viernes, 12 de noviembre de 2010

FALTA DE RESPETO EN LAS CORTES VALENCIANAS

Se dice que las personas somos capaces de soportar y asumir tanto el sufrimiento como el dolor hasta muy altos niveles; y este dolor puede ser tanto físico como psíquico.

Pues bien algo parecido nos debe de estar ocurriendo a los valencianos, para que no “saltemos” ante el sufrimiento y padecimiento que nos están causando los dirigentes políticos que “administran y gestionan” las Instituciones Valencianas.

Ya no hablo de los múltiples casos de corrupción que afectan al Gobierno Valenciano, y a un gran número de dirigentes del Partido Popular, ni a las denuncias y querellas que entre ellos se están presentando; tampoco me refiero a la gran deuda a la que nos han llevado estas nefastas políticas, siendo la Autonomía más endeudada de España.

Me refiero al poco respeto que estos dirigentes tienen por el cargo, por lo que representan, por las instituciones, por la democracia y en definitiva por los ciudadanos.

La Presidenta de las Cortes Valencianas Milagrosa Martínez (PP) actúa como una hooligan, cada vez que el Presidente de la Generalitat Francisco Camps interviene en el Pleno de las Cortes, aplaude, le ríe las gracias, y riñe a cualquiera que se atreva a hacer el mínimo ruido.

No ocurre así cuando es Camps o algún miembro de la bancada popular la que monta algarabía.

Yo os pregunto, ¿alguien ha notado o ha visto a José Bono a su antecesor Manuel Marín como Presidentes del Congreso, jalear, aplaudir o arremeter hacia unos u otros? Esto es casi como comparar Televisión Española con Canal 9, es decir el sol y la luna.

Esta situación ha provocado que las fuerzas políticas de la Oposición, hayan firmado un manifiesto donde piden a la Presidenta de las Cortes Valencianas Milagrosa Martínez, que limite las llamadas al orden, a lo dispuesto en el Reglamento de funcionamiento de las Cortes Valencianas, y que se garanticen los derechos de los Diputados para poder ejercer sus funciones con todas solvencia y eficacia.

En el siguiente vídeo podemos ver la prepotencia y la falta de educación con la que actúa un diputado del PP, ante la intervención de una diputada de la oposición, Mónica Oltrá, y a su vez, como la Presidenta de la Comisión, también del PP, en vez de reñir al prepotente maleducado, riñe a la oradora porque le moleste el molestador…


6 comentarios:

Anónimo dijo...

Y en la mesa hay otra pepera, muy bien peinada eso sí, leyendo la prensa.
Que vergüenza.

El Sapo dijo...

Es llamativo Oscar que nos ha movido a hacer un post prácticamente el mismo argumento: la pérdida de vergüenza y la indiferencia.

No nos engañemos: si a la gente se la bufa, es básicamente porque no se enteran.
Y ¿por qué no se enteran? porque alguien en la CV está haciendo muy mal su faena.

Los regímenes de chicha y nabo suelen implicar medios poco comprometidos. Pero la reíproca también se cumple.
Un saludo desde la charca

Corpi dijo...

He escoltat el primer vídeo, més que res, per la música de fons, que m'agrada molt, perquè per sentir al molt Honorable, no perd el temps.

manolo mata dijo...

Muy bien visto. El ambiente es asfixiante. Se nos ocurrió lo de escribir una queja ante la actitud de la presidenta y tuvo muchísimo éxito.

Christian dijo...

Y gente así rige nuestro futuro... es muy normal que después no puedan entender el respeto al inmigrante y demás cosas un poco más cívicas... si es que les pedimos demasiado.

Anónimo dijo...

Lamentablemente el PP ya es un partido fascista declarado.
Con la falta de respeto hacia las instituciones y hacia las personas nos dice que no cree en los valores cívicos y democráticos.
Sólo queda una solución.

¡¡COMBATIRLO SIN TREGUA ALGUNA!!

-Maulet-.