sábado, 18 de diciembre de 2010

VALENCIA YA TIENE TREN DE ALTA VELOCIDAD




Hoy he tenido el lujo de asistir a los actos inaugurales de la nueva línea de Alta Velocidad entre Madrid y Valencia, que se han llevado a cabo en la recién construida estación Joaquín Sorolla de Valencia.

Los Reyes de España, junto al Presidente Rodríguez Zapatero, los Ministros José Blanco, Leire Pajín, los Presidentes autonómicos Aguirre y Camps, y los Alcaldes de Madrid y Valencia.

Todos ellos han acompañado a la comitiva que salió desde Atocha a eso de las 11 horas y llegaba a Valencia a las 12:37; así pues Madrid y Valencia se sitúan a penas a hora y media.

El hecho de nombrar a todas estas personalidades, lo hago para dar muestra de cuando se quiere, y la coherencia deja paso al enfrentamiento que grandes logros se pueden llevar a cabo, en beneficio de todos. Aunque también es verdad que desde las instituciones valencianas, tampoco se ha sido muy colaborador en muchas cuestiones, con respecto a estas obras, y más adelante os cuento algo de esto.

Esta gran inversión, la más grande inversión sin lugar a dudas realizada por un Gobierno central con respecto a la Comunidad Valenciana, va a conllevar consigo además de un antes y un después en las comunicaciones, un gran impacto económico.

Y esta cercanía con Madrid, gracias al resto de AVEs, va a suponer también la cercanía en tiempo con ciudades como Valladolid, Málaga o Sevilla.

Pese a la foto de plena unidad que hoy hemos visto, las trabas y las acusaciones por parte del PP de la Comunidad Valenciana con respecto a esta gran obra, y hacia el Gobierno de Rodríguez de Zapatero han sido muchas. Sin ir más lejos en el año 2008, la Alcaldesa de Valencia Rita Barberá en un encuentro con mujeres en Cuenca ponía en duda que el AVE estuviese hecho para el año 2010, y llegó a decir que : “Si el AVE llega a Valencia en 2010, habrá que tirarse por la ventanilla” ; Rodríguez Zapatero ha cumplido y así se lo expresaban esta mañana los líderes empresariales valencianos, no sé si ahora Rita, se tirará por la ventanilla como decía en 2008.

Y es que la obra del AVE, también ha sido motivo de dilema para el PP valenciano; desde su cansina letanía de que Zapatero no quería a Valencia, las obras del AVE, iban desmontando su mensaje victimista.

Y los datos ahí están, en los ocho años de Gobierno de Aznar se hicieron el 0,01% de las obras del AVE Madrid - Comunidad Valenciana; con la puesta de una primera traviesa en Picasent (por cierto luego el AVE, no ha pasado por ahí), el resto, el 99,99% de la obra se ha llevado a cabo en los seis años de Gobierno de Rodríguez Zapatero.

Por lo tanto de nuevo el tiempo, ha ayudado a esclarecer la verdad y comprobar como el Gobierno de España, ni odia, ni denigra a los valencianos.

Y por último, sólo recordar a muchos políticos que su función va incardinada a facilitar la vida y solucionar los problemas a los ciudadanos, no para crearlos.

10 comentarios:

Gregorio Garcia Alcalá dijo...

He recordado estos días, cuendo se proyectó el AVE Madrid-Sevilla por el gobierno de Felipe Gonzalez todas las barbaridades que decía la derecha a través de sus medios. "Para que queremos trenes de alta velocidad en España","Eso es un despilfarro", "Solo va a dar pérdidas", "Será una ruina". Al final ha resultado todo lo contrario, todos quieren AVE, después de quedar demostrado que eran las únicas lineas de tren que no dan pérdidas. Se equivocaron los partidarios del inmovilismo.
Saludos

Jack dijo...

Ya me parecia a mí, empiezas muy bien y al final terminas acusando al PP de algo y de lo bien que lo hace el PSOE. Pues nada sigue así.

Por cierto ¿ no viste a Rajoy ?


Ten en cuenta una cosa, que el AVE este funcionando te hace decir que TODO lo que hace el gobierno de ESPAÑA con Valencia está bien ? esto lo justifica todo ? vamos creo solo es un proyecto, importante pero uno solo, no solo de AVE vive el hobmre...vamos digo yo.

Óscar Pardo de la Salud. dijo...

Amigo Jack, un proyecto de 11.000 millones de euros.
¿Te parece poco?

si vi a Rajoy, más solo que la una, ya que Camps y Barberá se acercaban más a la Aguirre, tal vez porque creen que es el futuro...
Un saludo

Anónimo dijo...

