miércoles, 23 de junio de 2010

LA PROHIBICIÓN DEL USO DEL BURKA. Un problema inventado.


Estimados lectores y lectoras de este humilde y cajón-desastre blog, siempre he pensado que los dirigentes políticos están para solucionar los problemas e intentar mejorar la calidad de vida de los ciudadanos; esto viviendo en Valencia comienza a ser algo dudoso, porque no se entiende que el Gobierno de la Generalitat boicotee la aplicación de la Ley de Dependencia, o que creen problemas donde no los hay, intentado derribar un barrio para poder especular con el terreno.

Por eso llevo un tiempo asistiendo un tanto perplejo a la falsa polémica que desde el PP catalán están intentando impulsar con respecto a las mujeres que utilizan el burka.

Vivo en Valencia, una gran ciudad, la tercera en población del estado español, y en mi vida he visto por las calles de mi ciudad una mujer con burka; así pues no entiendo tanta polémica y conflicto con el tema.

Una vez me contaba una amiga y que en tiempos había sido concejala del PC, que allá por los albores de la democracia, apenas existía concienciación medioambiental, y que el ornamento de jardines y parterres no era respetado; lo que llevó a los Ayuntamientos a colocar carteles de “Prohibido pisar las flores”, “Prohibido pisar el jardín”, y así un largo etcétera de prohibidos, que demostraron que ese máximo de prohibido prohibir, debía aplicarse con un mensaje de concienciación de respeta las flores o respeta el jardín.

Así pues con todo este tema, creo que flaco favor se hace a la convivencia; aplicando prohibiciones y medidas para un conflicto que realmente no existe, y que además la finalidad de estas medidas no son para ayudar ni defender a la mujer, sino condenarlas aún más a su exclusión, solamente por razones ideológicas o religiosas.

No sé que será lo próximo si prohibir que las monjas lleven hábito, o los sacerdotes alzacuellos…

Sin lugar a dudas se aprecia una actitud populista, porque en tiempos de crisis el racismo y la xenofobia hacia los inmigrantes, se acrecientan y con tal de un puñado de votos, ya sabemos que hay fuerzas políticas dispuestas a hacer lo que sea, con independencia de las consecuencias que esas acciones puedan acarrear.

Dice un cuento enmarcado en la época del nazismo, que una persona veía como los nazis iban deteniendo a sus vecinos: “vinieron a por mi vecino lisiado, se lo llevaron y yo no hice nada, luego vinieron a por mi vecino homosexual y yo no hice nada, pocos días después vinieron a por mi vecino judío y yo no hice nada;… hoy han venido a por mí y nadie ha hecho nada”

Así pues desde este pequeño rincón de la blogosfera, pido a las fuerzas política que no involucionemos, que para temas tan sensibles se utilice la responsabilidad y el sentido común. Y que hagamos el mayor uso posible del término y derecho LIBERTAD.

15 comentarios:

Sociedad de Diletantes, S.L. y Casilda García Archilla dijo...

Exacto: es un problema inventado que no ayuda nada a la convivencia, es demagógico y puede fomentar la xenofobia en tiempos de crisis, no ayuda en nada a la situación de la mujer, y es además una cortina de humo para no hablar de lo que realmente es importante: hipocresía cúbica dentro de los fascismos cotidianos

MIGUEL ANGEL dijo...

Mi buen amigo Oscar, como tu bien dices es tal sólo un invento más para discriminar a la mujer y someterla a exclusión. No entiendo como tu bien dices tanta polémica con el burka cuando es una cuestión religiosa. No obstante, es el Gobierno quien dicta las leyes y el pueblo quien debe cumplirlas. Es un error pero es lo que hay. Espero que con el tiempo todo cambie y podamos olvidar este polémico suceso que con tanto desenfreno está provocando. Un abrazo y feliz verano.

severino el sordo dijo...

Para mi en ese tema no hay medias tintas debe de perseguirse su uso incluso en la privacidad,nunca se puede asociar burka con libertad, las mujeres que lo llevan no lo hacen con libertad aunque podamos pensar que es su opcion,seguramente no han conocido otra.
Otra cosa es el uso que determinados partidos hagan del tema,con la libertad no se juega y la prenda es una carcel que muchas mujeres sufren a perpetuidad,saludos.

Anónimo dijo...

Le doy toda la razon a Severino, es algo que le imponen a las mujeres y que hay que erradicar al menos en nuestro pais.
Siempre hemos luchado por la libertad y no podemos consentir estas vejaciones a la mujer.
Lo mismo que la ablación y otras aberraciones similares.

