miércoles, 27 de julio de 2011

Un buen vaso de leche, en Los Caserinos



Camino de Santiago por Asturias

Estimados/as amigos/as blogueros/as; sabéis que no suelo escribir en el blog sobre actividades empresariales, ya que en cierta medida supone hacer publicidad, pero en esta ocasión voy a hacerlo, pues creo que vale la pena que conozcáis este proyecto empresarial, e incluso podáis disfrutar de sus productos.

Hace unos días realizando el Camino de Santiago por tierras asturianas, y viendo vacas lecheras por todos los sitios, nos preguntábamos el grupo de “peregrinos” dónde podríamos tomar un buen vaso de leche fresca y natural recién ordeñada.

Los paisanos de la tierra, nos comentaron que tras el problema de las vacas locas, todo esto se había limitado mucho, y que además todas las pequeñas explotaciones vendían la leche a Central Lechera, por lo que no vendían de forma directa al público.

Así pues ya casi concienciados de que la única leche que tomaríamos sería la que va en tetrabrik, paseando por la bella localidad de Villaviciosa y su populoso mercado de abastos, nos encontramos con una máquina expendedora de leche fresca. Fue una grata sorpresa, porque esa misma mañana habíamos estado hablando del tema de la leche fresca, y porque además ignorábamos que existiesen estas expendedoras.

Máquina expendedora de leche fresca

De todos es conocido el gran problema que están sufriendo los agricultores y ganaderos respecto a los bajos precios que les pagan por sus productos, aunque luego éstos lleguen hinchados al consumidor beneficiándose de ello los intermediarios.

Pues bien para evitar esto, la empresa familiar Los Caserinos, ha colocado unas máquinas que contiene unos 200 litros de leche fresca pasteurizada, en las que puedes comprar un litro de leche por un euro; y en el caso de que no lleves botella, venden envases reutilizables en la propia máquina.

A mi entender es una magnífica idea, para llegar de forma directa al consumidor, proporcionando un producto natural, de mejor calidad y a un precio muy asequible.

Pero además en la propia máquina, hay una serie de teléfonos, para el que desee visitar las instalaciones de forma guiada, y acabar la misma con unas degustaciones.

Así pues que estos “peregrinos” llamamos para ver como ordeñaban las vacas, las cabras y como elaboraban los quesos, que según nos habían dicho tienen fama por la zona.

Cuando llegamos ya estaban esperándonos, puesto que habíamos reservado por teléfono previamente, nos atendió un trabajador de la empresa, que se notaba que vivía con entusiasmo el estar tan en contacto con los animales y el medio natural; Cándido, (así se llama este chico), nos explicó cual es el proceso de reproducción y de crecimiento tanto de las cabras como de las vacas, así como los distintos trabajos que se llevan a cabo a lo largo del día en las granjas y pequeñas explotaciones ganaderas asturianas.


Visitando las instalaciones

Después Alberto (uno de los dueños), y su encantadora madre Mari, nos mostraron como hacían los quesos, tanto los naturales, como los ahumados, o los denominados “a la sidra”, y con ello además nos ofrecieron una exquisita degustación de todos ellos.

Mari y Alberto

De igual manera nos invitaron a un buen arroz con leche, de los que por allí comercializan.

Las razones de contaros todo esto son varias: por un lado la de reconocer el esfuerzo de personas emprendedoras que pese a las adversidades a las que las leyes de mercado y la competencia les someten, saben salir adelante con nuevas ideas, arriesgando capital, pero siendo innovadores y valientes, y pensando en última instancia en el consumidor.

Y por otro lado la de recomendándoos si vais por la ciudad de Villaviciosa en el Principado de Asturias, que hagáis una visita a la granja de los Caserinos, estoy seguro que no os dejará indiferentes, sobre todo si probáis su arroz con leche…

En el siguiente enlace podéis obtener más información sobre esta empresa familiar y sus iniciativas: http://www.loscaserinos.com/index.shtml


lunes, 25 de julio de 2011

FREE FOLK, Un placer para los sentidos.



Estimados/as amigos/as blogueros/as; en primer lugar agradecer las muestras de intranquilidad que algunos de vosotros/as habéis mostrado estos días por mi desaparición del medio tecnológico, con todo lo que está cayendo sobre eso que llamamos panorama político valenciano.

Pero me he tomado unos días de descanso y asueto, huyendo de la rutina; he estado haciendo el Camino Primitivo de Santiago el que sale desde Oviedo, ya os contaré en otro post.

Así pues en este primer artículo después de esta grata experiencia, se me hace un poco perezoso hablar de todo lo que ha ocurrido con Camps, que os aseguro me ha sorprendido, pues no esperaba su dimisión.

Y hoy os quiero hablar de algo mucho más beneficioso para la salud y para los sentidos; volviendo de Santiago hicimos parada y fonda en la preciosa ciudad castellana de Segovia; paseando por su casco histórico de repente nos encontramos con un concierto de música folclórica castellana.

Casi sin darnos cuenta todos los que pasábamos por la plaza Mayor de Segovia nos arremolinamos en torno a los músicos y al momento estábamos totalmente imbuidos por su música.

Se trata de un grupo de jóvenes estudiantes de música, que con una formación clásica han creado un grupo denominado Free Folk; que pretende trabajar con la música tradicional castellana, con versiones más innovadoras y modernas, pero siempre respetando el origen tradicional de las melodías que interpretan, y utilizando para ello instrumentos como la flauta travesera, el requinto, el clarinete, el bombardino, el trombón, la guitarra, la batería, el violín, el bajo eléctrico y la trompa.

Integrantes de Free Folk

Cuando acabó el concierto tuve el placer de hablar con ellos, y me comentaron que antes que grupo de música son un grupo de amigos y que decidieron hace años formarlo teniendo bastante éxito por las tierras castellano leonesas.