Pues Rajoy el viaje lo hizo al lado de Camps.

Que me la trae al pairo con quien esté, me sorprendia que omitieras el dato, no se tus motivos, tu mismo.

Creia que eras valenciano y no gallero, respondes con preguntas... no me parece pequeño un proyecto de 11.000 millones, pero esto lo justifica todo ? ya no se puede dedir nada mas, pues entonces la oposición socialista valenciana a partir de hoy no tiene nada que decir.....seamos serios.

jack

Anónimo dijo...

Gracias al Gobierno de ZP estamos entrando en el siglo XXI.

Todavía recuerdo cuando el lamentable Àsnar (Aznar) puso la primera piedra del AVE en Picassent.

Buen ojo, por ahí no pasa ni pasará.

Pues así es el PP en todo.

-Maulet-.

Óscar Pardo de la Salud. dijo...

A ver Jakc los valencianos estamos muy contentos de esta nueva inversión.
Y entiendo que te puede molestar que la obra se haya realizado como comenté en el post, 0,1% en ocho años de Gobierno del PP, y 99,9% en seis años de Gobierno del PSOE.
Sólo pretendía con ello dar muestrras del falso mensaje victimista del PP valenciano, nada más.
Y Rajoy vino como mero espectador, cosa que me alegra, así de paso saludó a sus compañeros valencianos, pues hacía muchos muchos meses que el "líder" popular no pisaba tierras valencianas.

Anónimo dijo...

Sigues siendo gallego....Esa obra ya justifica todo....Esa es la pregunta y tu con Rajoy liado.

Te decía que ojala no me arrepindiera de volver a escribir aquí pero ya empiezo a arrepentirme, es un dialogo de sordos....

Hasta luego gallego.

jack
pd: por cierto según dices las obras las empezo el pp, osea que el proyecto, el trabajo incial es ppero NO?. Y que te quede claro que a mi no me molesta lo que sea buenao para Valencia, para España, para Murcia....lo haga el PP, el PSOE o un japonés.

Óscar Pardo de la Salud. dijo...

¿Pero qué tiene que justificar Zapatero, que su Gobierno es el que más ha invertido en la Comunidad valenciana?
Los hechos, las obras, y los proyectos ahí están.

Y por cierto aunque Rajoy no los deje en muy buen lugar, los gallegos molan mucho mucho.
Un saludo.

Anónimo dijo...

Éste ahora viene dándoselas de, ¿de qué?. Al Jack ése, me refiero. ¿Qué tienes tú en contra de los gallegos?. ¿Y tú de dónde eres? Pues de donde seas, no te creas mejor que los gallegos. No sé a cuento de qué siempre vienes con la misma monserga: "me voy a arrepentir, me voy a arrepentir"

El Sapo dijo...

Sugeriría a quien no haya sufrido los últimos seis años del enfoque mediático que se ha dado al tema del AVE en la CV, se abstuviera de cargar contra Oscar por ser tan supuestamente "sesgado".
Oscar, tus diatribas con el inefable "encapotado" demuestran tres cosas: hasta dónde se puede llevar una discusión cuando uno, al rebatir, sólo cuenta las maldades del oponente pero obvia las suyas anteriores y las tres más que añade de paso, la infinita paciencia que tienes, y lo inútil de entrar en estas disusiones sin fin.
El asunto del AVE tiene sin duda dos vertientes: la real, que es la inversión, la rapidez y "limpieza" de la obra -compárese esto con el sindios que se armó en Barcelona con los cercanías, sí, con los supuestamente mimadísimos catalanes- y los efectos beneficiosos que tendrá, y la segunda que pese a ser ficticia es real y palpable y es cómo se ha vendido mediáticamente el AVE en la CV. Todo lo que apuntas, Oscar, es cierto y hasta te quedas corto. Y eso sin entrar en el infumable anuncio que celebra la llegada del tren, firmado por la Generalitat y que inunda medios públicos y privados. Todo ello es muestra de hasta dónde ha llegado la sociedad valenciana. Un botón de muestra: periodistas tan poco sospechosos de "pepismo" como Blay y A. Salvador le rieron a Barberá la chorrada de la ventanilla, en lugar de censurársela. "Ha tenido gracia la alcaldesa" dijeron. Recordemos que semejante sandez venía a cuenta del carácter "provisional" de la estación. En un lugar donde cada edificio que se plantea por parte de la GV es "fantástico y maravilloso" se haga o no, eso dice mucho.