martes, 31 de agosto de 2010

VUELVEN LA MADERADA Y LOS GANCHEROS AL RÍO TAJO


En muchas ocasiones os he hablado del gran paraje que supone el Parque Natural del Alto Tajo en la comarca del Señorío de Molina en la provincia de Guadalajara.

Pues bien en esta ocasión lo hago para contaros, la fiesta que el próximo 3 de septiembre de 2010, van a celebrar en el término municipal de Peñalén y que conmemora o recuerda lo que fue un antiguo oficio que giraba en torno al gran río, y al transporte de madera a través de sus aguas desde las altas montañas hasta la ciudad de Aranjuez; me estoy refiriendo a la Fiesta de los Gancheros.

El oficio de los gancheros duro y complejo, consistía en el transporte de grandes troncos de madera flotando aguas abajo, a lo largo del alto y medio Tajo; con la única herramienta de un bichero (Asta larga que en uno de los extremos tiene un hierro de punta y gancho), mucha pericia y fuerza.

En algunas ocasiones cuando se pasaba por cañones muy estrechos como el hundido de Armallones era necesaria la utilización de dinamita para poder proseguir la marcha.

Los troncos, provenían de grandes árboles que poblaban las laderas de Sierra Molina, sobre todo en los términos de Peralejos de las Truchas, Taravilla, Poveda de la Sierra, Peñalén y Zaorejas; desde allí aprovechando el deshielo de la primavera y por ende el mayor caudal del río, se transportaban hasta el puerto fluvial del Palacio Real de Aranjuez.

Esta práctica y oficio se realizó por las aguas del río Tajo desde el Siglo XV, hasta bien entrado el Siglo XX, que finalizó debido a la irrupción del transporte por carretera.

Allá por el año 1961, el genial José Luis Sanpedro escribió una novela que giraba en torno a este oficio “El río que nos lleva”, de gran éxito y que posteriormente en los años 80 fue llevada a la gran pantalla por Alfonso del Real.

No sólo el río Tajo, fue testigo de este oficio, también en otros ríos españoles se daban las denominadas maderadas; por ejemplo en la población de Ademuz (Valencia) se echaban los troncos para ser transportados por el río Turia hasta las fábricas de Manises y Quart de Poblet, o en los Pirineos los ríos Gállego y Segre cumplían esta misma función, dirección a Zaragoza o a Lleida

Fuera como fuese, es que los municipios del Alto Tajo, han formado una Asociación, la cual entre otras acticvidades se encarga todos los años, de celebrar una “Fiesta de los Gancheros” como homenaje y recuerdo a aquellos hombres que con notable esfuerzo, llenaban el Tajo de troncos, dando vida a los pueblos por donde iba transcurriendo las maderadas.

Y de esta manera mantener viva la memoria sobre las tradiciones y actividades rurales, que han forjado la vida, el carácter y la cultura de las buenas gentes del Alto Tajo.

Nunca he estado en esta fiesta, y creo que este año podré participar de la misma, así pues ya os contaré.

Para más información sobre este viejo oficio, os recomiendo además de la lectura del estupendo libro ya mencionado “El río que nos lleva”, la visión del Documental “ Los Pastores del bosque flotante”, de los directores Salvador Catillejos y José Carlos Díaz (buen amigo este último).


viernes, 27 de agosto de 2010

CONTRA LAS OLAS DE CALOR ... UNA VISITA A MOLINA DE ARAGÓN


No han sido pocas las ocasiones en las que el Presidente de la Comunidad de Cantabria Miguel Ángel Revilla, ha protestado ante los pronósticos de los meteorólogos, anunciando lluvias o mal tiempo para su región, conllevando el descenso en la arribada de turistas.
Algo parecido pasa con la comarca de Molina de Aragón, en Guadalajara, donde sus habitantes, tienen ya como algo común y habitual, aparecer en los programas y noticiarios que tratan de las adversidades del invierno.
Pero poco se acuerdan estos mismos medios de comunicación, que bien se está en estas zonas, en primavera y otoño, y sobre todo en la época estival; cuando la canícula asfixia a media España.