Óscar Pardo de la Salud. dijo...

Gracias a todos por vuestras intervenciones, que sin lugar a dudas enriquecen el debate y el análisis.
Yo también estoy a favor de la mujeres, y muy en contra del machismo exacerbado que algunas culturas desprenden.
Y con ello pienso que esta medida no va a suponer más libertad para las mujeres, sino en algún caso puede suponer el hecho de que no salga de casa.
Creo con temas tan sensibles como este debe entrarse por la concienciación y no por vía de la imposición.
Un saludo

El Sapo dijo...

Ya, Severino. Pero los ingleses ya dicen que no hagas una ley que no puedas aplicar. No puedes seguir a la gente a su casa a ver si se pone Burka o no.
En definitiva, si impones legalmente que no se pueda llevar en la calle, atajas el síntoma y nosotros nos quedamos tranquilos de no ver burkas y reemos que esas mujeres están más cerca de no sufrir la crueldad de sus maridos.
LAs leyes existentes ya habilitan a las autoridades a obligar a la gente a identificarse y por tanto descubrirse...
En cuanto al oportunismo de la medida es obvio. Hace nada se planteaba en varios medios si era una maniobra de distracción socialista, y ahora se apunta el PP...

Patraixense dijo...

Legislar: Dar, hacer o establecer leyes.

Claro que deberíamos suponer que se legislaría para resolver los problemas más importantes de la sociedad, de las personas.

En este caso, el efecto será el contrario Si lo que buscamos es integración empecemos simplemente por la cultura. Hace más por la integración un programa de cocina como el KARAKIA que cualquier ley. Empecemos por conocernos más, y no sólo a nuestros vecinos Sudamericanos, Marroquíes, Portugueses, etc... sino también a los Andaluces, Extremeños, etc...

Tanta tecnología TDT para nada. No estaría de más poder ver de vez en cuando un canal autonómico como la ETB o Canal SUR, algo sacaríamos en claro. Aunque solo fuera ver la misma basura.

Se nos une y separa sólo en lo que les interesa. De nada sirve que aquí los libros de texto no sean gratuitos, mientras que en otras comunidades si lo son. Esto no lo muestran y supone un claro golpe a la igualdad de todos.

¡¡¡Pero no!!! es más fácil crear leyes que no sirven para nada. Afortunadamente en este caso, viene bien la frase de una ministra europea "En España las leyes son siempre aproximadas".

Por último y a modo de reflexión, estando en la playa el pasado fin de semana observe a una familia Pakistaní o Hindú disfrutando del día. La madre estaba completamente tapada con un velo y el marido y otro adulto conversaban también vestidos de calle. No se bañaron en ningún momento. Pero sus dos hijos, un niño y una niña disfrutaron de las olas como el que más.

La pregunta es: ¿cuantos creen que cuando esa niña llegué a los 16 años, preferirá llevar un velo a un bañador?

Somos permeables y más tarde o temprano acabamos adaptándonos a los cambios.

Son sus tradiciones, como las nuestras cuando no comíamos carne en cuaresma.

Anónimo dijo...

Justamente tomando como base ese cuento de la época del nazismo: quizá es el momento de que se empiece a hacer algo, de que NOSOTROS empecemos a hacer algo, ya que ellas no pueden.
En sus países es imposible que las mujeres puedan rebelarse contra esa imposición,y si aquí que puede ser su única oportunidad, aunque sea mediante prohibición (quién nos dice a nosotros que ellas no tienen la esperanza de que lo prohíban y poder tener por fin un rostro) como decía, si aquí tampoco hacemos nada por cambiar esa realidad, entonces ¿la suerte de estas mujeres cambiará algún día? Quizá sea en nuestro país donde puedan encontrar una forma de liberarse de esas cadenas (dudo mucho que la mayoría de ellas escoja el uso del burka con total libertad). Aquí es donde podemos hacer algo por cambiar eso y muchas veces no se hace porque imponer no es políticamente correcto (a pesar de que nuestra vida está plagada de imposiciones, todas las leyes son, de un modo u otro, imposiciones); lo que no nos paramos a pensar es que quizá la única vía para que esas mujeres puedan dejar de lado el burka y ser un poco más libres sea la prohibición (aunque suene paradójico), ya que si esa decisión depende de sus maridos o de las tradiciones, ellas jamás podrán elegir.
¿Involucionar? yo creo que lo que se busca es realmente todo lo contrario.
Una cosa más: porque en Valencia no se suela ver a mujeres con burka no quiere decir que no existan ni que en otras ciudades de España no esté repleto. El "problema" existe, y si realmnete se quiere dar un paso adelante lo principal es reconocerlo y no quedarse con la idea de que es algo inventado.

