jueves, 24 de noviembre de 2011

ACOSO A LA CIENCIA, POLÍTICA SIN CON-CIENCIA


En el año 2002 nace el Centro Príncipe Felipe bajo el patrocinio de la Generalitat Valenciana, como valuarte de la ciencia y la investigación; y con la intencionalidad de que fuese un centro que acogiese a investigadores y científicos valencianos para que éstos pudiesen llevar a cabo los estudios necesarios para la mejora de la salud humana, aplicando las tecnologías más avanzadas para el desarrollo de nuevas terapias y/o métodos de diagnóstico.

Desde ese año, cada ejercicio la Generalitat Valenciana ha ido recortando en fondos y presupuestos para la institución, hasta llegar a la actual situación de ahogamiento financiero.

Pese a los recortes el Centro Príncipe Felipe ha sigo galardonado con diversos reconocimientos y premios por su labor científica e investigadora; el último el que recibió la científica Consuelo Guerri a finales del pasado mes de septiembre, la cual repartió el importe de su premio para pagar a los becarios y para comprar material ya que los recortes en el Centro Príncipe Felipe ya hacían complicada la investigación y la ciencia.

Y es que el Gobierno valenciano hizo acopio de grandes fardos de billetes europeos para montar y sostener este centro de investigación, pero la alegría duró poco apenas hasta el año 2006; a partir de ahí la Generalitat y el PP valenciano preferían gastar más en grandes eventos, en visitas papales, en cientos de fundaciones que suponen centros de colocación de personal próximo al PP, o en negocios raros con personajes como “el bigotes”, y Ortiz, que en impulsar investigaciones y estudios con la finalidad de salvar vidas.

En estos días y sin previo aviso se han despedido a 114 personas, sin dejarles ni siquiera entrar al centro a recoger sus enseres y pertenencias.

No sé si éste será un ejemplo de cómo el Partido Popular va a crear puestos de trabajo, lo que si que es curioso que siga habiendo dinero para grandes fastos, donde se cuajan “los mejores negocios” y que para la educación y la sanidad no haya ni un euro.

¿Esta es la forma de agradecer a este conjunto de personas su dedicación y esfuerzo para alargar la esperanza de vida, así como para mejorar la calidad de la misma? Desde este blog, todo mi solidaridad.

Y a su vez mi desprecio para este conjunto de políticos inútiles que dirigen las instituciones valencianas, y que nos llevan a la deriva total de la quiebra y destrucción del estado de bienestar.

2 comentarios:

Eastriver dijo...

¿Qué se podía observar de esta gente?

Una cosa que no acabo de entender, que a todo lo que se hace en la comunidad valenciana, se le ponga un nombre relacionado con la familia real. Coño, qué manera de estropearlo todo, incluso las mejores intenciones.

Jose Vte. dijo...

Esto es lo que se ha votado, es lo que se tolera, es lo que se justifica, es lo que hay. Ahora ya no hay el escudo del gobierno central, a ver que se inventan para echar culpas a otros.

Un abrazo