Por ejemplo estos días donde una ola de calor está dejando datos record en sus registros, en la comarca de Molina de Aragón, se duerme a pierna suelta y con la necesidad de cubrirse con alguna prenda de abrigo para no quedarse frío.
Temperaturas que oscilan entre los 8 y 28 grados, hacen que las casas estén frescas, que se descanse de forma óptima, y que la sensación de ahogo y asfixia que se vive sobre todo en las zonas de costa, sea en esta zona una quimera.
Seguro que en diciembre, enero y febrero, los medios de comunicación volverán al Señorío de Molina para hablar de las nieves y lo hielos; a ver si el entrevistado les invita a que nos visiten en verano.
Siempre he pensado que sería estupendo que existiese una especie de caja o recipiente un tanto mágico donde cupiese calor o frío y que éste se pudiese soltar en los fríos días de invierno, o en las tórridas tarde de verano. Mientras esto se inventa, nos valdremos de los anoracs o de los ventiladores...
Os envío un saludo bloguero desde la preciosa comarca de Molina de Aragón, y mucha precaución con el calor.

jueves, 12 de agosto de 2010

LA GENERALITAT VALENCIANA CONTRA LAS BANDAS DE MÚSICA



Pocas cosas hay tan valencianas como la música de bandas, de hecho en cualquier lugar de nuestro país, el escuchar una banda de música es de inmediato identificado con la Comunidad Valenciana.

Y raro es el municipio valenciano que no tiene su propia banda de música de mayor o menor tamaño; y la máxima expresión de pueblo de la música es la ciudad de Lliria en el Camp del Turia.

De todos es ya conocido gracias al trabajo de la oposición y a los medios de comunicación, que la nefasta gestión política llevada por el Gobierno Camps, han dejado las cuentas públicas de la administración valenciana, con un gran agujero, lo que ha conllevado a que se estén demorando los pagos incluso de los gastos corrientes como la luz y el teléfono, hecho éste que ha provocado la amenaza de cortes por parte de las empresas suministradoras.

Pero otro de los grandes perjudicados por la precariedad económica de la Generalitat Valenciana, han sido sin lugar a dudas las Bandas de Música, las cuales, se han quedado sin ayudas ni subvenciones de la administración autonómica.

Las bandas de música son un revulsivo cultural en los barrios de nuestras ciudades, y en los municipios que cuentan con una de ellas, ya que implica relación de personas, aprendizaje, entretenimiento, ocio, y finalmente espectáculo; por lo tanto es incomprensible que la Generalitat Valenciana, esté mirando hacia otro lado, dejando en el más triste abandono a una entidades, que como decía al principio del post, son parte de la esencia de Valencia.

Mientas se produce este estrangulamiento económico y financiero a las bandas de música, el Gobierno Camps anuncia un gran acto en defensa de las Corridas de Toros, donde habrá un gran dispendio, cena popular (pagada por la Generalitat), y toda clase de inventos para finalmente declarar las Corridas de Toros Bien de Interés Cultural.

La Federación de Sociedades Musicales de la Comunidad Valenciana pidió esta catalogación de protección para las bandas de música de nuestra comunidad hace más de un año…a día de hoy nada se sabe.

Mi reflexión es que de nuevo el Gobierno Camps hace uso de esa gran irresponsabilidad que le ha caracterizado, ya lo hizo y lo sigue haciendo con el boicot a la aplicación de la Ley de Dependencia, y ahora lo hace con el rechazo a las bandas de música.

Ya veremos si Francisco Camps por muchos pases de chicuelina que realice, al final el toro de la Justicia, no le da un revolcón.

VACACIONES BLOGUERAS. Hasta pronto.