Patraixense dijo...

Para Anónimo:

Admiro que pienses en la libertad de las personas oprimidas aquí y allí.

Pero discierno en que mediante prohibiciones y leyes se pueda conseguir una integración o libertad de dichas personas.

Para poder cambiar una sociedad se deben dar medios, no se puede llegar a un país que aún vive en el medievo e implantar nuevas reglas.

En nuestro país es más fácil ya que se disponen de medios. Los medios no deben ser prohibiciones, sino opciones algunas casi obligadas. Por ejemplo en la educación, se podría valorar que los alumnos tuvieran un uniforme escolar. Entre sus ventajas estaría el de que no fomentaría las diferencias entre ellos (por ejemplo el comparar marcas de ropa).

Con referencia a los símbolos religiosos es algo que con el tiempo se debería normalizar. Un ejemplo viene con el tema de la ética y la religión, si en un grupo existen elecciones diferentes ¿en que puede afectar un símbolo religioso? Imaginaos que fuera un debate propio de los alumnos de una clase los que llegaran a un acuerdo sobre los símbolo. El debate podría abrir muchas mentes.

Doy por perdidas a las personas que por su edad, no creo que nunca se les pueda cambiar en su forma y modo de pensar. Es la actitud ante las cosas las que nos puede hacer avanzar o quedarnos estancados.

Prohibir no sirve de nada cuando se tiene la actitud de no cambiar nada. De nada sirve prohibir fumar si te da igual fumar donde sea, sin importarte si molestas o no.

La educación es lo fundamental, alimenta las mentes y crea actitudes. La libertad es tener las mismas oportunidades y elegir la que más te interese.

El equilibrio se debe encontrar y no imponer.

jack dijo...

Yo alucino con la progresía activa, y Oscar aquí el PSOE ha metido la pata, y vosotros al apoyarlo también. Caeis en una contradiciones importantes que paso a numerarte.

1.- El problema no se crea por nadie, existe y se está tratando de solucionar, en todo caso si admitieramos que se ha creado un problema, los "responsables" serían primero, varios ayuntamientos socialistas catalanes que han planteado la prohición del Burka, y despues la Sr Camacho por recoger estas inciativas, y plantearlas en el Senado.

2. El Coran no dice nada de los pañolitos, burkas etc... por tanto entiendo que si no se dice nada, es la sociead árabe ( ahora mismo super machista ) la que impone este método discrimatorio sexista.

3. Cuando hablais de que la prohibición no consigue nada, no se si la afirmación es para tapar las vergüenzas del partido, o que andais despistados.

La constitución española, el estatuto de los trabajadores, etc PROHIBE LA DISCRIMINACION, ¿ eso no es válido ?

Saludos.

Óscar Pardo de la Salud. dijo...

Como no me cabe la menor duda, el tema ha abierto un debate, que sin lugar a dudas es enriquecedor.
Jack, es verdad que varios ayuntamientos catalanes, con alcaldes socialistas lo han propuesto en sus localidades, y también es verdad que el PP catalán, es el que lo ha llevado al Senado.
Yo no estoy diciendo que defienda la postura de los hombres musulmanes, ni tampoco que me guste que las mujeres lleven burka; lo que yo he dicho es que creo que es un problema inventado e inexistente, que tiene detrás un cierto tufillo racista, y que busca un rédito electoral que en tiempos de crisis se acentúa, por el estupendo caldo de cultivo que supone el decir vienen de fuera a quitarnos el trabajo.
Igual que me pareció lamentable que la Presidenta del PP catalán repartiese panfletos en los que se identificaba ser rumano con delincuencia.
Son temas muy sensibles, delicados y que requieren una gran responsabilidad y sentido común por parte de las formaciones políticas para no generar conflictos y rechazos, cuyas consecuencias pueden ser altamente peligrosas.
A día de hoy eso ya está resuelto por el ordenamiento jurídico, cualquier persona cuando debe de ser identificado por las fuerzas de seguridad, tienen que mostrar el rostro por ley, también para hacerse el DNI, etc… por lo tanto no se entiende buscar una exhaustiva regularización al respecto, ¿también van a obligar a los pastores de los Pirineos a no usar pasamontañas, se van a eliminar los cascos integrales? Etc…
Y un ejemplo más de que es un problema inexistente es que los medios de comunicación no han podido captar ni una foto, de una mujer con burka en las calles españolas.
Por cierto y para acabar tampoco creo que con estas propuestas se esté ayudando ni a la integración, ni mucho menos a la mujer musulmana.
Un saludo y gracias por vuestras intervenciones.

