y nacionalista Xavier Trías, María Torres dijo: “personalmente no la puedo aceptar de un Gobierno, que está recortando en todo aquello por lo que yo he luchado muchos años…” ahí es nada.


sábado, 26 de noviembre de 2011

ASCENSO A LA MOLA DE SEGART (Sierra Calderona)

Mola de Segart

A escasos 40 kilómetros de la ciudad de Valencia, se encuentra el pintoresco municipio de Segart, muy conocido por la montaña que la preside y que recibe la nomenclatura del mismo pueblo; no es otra sino la Muela de Segart.

Segart se encuentra escondido entre las estribaciones más orientales de la Sierra Calderona, siendo un pueblo familiar e íntimo hasta el punto que todavía en muchas de sus casas dejan la llave puesta en las cerraduras.

Su recoleta plaza y casco urbano se asoman hacia el barranco que conforma el arroyo cuyas aguas vienen desde la Mola y el Garbí.

Pero la intención de este post, es mostraros una posible excursión de total facilidad, cercana a Valencia, y cuya realización os dará mucha satisfacción; y no es otra sino la subida a la Muela o Mola de Segart.

A la Mola de Segart se puede acceder por varios sitios; aunque la ruta principal surge a la derecha de la carretera que sale desde Segart, por un sendero (no camino forestal), y que está marcado como ruta de senderismo GR 10, y que en la zona le llaman el camino de la “Font del Campaner”; atravesando una zona umbría y húmeda de constante ascenso, tapizado con un frondoso bosque de pinares de rodeno, se arriba hasta una pista forestal la cual tomaremos hacia la derecha. Esta pista sin dejarla rodea la Mola, hasta su parte occidental, donde surge a mano derecha un empinado sendero que en unos pocos metros da acceso a la cima. Siguiendo la pista forestal puedes volver a Segart.

Esta anterior es la ruta que yo había hecho en otra ocasión, y que es la que hace la mayoría de gente.

Pero en mi último ascenso, en la que iba con mi buen amigo Alfredo Sánchez, tras hablar con varios excursionistas decidimos ir por otra que nos dijeron que era un poco más arriesgada pero muy bella. Y que consistía en llegar a la cima por lo que en la zona denominan “la caries de la Mola”, es decir un cortado en el farallón de roca que corona la cumbre de la montaña.

"Caries de la Mola"

Esta subida surge en el camino forestal que nos hemos encontrado tras dejar la senda de la “Font del Campaner”, siguiendo recto por el mismo, llegas a un desvío en “Y”, cogiendo el ramal de la derecha primero para en seguida observar el arranque de un sendero a mano izquierda un tanto abandonado, y que no está muy marcado. La subida por aquí es más corta, aunque también mucho más dura y arriesgada.

En el punto geodésico de la Mola
La distancia desde el pueblo hasta la cima de la Mola es aproximadamente de unos 6 kilómetros, con un desnivel acumulado de 266 metros, ya que la Mola arriba a los 566 metros sobre el nivel del mar, y Segart está a 300.

Desde la cima se ven unas preciosas vistas, del Golfo de Valencia, se observándose las últimas estribaciones del Maestrazgo, el valle o Camp del Turia, y las ciudades de Castellón y Valencia.

Desde este humilde blog mi recomendación para hacer un bonita y relativamente sencilla excursión.


jueves, 24 de noviembre de 2011

ACOSO A LA CIENCIA, POLÍTICA SIN CON-CIENCIA


En el año 2002 nace el Centro Príncipe Felipe bajo el patrocinio de la Generalitat Valenciana, como valuarte de la ciencia y la investigación; y con la intencionalidad de que fuese un centro que acogiese a investigadores y científicos valencianos para que éstos pudiesen llevar a cabo los estudios necesarios para la mejora de la salud humana, aplicando las tecnologías más avanzadas para el desarrollo de nuevas terapias y/o métodos de diagnóstico.

Desde ese año, cada ejercicio la Generalitat Valenciana ha ido recortando en fondos y presupuestos para la institución, hasta llegar a la actual situación de ahogamiento financiero.

Pese a los recortes el Centro Príncipe Felipe ha sigo galardonado con diversos reconocimientos y premios por su labor científica e investigadora; el último el que recibió la científica Consuelo Guerri a finales del pasado mes de septiembre, la cual repartió el importe de su premio para pagar a los becarios y para comprar material ya que los recortes en el Centro Príncipe Felipe ya hacían complicada la investigación y la ciencia.

