jueves, 29 de julio de 2010

LA POLÉMICA DE LAS CORRIDAS DE TOROS.



Otra cosa no, pero desde luego nadie puede decir que la política española no es animada, y es que el hecho de que hayan diecisiete autonomías, más la administración central del Estado, dan mucho juego y “diversión”.

Ayer el Parlamento de Cataluña votó en contra de las Corridas de toros, prohibiendo la realización de éstas en tierras catalanas, a partir del año 2012.

Esto como no podía ser de otra manera, ha levantado una gran polvareda, siendo el mayor azuzador el Partido Popular, como no… con el argumento de se rompe España o por culpa de Zapatero van a desaparecer los toros.

Es curioso como el PP, de nuevo creyendo en la ignorancia o estupidez de la ciudadanía, se dedica a liarlo y embarullarlo todo. Poco o nada tienen que ver Rodríguez Zapatero, ni el Gobierno en este tema, que además se han desmarcado aludiendo a la libertad.

Tras esta prohibición, Rajoy ha dicho que va a proponer la declaración de bien de interés cultural, y la “sacralización de la fiesta nacional”;… tal vez en coherencia con esto debería explicar por qué en 1991, el PP de Canarias propuso la prohibición de las corridas de toros en Canarias, que se aprobó y a día de hoy siguen prohibidas; pero es más, el Vicepresidente del Gobierno Canario es del PP, y tiene 15 Diputados, ¿por qué no propone la derogación de esta prohibición? ¿Esto no es un poco incoherente?

Cuando Canarias prohibió los toros nada pasó, eso sí, si lo hace Cataluña es porque van contra España…

En fin, no creo que uno sea mejor o peor español por gustarle las corridas de toros o no.

La ley que prohíbe las corridas de toros en Canarias, en su preámbulo dice que “es especialmente indeseable la posibilidad legal de hacer negocio lucrativo de espectáculos basados fundamentalmente en el maltrato, sufrimiento y muerte de animales”.

Una frase a mi entender impecable, y que encierra en sí misma mucha o gran parte de la polémica que genera la fiesta de los toros.

Eso sí, como estamos viendo estos días en los medios de comunicación, es un tema que levanta pasiones, y que genera mucha algarabía y debate.

Mi opinión es la siguiente: a mi no me gustan las corridas de toros, además de aburridas me parecen una verdadera salvajada, y no considero arte ver como apuntalan a un toro con banderillas, picas o espadas (seguramente para el PP seré un mal español, porque no me gusta la fiesta de los toros...) pero a su vez soy un fan incondicional de esa màxima que dice “Prohibido prohibir; y por tanto creo que se debe de respetar a quien le guste asistir a estos espectáculos, y también se debe de tener en cuenta la cantidad de personas que viven de este tema por lo que no estoy de acuerdo con la prohibición.

Creo que es mucho más positivo para la desaparición de estos espectáculos, la concienciación y la educación que el ordeno y mando.

18 comentarios:

jack dijo...

Oscar lo tuyo es fácil, me refiero al contenido del blog.

Tema de actualidad y polemico, la culpa es del PP si dice no al PSOE, acompañado de que el PP ya lo hizo pero aun peor.

Enmarallamos un poco el tema, despues 4 insultos, rancios, fachas, casposos y a otra polemica.

Alguno todavia no es enterais que quien gobierna o desgobierna en España es ZP.

Por cierto la foto de la entrada, una de ella, no corresponde a corridas de toros, todo no es lo mismo, lo digo porque como no eres aficionado, no te creas de todo lo que participa un toro, son corridas de torros, hay toros embolados, encierros, etc....que por cierto no se prohiben ( y la foto de los dardos no esta prohibida, que no se de donde será, ni matar pollos, ni engordar artificialmente al ganado, ni provocar infecciones inflamatorias etc..etc....)

severino el sordo dijo...

Creo que las corridas de toros al final caeran por que no tendran seguidores que las sustenten,si se hubieran prohibido en cualquier otra parte no hubieran levantado tanta polemica,lo triste es ver como dependiendo de intereses concretos aparezcan taurinos o antitaurinos por todos sitios,saludos.

Antonio Rodriguez dijo...

