lunes, 25 de abril de 2011

TORREBAJA RECUPERA SU FIESTA DEL CHOPO


En muchos pueblos de la cultura mediterránea desde tiempo inmemorial, se realiza la fiesta del chopo, que suele coincidir con la primavera, y que está vinculada a los ritos de iniciación de la madurez de los jóvenes, de ahí que normalmente fuesen los quintos los encargados de la fiesta, al menos en el Rincón de Ademuz (Valencia).

Dos pueblos de los siete que conforma esta comarca siguen realizando esta fiesta de forma destacada Casas Altas y Castielfabib, el primero con motivo de las fiestas de la Trinidad, siete sábados después del domingo de Pascua, y el segundo, la tarde del sábado de Gloria.

Chopos de Castielfabib 2011

Pero esta fiesta también se celebraba en Torrebaja, que dejó de llevarla a cabo hará unos treinta años.

Este año Isabel López Valero, una de esas personas de las cuales debía haber tres por cada pueblo, pensó que sería una buena iniciativa, y desde luego una alternativa de ocio y esparcimiento para los más jóvenes la recuperación de esta fiesta; así que dicho y hecho con medios precarios y mucha ilusión Isabel puso en marcha toda la faena para la recuperación de la fiesta.

El Domingo de Resurrección a eso de las 19:00 horas, bajo una lluvia de esa que en Galicia denominan orbazo, los jóvenes del pueblo bajaron hasta la ribera del río Ebrón y cortaron un chopo de dimensiones considerables y poca edad.

Ribera del Ebrón (llueve)

Posteriormente tras pelarlo de hojas, ramas y nudos (excepto en la copa), lo trasladaron a hombros hasta el emplazamiento donde por la noche se plantaría, en pleno centro del pueblo.

Traslado del chopo

Y a eso de la media noche comenzaron los trabajos para “plantar” el chopo; la precariedad en los medios seguía siendo consistente, y aunque ahora ya no llovía, muchos eran los ojos, pero pocas las herramientas, y lo que es peor los brazos dispuestos a cavar, así que entre Antonio y Fina Díaz (otras dos grandes personas) y algún vecino más que no se identificar, hicieron un agujero en la tierra de un metro y medio más o menos.

Después varias personas como José Luis Yuste, Daniel “Caldillos” o Dionisio Aparicio, mostraron su destreza en como colocar las cuerdas, los tensores, y una tabla que guiase al chopo hacia el agujero.

Poco a poco, con ayuda de niños y mayores, el chopo comenzó a alzarse hacia el cielo de Torrebaja, con algún pequeño susto que otro, hasta que a eso de la una de la madrugada, Torrebaja lucía con orgullo su chopo de primavera, treinta años después, y con la plena ilusión de que el año que viene la fiesta irá a más.

Chopo de Torrebaja

Quiero finalizar este post, felicitando y agradeciendo a Antonio Díaz Lozano el gran esfuerzo que siempre lleva a cabo por todo lo que atañe a Torrebaja y sus gentes, pese a las dificultades físicas que padece.

Antonio Díaz Lozano

Y de igual manera a Isabel López Valero su ilusión, entusiasmo y saber hacer, que conlleva a que Torrebaja tenga cantidad de actividades lúdicas, culturales y de ocio a lo largo y ancho del año.

Isabel López Valero



7 comentarios:

buda dijo...

Parece que es más trabajoso de lo que parece plantar un chopo,me alegro mucho de que se recuperen esas fiestas y más todavia que haya personas sin otro animo de lucro de que así sea.

Un besico

Jose Vte. dijo...

Todo lo que sea recuperar fiestas y costumbres que crean famliaridad y convivencia, enriquciendo la cultura y el sentir popular, es bienvenido.
Enhorabuena a estas personas por la inciativa, y que continúa.

Un abrazo

SILVIA dijo...

Quiero felicitar a Isabel, por su esfuerzo y dedicación a este pueblo y a su gente, empleando muchas veces tiempo de su vida personal. MUCHAS GRACIAS.

Anónimo dijo...

Me ha encantado este comentario. Yo fui uno de los que estuvo estirando de las cuerdas y de los que, con la magnífica ayuda de Isabel, conseguimos realizarla. Espero que el año que viene la gente se ponga m´´as a favor de esta fiesta porque muchísima gente estuvo en contra. Es pero que Torrebaja vuelva a recuperar estas tradiciones que valen la pena, porque unifican el pueblo, a veces.
Un saludo

bellopez dijo...

Muchas gracias por vuestras palabras tan cariñosas. Tengo que aclarar que yo no fui el motor de la recuperación de la fiesta. La propusieron Aarón Yuste y Mario Monterde, contando con la ayuda de su grupo de amigos, "La Furia" y fui feliz ayudándoles en la organización del evento.
Una experiencia inolvidable

Anónimo dijo...

LO DE CORTAR UN CHOPO ESTA MUY BIEN.

PERO LO RAZONABLE, SERÍA ANTES DE CORTARLO PEDIRLE PERMISO A SU DUEÑO.

bellopez dijo...

Hola, contesto porque puedo informar de primera mano de como se hizo estos dos ultimos años.
El chopo del 2011 estaba en la ribera y pedimos autorización a medio ambiente y al ayuntamiento. El alguacil lo señaló (puede verse la marca rosa en el video de la plantada del chopo en youtube) y se cortó ese.
La fiesta de la plantada del chopo de 2012 se hizo con autorización del ayuntamiento. La autorización de medio ambiente se pidió demasiado tarde. Es un buen punto a recordar para el chopo de este año, hay que pedir permiso y consejo del Agente medioambiental. Por otra parte el chopo fue donación del propietario.
Creo que tambien habrá que pensar que tenemos pocos chopos y que cada año cortar uno grande ....