viernes, 10 de diciembre de 2010

MOLINA DE ARAGÓN Y SU DOBLE NAVIDAD




-->
Hay un chiste el cual dice que hablan dos tipos, y que uno de ellos es de Bilbao, cuando el otro fulano le pregunta si había nacido en Bilbao capital o en algún pueblo, el vasco le dice que el había nacido en Santander, a lo que su amigo le pregunta, ¿pero tú no eres bilbaíno?, a lo que éste le contesta es que los de Bilbao nacemos donde nos sale de los “cojones”… Pues bien, igual de chulos somos los molineses (naturales de Molina de Aragón) con eso de la noche buena; y es que a falta de una, nosotros celebramos dos noche buenas.
Una como todo el mundo la noche del 24 de diciembre, y la otra el 7 de diciembre, noche víspera de la festividad de la Inmaculada.
Los actos de celebración comienzan al anochecer, con una gran hoguera en el cerro de Santa Lucía (un monte situado frente a la población), y cuya cima preside un monumento en honor a la Virgen María, que mira hacia el pueblo, y que se levantó allá por el año 1954.

A esta hoguera suben grandes y pequeños, para además de templar los cuerpos en las frías noches del diciembre molinés, intercambiar saludos, beber rica sidra, o compartir las primeras pastillas de turrón. Y es que en Molina de Aragón, la Navidad comienza esa noche. De hecho muchos son los que ya montan los árboles de navidad, los belenes, etc…
Posteriormente se celebra una gran cena familiar análoga a la del 24 de diciembre, y en la principal parroquia del pueblo (San Gil) a eso de la media noche se celebra una Misa de Gallo.


La historia viene de lejos; el Papa León X en el año 1518, a través de una dispensa papal concede al cabildo de clérigos de Molina, la facultad de celebrar una misa capitular en la media noche.
La dispensa papal dice cosas como. “Pues nosotros, inclinados ante vuestras súplicas os concedemos a vosotros, y a los Rectores y Beneficiados de dicha Iglesia de San Gil (…) que en la víspera de la Concepción de la Beata Virgen María, después de Laudes, todos los años celebrar solemnemente, libre y devotamente, una misa cantada con presbítero, Diácono y Subdiácono.
Y nosotros mismos concedemos, como don perpetuo a los actuales Rectores y Beneficiados, con nuestra propia autoridad Apostólica, y a tenor de las presentes, sin que sirvan de obstáculo otras letras Apostólicas, provinciales y Sinodales publicadas en Concilios Generales o construcciones espirituales y otras cualesquiera contrarias.
Dado en roma, junto a San Pedro, bajo el Anillo del Pescador, día 18 de febrero de 1518, sexto de nuestro pontificado.”
Para más información sobre este tema, es muy recomendable, el trabajo realizado por Teresa Díaz Díaz, con el título “La Navidad en Molina de Aragón. Doble celebración de la Nochebuena”.

6 comentarios:

Romek Dubczek dijo...

Bonita fotografía, la del post y la tuya :)
saludos

Aldabra dijo...

muchas gracias por visitar mi blog de sirenas.
biquiños (que es igual que vuestros petonets)

Gregorio Garcia Alcalá dijo...

Hola Óscar, te devuelvo la visita. Tu blog es muy bueno, me ha gustado tanto que me he hecho seguidor de él. Te envío saludos desde Fuerteventura.

buda dijo...

Desconocia esta historia,lo mejor de todo sera disfrutar de esa inmensa hoguera que más de uno aprovechara para asarse alguna que otra patata y algún que otro chorizo.

Un besico y buen domingo

alvaro Locx dijo...

Hola

Me gusta tu blog.

Gracias por tu visita y espero perdures en la blogosfera y nos muestres más de España y de Valencia claro.

alvaro Locx dijo...

Hola

Me gusta tu blog.

Gracias por tu visita y espero perdures en la blogosfera y nos muestres más de España y de Valencia claro.