Yo no estoy de acuerdo con lo de la libertad sin limites, porque se transforma en libertinaje y se atropellan los derechos de los demás.
Según tu razonamiento habría que esperar a que toda la sociedad tomara conciencia sobre la pena de muerte para abolirla, pero no se esperó a eso, sino que la mayoría de la sociedad decidió eliminarla en contra de una minoría que pensaba que era una castigo justo.
Pues con los toros pasa lo mismo. Si estamos de acuerdo una mayoria de la sociedad en que se está causando un daño evitable e inecesario a un animal hay que prohibirlo.
Salud, República y Socialismo

Óscar Pardo de la Salud. dijo...

Estimados amigos en primer lugar agradezco vuestras intervenciones e interés;
Amigo Jack, llevas razón en que la segunda foto no pertenece a una corrida de toros, pero quería ponerla porque muchas veces en base a la tradición se realizan verdaderas barbaridades como la de la foto.
No es generar polémica con el PP, me molesta mucho que tomen a la ciudadanía por ignorantes, palurdos a los que engañar. He visto a Aguirre, Saez de Santamaría o al propio Rajoy acusar al Gobierno de tal prohibición, cuando hablando en términos de toro, el Gobierno no había dicho ni “muu”. Y además resulta que en Canarias fue el PP quien prohibió este espectáculo, de ahí que no entienda esa doble vara de medir.
Amigo Severino totalmente de acuerdo con tu reflexión.
Y amigo Antonio, creo que no son comparables la pena de muerte a personas, que las corridas de toros; como digo en el post, a mí no me gustan, pero creo que prohibiéndolo se victimiza y radicaliza el tema.
Un saludo a los tres y de nuevo gracias.

El Sapo dijo...

Yo siempre digo lo mismo: si la "fiesta" es tan natural, el torero tan valiente, la lucha tan igualada... que los toreen sin picarlos, tal cual salen de chiqueros. ¿A que no?
Demagogias aparte, por mi pueden empezar por donde quieran. Las corridas que son lo más visible. Y me da igual quién lo vote: si un partido hace algo bieno me parece bien.
Las demagogias, el buscarle trasfondos políticos a conveniencia se lo dejo a otros.
Cualquier paso que se dé para a)maltratar menso animales b)que se deje de apoyar a un absurdo espectáculo cruel y sanguinario me parecerá bien.
Porque, Severino: discrepo en lo de "caer por su propio peso". Siempre digo eso de "si hubiera ejecuciones públicas, la gente acudiría en masa". Y lo cierto es que no es retórica: en USA es así. Y aquí no pirramos para ver cómo llevan a un presunto asesino del furgón al juzgado.
Así que los pasos que por fin nos van separando del pedazo de bestia que tan poco cambió del neanderthal a la edad media, no muco más desde entonces hasta aquí, y que TODOS llevamos dentro, son pasos que más que caer por su propio peso, conviene dar un empujoncito.
Oscar: gracias mil por sacar el tema: me da una pereza....

(yo mientras me voy a concentrar en analizar el "cambio de consell" y las sin duda contindentes reacciones de la prensa progre-ja!-sista...

jack dijo...

Pero es que el gobierno tiene que dicir "mu" no hacerse el sueco, para no enfrentarse a Montilla.

Esta es una medida politica de Montilla y los separatistas, no tiene nada que ver con tradiciones y maltratos, porque dime porque siguen los toros embolados siendo legales....

Y que si haga algo mal en otro sitio justifica la bondad de una medida. A parte que en Canarias la aficion era nula y la fiesta estaba muerta por su propopia naturaleza, por eso no hubo polemica, porque la gente pasaba bastante de los toros.

En cataluña sustituyen el toro porque suena a Español, con la complicidad del P Socialista y el P socialista Expañol, y ZP no dice ni mu....que pena que no se haya enterado que gobierna en España..6 años 6 y todavía hacemos oposición al PP en vez de gobernar.

Óscar Pardo de la Salud. dijo...

Hola Jack, el propio Montilla votó en contra de la prohibición, como la mayoría de los miembros del Grupo Socialista.
Ya te dije que a mi no me parece bien la prohibición, como han dicho los miembros del Gobierno de España, así pues no busquemos tres patas al gato.
El tema de la afición en canarias, estoy de acuerdo además al ser unas islas se encarecen los gastos, por transporte etc..., aunque parece ser que en Cataluña tampoco hay mucha aficción a las corridas de toros, sólo existe en activo la plaza de Barcelona, ayer hubo una corrida y sólo se llenó la mitad de la plaza.
Un saludo

jack dijo...