Y es que el Gobierno valenciano hizo acopio de grandes fardos de billetes europeos para montar y sostener este centro de investigación, pero la alegría duró poco apenas hasta el año 2006; a partir de ahí la Generalitat y el PP valenciano preferían gastar más en grandes eventos, en visitas papales, en cientos de fundaciones que suponen centros de colocación de personal próximo al PP, o en negocios raros con personajes como “el bigotes”, y Ortiz, que en impulsar investigaciones y estudios con la finalidad de salvar vidas.

En estos días y sin previo aviso se han despedido a 114 personas, sin dejarles ni siquiera entrar al centro a recoger sus enseres y pertenencias.

No sé si éste será un ejemplo de cómo el Partido Popular va a crear puestos de trabajo, lo que si que es curioso que siga habiendo dinero para grandes fastos, donde se cuajan “los mejores negocios” y que para la educación y la sanidad no haya ni un euro.

¿Esta es la forma de agradecer a este conjunto de personas su dedicación y esfuerzo para alargar la esperanza de vida, así como para mejorar la calidad de la misma? Desde este blog, todo mi solidaridad.

Y a su vez mi desprecio para este conjunto de políticos inútiles que dirigen las instituciones valencianas, y que nos llevan a la deriva total de la quiebra y destrucción del estado de bienestar.

jueves, 17 de noviembre de 2011

El concepto de " LA MUJER " para el Partido Popular.


Tengo un buen amigo que trabaja en un importante medio de comunicación de la Comunidad Valenciana como periodista, y en muchas ocasiones le digo que no podrá quejarse del Partido Popular valenciano, ya que día si y día también es una fuente de información perpetua, ya sea por presuntos casos de corrupción, por los “navajeos” internos, o por las lindezas y perlas que sueltan algunos de estos dirigentes tan y tan preparados para eso que se denomina la gestión pública.

Hace unos días el Presidente del PP en la provincia de Valencia, a la postre Presidente de la Diputación y Alcalde de Xátiva, ahí es nada, Alfonso Rus, alardeó en un mitin en Cullera, delante de toda la plana mayor del PP, que si el 20 de noviembre ganaban las elecciones, “os espero a todos en Valencia para celebrarlo con champán y mujeres…”

Alfonso Rus

Tras esta visión misógina y machista del dirigente popular, me ha venido a la cabeza el coro de mujeres que cantaron en un mitin del PP en Valencia, aludiendo a la maternidad, la pureza… “somos madres mantenemos nuestra casa limpia y pura, como todos trabajamos sin desdén (…) enfermeras, cocineras y modistas (…) nos encanta recibir alguna flor y un achuchón, pero cuando nos gusta un bolso de vuitton sin hacer más comentarios somos madres…”

Así pues he llegado a la conclusión que en otra cosa más el Partido Popular tiene una gran empanada mental, pues si esto es lo que entienden de la mujer en pleno siglo XXI, apaga y vámonos.

Hablar de la mujer primero como objeto de vicio y perversión, para celebrar una fiesta, y segundo como meras madres, cocineras y modistas, pero que si les regalas un bolso de vuitton se ponen tan contentas…

Y por cierto hablando de regalos de bolsos de vuitton, me he acordado de la muy conservadora Rita Barberá, a la cual el plan propuesto por Rus, seguro que no le parece mal del todo, “mujeres y bebidas espirituosas” o al menos no se le ha oído decirlo, y nerviosa ya por la celebración en otro mitin ha venido a decir que “dadas las circunstancias y las aficiones de su principal adversario ( en relación a Pérez Rubalcaba), no me fío un pelo, puede hasta haber trampas…” Aquí me lo ha puesto muy fácil para aplicar el refranero con eso de que “se cree en ladrón que todos son de su condición”. Y perdón si ahora el irrespetuoso soy yo, pero es que el cinismo y la hipocresía encienden al más manso de los mortales.

Rita Barberá celebrando una victoria electoral...

La cuestión es que todas estas lindezas ocurridas en un par de días, son un ejemplo más de lo que es el Partido Popular valenciano, con unos dirigentes incapaces en muchos casos para ostentar la representación que tienen, y con una complicidad vergonzosa de sus compañeros, que no son capaces de decirles que todo eso que cuentan son verdaderas barbaridades y planteamientos ya antiguos para el siglo XIX.

Por desgracia estoy seguro que os seguiré contando “bondades” de estos dirigentes, porque de donde no hay no se puede sacar.