martes, 22 de febrero de 2011

A MARÍA LÓPEZ, HASTA SIEMPRE. (Miembro de la Junta Directiva de la Asociación 11 M Afectados de Terrorismo)


María López (al micrófono) junto a Beatriz Garrote (Asociación Víctimas del metro 3 de julio), Isabel Casanova y Pilar Manjón.
(Cuarto Aniversario accidente del metro de Valencia)

Hace unos años, gracias al homenaje y reconocimiento que desde la Asociación de Vecinos de Patraix se hizo a la Asociación 11 M afectados de terrorismo, tuve el honor y el placer de conocer a varios de los integrantes de su Junta Directiva, desde su Presidenta Pilar Manjón, a Jesús Abril, Mónica Sánchez, Ángel de Marcos, Isabel Casanova y María López, de igual manera pude conocer a sus familiares.

Tras este primer encuentro ha habido más, donde los lazos de amistad se han ido anudando y ratificando con fuerza, siendo conocedor de que en Madrid tengo como a alguien muy cercano a unas personas maravillosas.

Cuando estás al lado de estas personas tan extraordinarias, consigues varias cosas, además de disfrutar de su compañía, aprendes a ser mejor persona, porque con su forma de ser y de vivir dan ejemplo de lo que debe ser una buena persona, en el sentido más amplio del término, con una gran humanidad, bondad, fortaleza, espíritu de lucha por la justicia, de protección a los más débiles, de ayuda a todo aquel que lo necesita etc…

Pese al gran sufrimiento que todas estas personas tienen, porque unos malditos arrebataron las vidas de sus hijos/as, esposos/as, padres, madres, etc… siempre irradian alegría y entusiasmo por la vida; no porque estén contentos de cómo la vida los ha tratado, sino como medicina para superar esa gran desgracia, y para alentar al que ese día ande flojo de ánimos.

Ayer por la mañana a eso de las 9:30 horas Isabel Casanova, una mujer guapa y divertida donde las haya, e integrante de la Junta Directiva de esta Asociación, me llamó para comentarme que los compañeros de la Asociación 11 M habían tenido una nueva desgracia; la mamá de un chico que en el 11 de marzo de 2004 fue asesinado, había dejado de vivir.

Se trata de María López, una mujer bellísima que a sus 45 años, no ha podido superar un infarto de miocardio fulminante; Tal vez su corazón había sufrido mucho, y ya no ha aguantado más… cuando Isabel me ha contado la desgracia, aludiendo a que era “la primera mamá que nos deja del 11 M”, se me puso un nudo en la garganta, que me llevó a no saber que decir, ni como reaccionar; la última vez que vi a María, fue un domingo del pasado verano, donde junto a otros compañeros de la Asociación 11 M tomamos una rica paella que habían elaborado la propia Isabel y su marido Agustín, en su apartamento de Sagunto.

Isabel Casanova (al micrófono), Pilar Manjón, María López y Beatriz Garrote
(Cuarto aniversario accidente metro de Valencia)

Recuerdo la cara de bondad de tenía María, con sus mofletes sonrosados y su pelo rizado, que hacían de ella un aspecto angelical. También recuerdo el gran amor que junto a su marido irradiaban hacia su hija, y hacia el hijo que los asesinos le habían arrebatado.

Danto vueltas a lo sucedido, pienso en lo injusta y lo dura que es la vida; cuanto sufrimiento tienen que soportar estas familias, pienso en su marido, en su hija, en sus padres, pero también en el resto de compañeros y miembros de la Asociación del 11 M, que son otra gran familia; Pilar, Isabel, Mónica y María siempre iban juntas a todos los sitios; ahora esa familia también se queda desmembrada.

Sólo se me ocurre pensar, para tener cierto consuelo o alivio, que ojala sea verdad que hay cielo, porque así María se volverá a encontrar con su querido hijo, y porque además si al cielo sólo van los buenos, estoy seguro que ellos estarán allí…

En fin, acabo este luctuoso post, con la intención de hacerles llegar a mis buen@s amig@s de la Asociación 11 M, todo mi apoyo, solidaridad, reconocimiento y cariño.

A María López, hasta siempre amiga.

3 comentarios:

Ramón Pacheco dijo...

Gracias Óscar por el comentario que haces en el blog. Pero si decides volver, no olvides ponerte guantes, los "pepesunos" lo frecuentan y te pueden pegar alguna "cosa rara".
Un abrazo.
Pd. El tuyo está muy bien, te garantizo que lo visitaré.

buda dijo...

Muy bonito el homenaje que le haces a María y a buen seguro que ahora estara con su hijo.
Un besico y toda mi admiración por todas esas familias que vieron sus vidas y las de sus seres queridos,trucadas.

Christian dijo...

Una verdadera lástima, no la conozco, pero por el cariño que le demuestras debía de ser una gran persona.

Un corazón roto por la sinrazón de unos radicales...