Vamos Oscar seamos serios. Sin el apoyo del PSOE esta medida no sale, y se dio total libertad de voto....aquí no vale disciclinas de partido ? en los demas temas sí, pero este tema tenia que salir disimulando, Que yo no he sido, que yo no he sido....justificar lo injustificalble si es buscar tres patas al gato.

Vale la mitad de la plaza, pues cuando no se llene el Nou Camps o Mestalla, que prohiban el Futbol....

Óscar Pardo de la Salud. dijo...

Jack en base a esa libertad que pretendemos defender, me gusta que se de libertad de voto a los diputados.
Un saludo

jack dijo...

Ok, y porque no libertad de voto por ejemplo en la ley del Aborto ?

Óscar Pardo de la Salud. dijo...

Libertad de voto para cualquier proposición, y para todos los partidos.
Seguro que nos quedaríamos flipados de muchas cosas je.
Macho que calor, un saludo.

jack dijo...

Pues nada a la piscina o a la playa....también queda el socorrido ventilador.

Ahora se habla de que es buena la libertad de voto, pero solo se deja puntualmente, no he visto a nadie antes pidiendola, como hablabamos antes, por ejemplo en la Ley del Aborto, porque esa ley tenía que salir por co....y recubierta de un manto de libertad, progresismo etc....¿ porque no se dejo ? y porque se deja ahora....Seguro que al final la culpa la tendrá el PP, que tambien lo hizo, en una votación de hace no se cuantos años...etc...etc


Un abrazo y siempre un placer.

El Sapo dijo...

"cuando no se llene el Nou Camps o Mestalla, que prohiban el Futbol...."

Mira tú por dónde ya tenemos nombre para el nuevo campo del VCF!!! :o)
Lo siento, no lo he podido resistir.

Anónimo dijo...

Fuerte ha sido la polémica suscitada con relación a los Toros o más bien a la (según mi opinión) mal denominada Fiesta Nacional.

Parece ser, que a determinados sectores conservadores no les ha gustado que en Catalunya se prohiban las corridas de toros, afirmando estos sectores que es un ataque a la españolidad.
Estos defensores de la "una, grande y libre" (no sé el qué) no han condenado con tanta virulencia, ni siquiera han mencionado la prohibición llevada de la misma forma en Canarias, y es lógico pues allí la iniciativa legislativa prohibitiva, la cual prosperó, fue secundada por el P.P y como estos señores se montan toda clase de excusas, aluden a que allí no hay afición.
Si realmente por afición fuere, en Catalunya realmente tampoco la hay, basta con ver como se encuentra la plaza en días de "fiesta".

Realmente el problema es otro, y es desde mi punto de vista una cuestión de costumbres. Si realmente las corridas de toros fueran una costumbre española sería secundada por todo el país con la misma intensidad, pero esto no es así, por lo tanto me parece perfecto que Catalunya prohiba una costumbre no Catalana (donde no hay ningún enriquecimiento por asimilación) donde se dá muerte y tormento a un ser vivo y por si fuera poco en inferioridad de condiciones con respecto del torero (es picado y banderillado).
Pero no sólo las corridas de toros, sino también otras fiestas tan salvajes como la de despeñar cabras desde campanarios o decapitar pollos, existentes en otros lugares del Estado español.
Seguro que los fanáticos inquisidores nacional festeros de la "una, grande y libre" aluden a la gran afición taurina de Catalunya, ya que se disfruta de otros festejos taurinos como e "bou embolat, bous al carrer" (toro embolado o toros en la calle).
Efectivamente se tiene tal afición, pero no se produce muerte alguna, salvo la de algún insensato.
Parece ser que lo que hace "español" para unos sectores es la tortura, el sufrimiento y la sangre, eso es mucho más que otros valores que garanticen la convivencia, la dignidad, la libertad y el respeto a los hechos diferenciales.

Por cierto, no es nada comparable con el tema del aborto.
Con el aborto se produce y de pide que se libere a muchísimas mujeres, especialmente las jóvenes, de una carga. No obstante quien quiera que aborte y quien no pues que no lo haga. Pero es curioso y esto me lo han comentado profesionales, que quienes más piden la píldora del día después, son mujeres de 30 a 45 años y quienes más abortan también, siendo más curioso que sean de posición muy acomodada, muy "de bien".