Estimados/as lectores/as de este un tanto cajón desastre blog; me voy unos días al pueblo, ya que comienzo las vacaciones estivales, y por lo tanto os dejaré un tiempo tranquil@s de todos estos rollos que post tras post, os voy transmitiendo; os de decir que os estoy muy agradecido por vuestras intervenciones que sin lugar a dudas enriquecen el debate, el análisis, el diálogo, etc… y de igual manera comentaros que me siento un tanto sobrecogido, pues sobre el 5 de agosto instalé en el blog un contador de visitas y éste ocho días después desprende la cifra de 500 visitas, lo que me incita a tener un mayor grado de responsabilidad y respeto hacia tod@s vosotr@s, y hacia todo lo que cuelgo en el blog.

A la vuelta de estos días (no son muchos) espero poder seguir teniendo el lujo de contar con tod@s vosotr@s, para poder discutir, dialogar y aprender unos de otros de todo lo que acaece a nuestro alrededor.

De nuevo GRACIAS y un fuerte abrazo, vuestro amigo bloguero Óscar.

jueves, 5 de agosto de 2010

A LA LUNA DE VALENCIA.


Como dice el tango que también interpretaba el genial Carlos Gardel, los valencianos estamos a media luz, o a la luna de Valencia, y es que debido a la nefasta gestión económica y administrativa que ha llevado a cabo Rita Barberá, las cuentas públicas del Ayuntamiento de Valencia están en número más que rojos, lo que ha conllevado, a que entre otras cosas tenga que apagar más de las mitad de las farolas de la ciudad.

Se están apagando dos de cada tres farolas, o incluso aceras enteras; y es que en enero de 2010, la deuda del Ayuntamiento con la empresa suministradora de electricidad (Iberdrola), ascendía a 15 millones de euros (2.500 millones de pesetas). Hay que saber que después de Madrid, el Ayuntamiento más endeudado de España es el de Valencia.

Pero parece ser que esto no sólo es mal de Valencia y de su Ayuntamiento, de igual manera la Generalitat Valenciana está a media luz, y sin cobertura telefónica, al fin y al cabo, las políticas de grandes fastos, despilfarro y derroche, casos gürteles, fabra y brugal a parte, han sido las mismas.

Hace unas semanas Iberdrola cortó el suministro del Tranvía de Ferrocarriles de la Generalitat, que va de Alicante hasta Benidorm por impago de la deuda pendiente, teniendo que poner generadores a gasoil para dar luz a diversos tramos del mismo.

Pero las instituciones valencianas, no solamente se van a quedar sin luz, en breve y según “amenaza” de las compañías de telefonía, puede que se queden sin líneas de teléfonos fijos y móviles, por el mismo mal que las anteriores, es decir el impago y las grandes deudas.

Y es que la gestión del Gobierno Camps, han llevado a la Generalitat Valenciana a que sea la Comunidad Autónoma más endeudada del Estado, con una deuda aproximada de 15.356 millones de euros. Pero además entidades como Radio Televisión Valenciana, deben a sus acreedores entorno a los 1.500 millones de euros.

La situación es alarmante y más aún comprobando la actitud del Gobierno Camps que sigue gastando a manos llenas en grandes eventos, que ya se han demostrado que no son tan beneficiosos ni productivos como se nos había dicho.

La Ley de Dependencia sigue siendo una quimera en nuestra Comunidad; en materia educativa, el hacinamiento en muchos centros educativos es una realidad, además no se están poniendo profesores ni maestros de apoyo, ni tampoco se están cubriendo las sustituciones de bajas.

Estos días la Consellera de Cultura dio la voz de alarma sobre si se podrá seguir manteniendo el Palau de les Arts, y su calendario operístico.

Y las situaciones en la Sanidad Pública y en la Justicia son de verdadero ahogo económico con el consiguiente colapso.

