martes, 31 de agosto de 2010

VUELVEN LA MADERADA Y LOS GANCHEROS AL RÍO TAJO


En muchas ocasiones os he hablado del gran paraje que supone el Parque Natural del Alto Tajo en la comarca del Señorío de Molina en la provincia de Guadalajara.

Pues bien en esta ocasión lo hago para contaros, la fiesta que el próximo 3 de septiembre de 2010, van a celebrar en el término municipal de Peñalén y que conmemora o recuerda lo que fue un antiguo oficio que giraba en torno al gran río, y al transporte de madera a través de sus aguas desde las altas montañas hasta la ciudad de Aranjuez; me estoy refiriendo a la Fiesta de los Gancheros.

El oficio de los gancheros duro y complejo, consistía en el transporte de grandes troncos de madera flotando aguas abajo, a lo largo del alto y medio Tajo; con la única herramienta de un bichero (Asta larga que en uno de los extremos tiene un hierro de punta y gancho), mucha pericia y fuerza.

En algunas ocasiones cuando se pasaba por cañones muy estrechos como el hundido de Armallones era necesaria la utilización de dinamita para poder proseguir la marcha.

Los troncos, provenían de grandes árboles que poblaban las laderas de Sierra Molina, sobre todo en los términos de Peralejos de las Truchas, Taravilla, Poveda de la Sierra, Peñalén y Zaorejas; desde allí aprovechando el deshielo de la primavera y por ende el mayor caudal del río, se transportaban hasta el puerto fluvial del Palacio Real de Aranjuez.

Esta práctica y oficio se realizó por las aguas del río Tajo desde el Siglo XV, hasta bien entrado el Siglo XX, que finalizó debido a la irrupción del transporte por carretera.

Allá por el año 1961, el genial José Luis Sanpedro escribió una novela que giraba en torno a este oficio “El río que nos lleva”, de gran éxito y que posteriormente en los años 80 fue llevada a la gran pantalla por Alfonso del Real.

No sólo el río Tajo, fue testigo de este oficio, también en otros ríos españoles se daban las denominadas maderadas; por ejemplo en la población de Ademuz (Valencia) se echaban los troncos para ser transportados por el río Turia hasta las fábricas de Manises y Quart de Poblet, o en los Pirineos los ríos Gállego y Segre cumplían esta misma función, dirección a Zaragoza o a Lleida

Fuera como fuese, es que los municipios del Alto Tajo, han formado una Asociación, la cual entre otras acticvidades se encarga todos los años, de celebrar una “Fiesta de los Gancheros” como homenaje y recuerdo a aquellos hombres que con notable esfuerzo, llenaban el Tajo de troncos, dando vida a los pueblos por donde iba transcurriendo las maderadas.

Y de esta manera mantener viva la memoria sobre las tradiciones y actividades rurales, que han forjado la vida, el carácter y la cultura de las buenas gentes del Alto Tajo.

Nunca he estado en esta fiesta, y creo que este año podré participar de la misma, así pues ya os contaré.

Para más información sobre este viejo oficio, os recomiendo además de la lectura del estupendo libro ya mencionado “El río que nos lleva”, la visión del Documental “ Los Pastores del bosque flotante”, de los directores Salvador Catillejos y José Carlos Díaz (buen amigo este último).


6 comentarios:

Eugenio dijo...

Estupendo reportaje sobre los Gancheros del Alto Tajo, ya nos contarás tu experiencia.
Que te diviertas.
Un saludo desde Guareña.
Eugenio Morales.

buda dijo...

Estupendo reportaje,el que nos traes.
Un besico y que disfrutes

Corpi dijo...

La setmana passada vaig fer la ruta fluvial pel Xúques des de Cofrents. Durant la travesia, ens explicaren que per allí també baixaven troncs pel riu, i tardaven uns quaranta dies en arribar a Cullera. Tota una aventura.

Rafa, dijo...

Espero verlo en vivo y directo, este año no ha podido ser, pero espero ir el proximo.
Saludos.

Rafa, dijo...

Hola, hemos coincido en la misma entrada. Yo tengo ganas de disfrutar un año de estas festas, espero poder hacerlo el año proximo. Saludos

El dinosaurio dijo...

No los conocía, bueno, ahora sí.
Gracias a tí.

Un placer leerte de nuevo.

Me gustaría saber tu opinión de Asunción.

Un abrazo.