Es en definitiva la doble moral de la derecha, como en el divorcio que los que más lo practican son los de derechas, pero luego todo se soluciona, un par de padrenuestros, unos golpes en el pecho, un rato de confesión con un señor de negro y ¡¡qué bueno es Dios!!.

Ciertamente no tenéis desperdicio.
Por cierto, si Francia o cualquier otro país Iberoamericano prohibe las corridas de toros, ¿cual será la sugerencia? ¿una declaración de guerra, tal vez?.

-Maulet-.

Anónimo dijo...

Fuerte ha sido la polémica suscitada con relación a los Toros o más bien a la (según mi opinión) mal denominada Fiesta Nacional.

Parece ser, que a determinados sectores conservadores no les ha gustado que en Catalunya se prohiban las corridas de toros, afirmando estos sectores que es un ataque a la españolidad.
Estos defensores de la "una, grande y libre" (no sé el qué) no han condenado con tanta virulencia, ni siquiera han mencionado la prohibición llevada de la misma forma en Canarias, y es lógico pues allí la iniciativa legislativa prohibitiva, la cual prosperó, fue secundada por el P.P y como estos señores se montan toda clase de excusas, aluden a que allí no hay afición.
Si realmente por afición fuere, en Catalunya realmente tampoco la hay, basta con ver como se encuentra la plaza en días de "fiesta".

Realmente el problema es otro, y es desde mi punto de vista una cuestión de costumbres. Si realmente las corridas de toros fueran una costumbre española sería secundada por todo el país con la misma intensidad, pero esto no es así, por lo tanto me parece perfecto que Catalunya prohiba una costumbre no Catalana (donde no hay ningún enriquecimiento por asimilación) donde se dá muerte y tormento a un ser vivo y por si fuera poco en inferioridad de condiciones con respecto del torero (es picado y banderillado).
Pero no sólo las corridas de toros, sino también otras fiestas tan salvajes como la de despeñar cabras desde campanarios o decapitar pollos, existentes en otros lugares del Estado español.
Seguro que los fanáticos inquisidores nacional festeros de la "una, grande y libre" aluden a la gran afición taurina de Catalunya, ya que se disfruta de otros festejos taurinos como e "bou embolat, bous al carrer" (toro embolado o toros en la calle).
Efectivamente se tiene tal afición, pero no se produce muerte alguna, salvo la de algún insensato.
Parece ser que lo que hace "español" para unos sectores es la tortura, el sufrimiento y la sangre, eso es mucho más que otros valores que garanticen la convivencia, la dignidad, la libertad y el respeto a los hechos diferenciales.

Por cierto, no es nada comparable con el tema del aborto.
Con el aborto se produce y de pide que se libere a muchísimas mujeres, especialmente las jóvenes, de una carga. No obstante quien quiera que aborte y quien no pues que no lo haga. Pero es curioso y esto me lo han comentado profesionales, que quienes más piden la píldora del día después, son mujeres de 30 a 45 años y quienes más abortan también, siendo más curioso que sean de posición muy acomodada, muy "de bien".

Es en definitiva la doble moral de la derecha, como en el divorcio que los que más lo practican son los de derechas, pero luego todo se soluciona, un par de padrenuestros, unos golpes en el pecho, un rato de confesión con un señor de negro y ¡¡qué bueno es Dios!!.

Ciertamente no tenéis desperdicio.
Por cierto, si Francia o cualquier otro país Iberoamericano prohibe las corridas de toros, ¿cual será la sugerencia? ¿una declaración de guerra, tal vez?.

-Maulet-.

Anónimo dijo...

Fuerte ha sido la polémica suscitada con relación a los Toros o más bien a la (según mi opinión) mal denominada Fiesta Nacional.

Parece ser, que a determinados sectores conservadores no les ha gustado que en Catalunya se prohiban las corridas de toros, afirmando estos sectores que es un ataque a la españolidad.
Estos defensores de la "una, grande y libre" (no sé el qué) no han condenado con tanta virulencia, ni siquiera han mencionado la prohibición llevada de la misma forma en Canarias, y es lógico pues allí la iniciativa legislativa prohibitiva, la cual prosperó, fue secundada por el P.P y como estos señores se montan toda clase de excusas, aluden a que allí no hay afición.
Si realmente por afición fuere, en Catalunya realmente tampoco la hay, basta con ver como se encuentra la plaza en días de "fiesta".

