jueves, 5 de agosto de 2010

A LA LUNA DE VALENCIA.


Como dice el tango que también interpretaba el genial Carlos Gardel, los valencianos estamos a media luz, o a la luna de Valencia, y es que debido a la nefasta gestión económica y administrativa que ha llevado a cabo Rita Barberá, las cuentas públicas del Ayuntamiento de Valencia están en número más que rojos, lo que ha conllevado, a que entre otras cosas tenga que apagar más de las mitad de las farolas de la ciudad.

Se están apagando dos de cada tres farolas, o incluso aceras enteras; y es que en enero de 2010, la deuda del Ayuntamiento con la empresa suministradora de electricidad (Iberdrola), ascendía a 15 millones de euros (2.500 millones de pesetas). Hay que saber que después de Madrid, el Ayuntamiento más endeudado de España es el de Valencia.

Pero parece ser que esto no sólo es mal de Valencia y de su Ayuntamiento, de igual manera la Generalitat Valenciana está a media luz, y sin cobertura telefónica, al fin y al cabo, las políticas de grandes fastos, despilfarro y derroche, casos gürteles, fabra y brugal a parte, han sido las mismas.

Hace unas semanas Iberdrola cortó el suministro del Tranvía de Ferrocarriles de la Generalitat, que va de Alicante hasta Benidorm por impago de la deuda pendiente, teniendo que poner generadores a gasoil para dar luz a diversos tramos del mismo.

Pero las instituciones valencianas, no solamente se van a quedar sin luz, en breve y según “amenaza” de las compañías de telefonía, puede que se queden sin líneas de teléfonos fijos y móviles, por el mismo mal que las anteriores, es decir el impago y las grandes deudas.

Y es que la gestión del Gobierno Camps, han llevado a la Generalitat Valenciana a que sea la Comunidad Autónoma más endeudada del Estado, con una deuda aproximada de 15.356 millones de euros. Pero además entidades como Radio Televisión Valenciana, deben a sus acreedores entorno a los 1.500 millones de euros.

La situación es alarmante y más aún comprobando la actitud del Gobierno Camps que sigue gastando a manos llenas en grandes eventos, que ya se han demostrado que no son tan beneficiosos ni productivos como se nos había dicho.

La Ley de Dependencia sigue siendo una quimera en nuestra Comunidad; en materia educativa, el hacinamiento en muchos centros educativos es una realidad, además no se están poniendo profesores ni maestros de apoyo, ni tampoco se están cubriendo las sustituciones de bajas.

Estos días la Consellera de Cultura dio la voz de alarma sobre si se podrá seguir manteniendo el Palau de les Arts, y su calendario operístico.

Y las situaciones en la Sanidad Pública y en la Justicia son de verdadero ahogo económico con el consiguiente colapso.

Todo esto sumado a los graves casos de presunta corrupción que salpican al Partido Popular Valenciano y a las instituciones donde gobiernan hacen que los valencianos estemos a media luz, y sin dinero para comprar otra bombilla.


5 comentarios:

Alfonso dijo...

Tuiteado :)

Óscar Pardo de la Salud. dijo...

Gracias Alfonso, je un abrazo

Corpi dijo...

Tot això que tu dius no ho diu Canal 9. Per què serà?

Anónimo dijo...

Al País Valencià existeis novament la censura de la dreta, y és clar, Canal No-Do (canal 9) ho nega, com si fòs una gran mentida.
El que ocurreix és que açò durà conseqüències nefastes per al nostre País.
Tot es una táctica de la dreta, arruïnen el País, així per a que el que entre no puga fer-ne front i poder tranquilament seguir fent demagògia.

Si la despesa eixquera de la butxaca de Camps, R. Barberà, Fabra, Ripoll i altres lladres, altre gall hi cantaria.

-Maulet-.

El Sapo dijo...

"Menos mal que nos dará ZP una bombilla gratis que recogeremos en Correos, y todo solucionado!!"
¿Qué os ha parecido mi simulacro de comentario de derechas?
Y no es broma... el nivel al que se mueve la "pulsión social" -esa que dicen los periodistas que no es de cambio y que por tanto mantiene en el poder a los que están- es ese. Lo oimos todos los días, no sólo en C9, sino en cualquier declaración o comunicado de prensa del PP valenciano, que además todos los medios, incluidos los supuestamente hostiles, se apresuran a reproducir.
Un análisis mínimamente objetivo, plagado de datos deja la gestión popular valenciana en estos últimos 7 años, muy en mantillas.
Por ejemplo, llenar los medios de titulares sobre el sistema de enseñanza trilingüe (castellano/valenciano/ ingés o ¡¡¡castellano/valenciano/CHINO!!!) omo una realidad "ya"... para ahora admitir que no se puede siquiera garantizar un sistema valenciano/castellano generalizado.
Eso normalmente acarrearía portadas de esas que a los dos días fuerzan destituciones.
Aquí, no.
Sí, efectivament: C9 no ha parlat ni de la supressió del senyal de RTVVI, ni dels talls de llum ni teléfon... eprò espereu un poquet i igual donen alguna notícia negativa de Iberdrola, faltaria més!