Anónimo dijo...

Los pasamontañas de los pastores y los cascos de los motoristas son un sistema de protección (del frío y ante posibles accidentes respectivamente), nada que ver con un burka negro de la cabeza a los pies, que todos sabemos las connotaciones machistas y discriminatorias que tiene en la cultura musulmana. No establezcamos paralelismos que nada tienen que ver.

Por otro lado, Óscar vuelves a insistir en la inexistencia del problema: sí que podemos encontrar imágenes de mujeres con burka tomadas en municipios catalanes. Negando la realidad no llegaremos a ningún sitio.

No obstante, pienso que es un asunto muy serio que no debería politizarse, pero tanto por parte de unos partidos como de otros, que es justamente lo que se está haciendo.

Patraixense dijo...

Si prohibir el Burka es ayudar a las mujeres, ¿podrán esas mujeres ampararse en la prohibición para evitar el rechazo de su grupo social?

El motivo de la prohibición del Burka no ha quedado claro, salvo por el tema de la identificación del individuo en el momento de realizar algún tramite legal.

En mi caso no me opongo a la prohibición del Burka, siempre y cuando se acompañe de argumentos claros. Y el único que yo veo es el de la identificación del individuo antes mencionado. Algo de fácil solución.

Por lo demás, este tipo de prohibición simplemente es un radicalismo más que sirve para equilibrar puntos enfrentados. Puede ser (y por lo menos para mi lo es) que la mayoría de la sociedad árabe es machista. Pero también lo fuimos ( y también lo seguimos siendo) nosotros y todo conlleva tiempo y esfuerzo.

Por otra parte, la interpretaciones sobre el Corán o sobre la biblia son libres, y de ellas nacen muchas religiones. Pero creo que no debemos caer en el mismo error que ya cometimos con el catolicismo empezando por el emperador Constantino el Grande y la persecución de los no católicos, pasando por la inquisición y llegando hasta ahora donde a la iglesia católica se le esta atragantando la consabida perdida de fe y el resurgimiento de doctrinas infieles según ellos.

No sé, pero igual es el momento de volver al Paganismo. Lo cual acabaría llenando de símbolos religiosos de toda índole las escuelas, y tendríamos además de iglesias y sinagogas, monumento megalíticos y druidas adorando al sol.

Hubo un tiempo en que todas las religiones convivían en el mismo espacio. Habían varios dioses y cada uno veneraba al que más quería o incluso a varios, respetando al resto. Fueron siglos de convivencia que quedaron truncados por el "bipartidismo" de dos religiones: La Católica y la Musulmana.

De nada sirve tener religión cuando no se tiene sentido común.

Óscar Pardo de la Salud. dijo...

Hola de nuevo, lo que quiero decir con el tema del pasamontañas o el casco, es que ya está regulado en nuestro ordenamiento jurídico el tema de que para ser identificado, debe de irse destapado, por ejemplo si te solicita la documentación un policía; así pues no entiendo que se pretenda regular algo que ya lo está por ley.
Sigo pensando que el problema no existe, pues los medios de comunicación han tenido problemas para encontrar algún caso concreto.
Y también creo que con estas medidas ni se ayuda a la integración, ni se ayuda a las mujeres musulmanas.
Un saludo

El Sapo dijo...

Por mi parte, por otro lado, aseguro que me importa un pimiento qué partido ha dicho qué para enunciar mi opinión.
A toro pasado, sí hay que tener en cuenta que diversos medios han pasado de asegurar que la iniciativa era una amniobra de distración socialista a aplaudirla como iniciativa popular.
Estoy con lo dicho, Oscar: la cosa abriga un tufillo xenófobo (como algunos reportajes sobre comercios chinos)y venga de donde venga huele a oportunismo (los ayuntamientos de uzdas. también pescan en caladeros de derechas!).
Y el quid de la cuestión: ¿qué sacamos? tener la onciencia tranquila de no verlos por la calle. Ya hemos arreglado el mundo; así ya podemos olvidar el tema y no prouparnos de busar soluciones de fondo.
Y diho eso, los "a lo mejor es la solución" o "a lo mejor están deseando que lo prohiban" no son un argumento definitivo. "A lo mejor" puede preceder la proposición que se quiera.
Un saludo desde la charca.