Realmente el problema es otro, y es desde mi punto de vista una cuestión de costumbres. Si realmente las corridas de toros fueran una costumbre española sería secundada por todo el país con la misma intensidad, pero esto no es así, por lo tanto me parece perfecto que Catalunya prohiba una costumbre no Catalana (donde no hay ningún enriquecimiento por asimilación) donde se dá muerte y tormento a un ser vivo y por si fuera poco en inferioridad de condiciones con respecto del torero (es picado y banderillado).
Pero no sólo las corridas de toros, sino también otras fiestas tan salvajes como la de despeñar cabras desde campanarios o decapitar pollos, existentes en otros lugares del Estado español.
Seguro que los fanáticos inquisidores nacional festeros de la "una, grande y libre" aluden a la gran afición taurina de Catalunya, ya que se disfruta de otros festejos taurinos como e "bou embolat, bous al carrer" (toro embolado o toros en la calle).
Efectivamente se tiene tal afición, pero no se produce muerte alguna, salvo la de algún insensato.
Parece ser que lo que hace "español" para unos sectores es la tortura, el sufrimiento y la sangre, eso es mucho más que otros valores que garanticen la convivencia, la dignidad, la libertad y el respeto a los hechos diferenciales.

Por cierto, no es nada comparable con el tema del aborto.
Con el aborto se produce y de pide que se libere a muchísimas mujeres, especialmente las jóvenes, de una carga. No obstante quien quiera que aborte y quien no pues que no lo haga. Pero es curioso y esto me lo han comentado profesionales, que quienes más piden la píldora del día después, son mujeres de 30 a 45 años y quienes más abortan también, siendo más curioso que sean de posición muy acomodada, muy "de bien".

Es en definitiva la doble moral de la derecha, como en el divorcio que los que más lo practican son los de derechas, pero luego todo se soluciona, un par de padrenuestros, unos golpes en el pecho, un rato de confesión con un señor de negro y ¡¡qué bueno es Dios!!.

Ciertamente no tenéis desperdicio.
Por cierto, si Francia o cualquier otro país Iberoamericano prohibe las corridas de toros, ¿cual será la sugerencia? ¿una declaración de guerra, tal vez?.

-Maulet-.

Christian dijo...

Muy buenas.

Personalmente creo que las corridas de toros en Cataluña hubiesen caído por su propio peso en cuestión de unas décadas si nadie las hubiese tocado, con esta prohibición como con todas lo que se consigue es que la gente que estaba "en medio" se extremice, tomando posturas protaurinas o antitaurinas según sus principios y agravando así el problema. Gracias a esta prohibición actualmente el número de afiliados en las distintas plazas de toros españolas está aumentando, así como el número de personas que se unen a grupos y asociaciones antitaurinas.

Pero lo que realmente me indigna de este tema es que esto es meramente una distracción para el populacho mientras que otros temas mucho más importantes pasan desapercibidos, estrategia política que ya deberíamos conocer ya que la practican tanto izquierdas como derechas. ¿Por que no invertir todo ese dinero gastado en la prohibición en programas que solventen la pobreza en nuestro país o terceros países? sencillamente porque la prohibición de las corridas da votos para afianzar poderes.

Saludos.

Christian dijo...

Muy buenas.

Personalmente creo que las corridas de toros en Cataluña hubiesen caído por su propio peso en cuestión de unas décadas si nadie las hubiese tocado, con esta prohibición como con todas lo que se consigue es que la gente que estaba "en medio" se extremice, tomando posturas protaurinas o antitaurinas según sus principios y agravando así el problema. Gracias a esta prohibición actualmente el número de afiliados en las distintas plazas de toros españolas está aumentando, así como el número de personas que se unen a grupos y asociaciones antitaurinas.

Pero lo que realmente me indigna de este tema es que esto es meramente una distracción para el populacho mientras que otros temas mucho más importantes pasan desapercibidos, estrategia política que ya deberíamos conocer ya que la practican tanto izquierdas como derechas. ¿Por que no invertir todo ese dinero gastado en la prohibición en programas que solventen la pobreza en nuestro país o terceros países? sencillamente porque la prohibición de las corridas da votos para afianzar poderes.

Saludos.