Todo esto sumado a los graves casos de presunta corrupción que salpican al Partido Popular Valenciano y a las instituciones donde gobiernan hacen que los valencianos estemos a media luz, y sin dinero para comprar otra bombilla.


martes, 3 de agosto de 2010

UN PASEO POR LOS ESTRECHOS DEL RÍO EBRÓN.

Detalle río Ebrón

Siempre es un placer poder vivir y compartir experiencias con las personas que quieres, y más cuando por las circunstancias de la vida las ves poco.

Así pues el pasado fin de semana, tuve el lujo de hacer una ruta natural, en compañía de mi padre.

Me estoy refiriendo a la ruta denominada de los Estrechos del río Ebron, en el término municipal de Tormón (Teruel) kilómetros más arriba de su desembocadura en el río Turia en el municipio de Torrebaja (Valencia).


La excursión comienza en el pueblo de Tormón (Teruel), un municipio de unos 40 habitantes situado en el desfiladero del río Ebrón entre las Sierras de Javalón y Peñarredonda a unos 1060 metros de altitud.

Es una ruta especial, puesto que más de la mitad de la misma se hace por dentro del río, por lo que es recomendable hacerla en verano, (en otras estaciones con ropa especial de neopreno), con un calzado fuerte, y un palo que servirá además de punto de apoyo, para comprobar la profundidad de los diversos rincones, etc…y si llevamos mochila con algo que no se deba de mojar, es recomendable portar alguna bolsa de plástico o impermeable, pues hay puntos de cierta hondonada.

Desfiladero río Ebrón

Una vez iniciado el paseo a la orillas del río Ebrón, y siempre río abajo, pasaremos junto a viejos muros y empedrados de lo que fueron huertas y bancales, llegando a un pequeño puente de madera que cruza el estrecho cauce, y tras pasar una gran curva del río, llegaremos a un punto donde el sendero asciende hacia la montaña, y otro menos claro va directamente a lecho fluvial…; tomando este camino nos metemos directos en el agua, obteniendo al primera impresión de buf…. Que fría está el agua, aunque en cuanto llevas unos instantes en la misma esa impresión y sensación desaparecen.

Desde ahí el río y uno mismo, puesto que vas andando por el medio de pequeño cauce, te introduces en unos espectaculares cañones totalmente salvajes, donde te encuentras ante una naturaleza abrupta, de belleza insólita.

Estrechos del Ebrón

Tras pasar meandros, puntos donde el cauce apenas tiene 180 cm. Y paredes de más de 20 metros de altura, cuevas, recovecos, nogueras e higueras silvestres nacidas en minúsculas porciones de tierra, etc… se llega al puente natural de la Fonseca. (Desde el inicio de la ruta a este punto se tarde entre una hora y media – dos horas.) Ya que el transcurrir por el río es lento y costoso.

El puente de la Fonseca es un gran puente natural cárstico, que se sitúa en lo alto del barranco que forma el cañón, y bajo el cual nace un caudaloso manantial, originando una poza, que es la más honda de todo el recorrido.

Puente de la Fonseca

Nada más pasar el puente natural, surge un sendero a mano derecha, que asciende al antiguo camino que comunicaba las localidades del Tormón y el Cuervo; una vez que llegamos al sendero principal puedes ir en dirección al Cuervo (hacia la izquierda), o retornar a Tormón (hacia la derecha), que es lo que mi padre y yo hicimos; este camino de retorno, entre pinares dura aproximadamente media hora.

Vistas de los estrechos desde el sendero de ascenso a Tormón

Es una ruta preciosa, una experiencia increíble, y si la puedes compartir con personas que quieres, familia, amigos, pareja, etc… algo inolvidable.

Mi padre estaba emocionado de la ruta que habíamos hecho, os tengo que decir que tiene más de 70 años, y yo también lo estaba por lo contento que lo veía, y por haber compartido con él esta experiencia.

Mi padre y yo

Espero estimad@s amig@s bloguer@s, que alguno de vosotr@ os animéis a hacer esta ruta, y ya me contaréis.