Hace unas semanas sacaron a la luz un disco con algunas de sus canciones más populares; su título “diez”; en el mismo los músicos explican que “son un manojo de canciones de nuestra tierra (Castilla), tocadas y cantadas sin más intención que la de devolver a las gentes que las han conservado en su memoria durante generaciones, la generosidad con la que nos han confiado sus recuerdos. Trozos sonoros del paisaje de Castilla, hermosas y austeras como el paisaje inmenso de la llanura cuando el sol se pone.”

Su CD solo cuesta diez euros, y reporta gran satisfacción escucharlo.

Carátula CD

Si queréis poneros en contacto con ellos, para saber más, contratarlos, etc… tienen una dirección electrónica que es: freefolkmania@hotmail.com, así mismo tienen una página web: www.myspace.com/freefolk

Sirva este post como homenaje y revulsivo a estos jóvenes músicos emprendedores e innovadores, y en cierta medida revolucionarios; deseando varias cosas, la primera que tengan mucho éxito, porque eso además supondrá la supervivencia de la música tradicional y folclórica castellana, y segundo que espero volverme a encontrar con ellos en el camino.

Os dejo con algunas de sus canciones:



lunes, 4 de julio de 2011

VÍCTIMAS DEL METRO DE VALENCIA. Cinco años esperando respuestas...



Actos quinto aniversario del accidente. Plaza de la Virgen. VALENCIA.

El pasado 3 de julio de 2011, se cumplió el quinto aniversario del accidente de metro más grave en Europa, aquel que en julio de 2006, segó la vida de 43 personas y dejó otras 47 con secuelas para siempre.

Lo más grave del asunto es que aquel trágico suceso se podía haber evitado si la Generalitat Valenciana hubiese puesto las medidas de seguridad necesarias, en una curva y en un trayecto cuyas deficiencias habían sido denunciadas en diversas ocasiones por usuarios, sindicatos y trabajadores de metro Valencia.

Pero no sólo el accidente y las consecuencias del mismo han sido las portadoras de dolor y desgarro a las víctimas; a lo largo de estos cinco años las víctimas del metro han sido ninguneadas y despreciadas por el Ayuntamiento de Valencia, la Generalitat Valenciana, y el partido político que sustenta a sus respectivos máximos representantes que es el Partido Popular.

Y es que el accidente del metro para este elenco de “buenos gobernantes” fue y sigue siendo incómodo; en el momento que acaeció, Valencia estaba preparada para recibir al Papa Benedicto XVI, que venía a celebrar lo que denominaron encuentro de las familias. Luego nos hemos enterado que con toda esta celebración también hubo presunto saqueo y corrupción de dinero público, llevado a cabo por esos mismos que desprecian a las víctimas del metro.

Un año después del accidente del metro, y ya estando conformada la Asociación de Víctimas del metro, mandaron una carta a Francisco Camps, en la que le pedían que los recibiese, para que éstos pudiesen trasladarte las dudas que tienen sobre todo lo acaecido en el aquel suceso; hoy cuatro años después todavía están esperando que Camps se digne a contestarles y a recibirles; aunque Camps siempre arguye que los lleva en el corazón, tal vez junto al bigotes…

Pero además del continuo desprecio, desde las instituciones gobernadas por el PP, han intentado boicotear todas las actividades llevadas a cabo por las víctimas del metro; les pusieron problemas para celebrar las concentraciones que realizan todos los días 3 de cada mes en la plaza de la Virgen, con el argumento de que se molesta a los feligreses que oyen misa en la Basílica, y a los turistas.

Los Arzobispos García Garscó, y Osoro han declinado en varias ocasiones presidir una misa funeral de recuero para las víctimas, y el año pasado sin ir más lejos el cabildo catedralicio, vetó al cura que la Asociación llevaba para oficiar la misa en la Catedral minutos antes de iniciarse la misma.

El Ayuntamiento de Valencia, con la conservadora Barberá a la cabeza, tampoco aceptó colocar un monolito conmemorativo donde querían las familias, en el punto (en superficie) donde descarriló el convoy; Barberá prefirió colocar una piedra en la que no se lee nada, en un jardín del barrio, situado bastante lejos de donde sucedió la desgracia.

Hace unos meses con la clara motivación de borrar la memoria, la Generalitat Valenciana ha decidido cambiar el nombre a la Estación del accidente, pasando a denominarse Joaquín Sorolla. Desde la Asociación de Vecinos Patraix, estamos recogiendo firmas con la intención de que se vuelva a reponer el nombre de Jesús, ya que dicha estación se encuentra este barrio.

Pero la Asociación de las Víctimas del Meto, pese a todos estos desplantes, desprecios y trabas, siguen dando lecciones de humanidad, honestidad y fuerza. Llevando a cabo toda clase de actos para mantener perenne la memoria de sus familiares fallecidos y heridos, así como de reclamar las medidas de seguridad pertinentes para que una tragedia así no vuelva a repetirse.

Pese a los indignos gobernantes que padecemos en esta Comunidad Valenciana, cada vez son más los valencianos y valencianas que al enterarse de todas estas vicisitudes, dan muestras de cariño y solidaridad con estos paisanos a los que tanto les ha tocado sufrir.

Ayer me emocioné al ver, que pese al calor y al periodo estival, la plaza de la Virgen estaba llena de gentes, mostrando su cariño y respaldo a los integrantes de esta Asociación.

Desde este humilde blog, desde el barrio de Patraix, todo mi cariño, respeto y solidaridad hacia la Asociación Víctimas del Metro 3 de julio, y mi repulsa y rechazo hacia los gobernantes cobardes e irresponsables que gestionan nuestras instituciones.