sábado, 16 de enero de 2010

BIENAVENTURADOS LOS POBRES DE ESPÍRITU ...


Hace unos días el recién nombrado Obispo de San Sebastián José Ignacio Munilla Aguirre, fue entrevistado por Gemma Nierga en el Programa “La Ventana” de la Cadena SER; en dicha entrevista el Obispo como suele decirse coloquialmente se columpió, y es que tuvo unas declaraciones muy desafortunadas; son las siguientes: “existen males mayores, que los que esos pobre de Haití están sufriendo estos días… ¿no?, nosotros nos lamentamos mucho de los pobres de Haití, pero igual también deberíamos, además de poner toda nuestra solidaridad en ayudar a los pobres, nuestros medios económicos, etc… también deberíamos de llorar por nosotros, por nuestra pobre situación espiritual, por nuestra concepción materialista de vida, ¿no? Quizás es un mal más grande, el que nosotros estamos padeciendo, que el que esos inocentes también están sufriendo…”

Munilla valora la catástrofe en Haití

emb&c18=prisacom&c20=gadget&h1=prisacom>cadenaser>gadget>llevatelo>emb>" width="0" height="0" border="0">

Bueno las expresiones son las que son, y poco se puede decir de las mismas; hay que indicar que posteriormente a esta entrevista se ha levantado una “polvareda” mediática en críticas hacia el Obispo, y este ha dicho que estas palabras las dijo en “un plano teológico”.

Hace unos días una amiga, muy católica y practicante, me decía que cada día creía menos en los curas, y que ellos mismos te quitaban la fe; mis palabras ante aquella reflexión, fueron: que habría de todo, y que no todos los curas son iguales.

Ante las declaraciones de este Obispo, me viene a la cabeza aquella reflexión de mi amiga, y entiendo el hecho de cada vez sean menos las personas que creen en esta Institución que es la Iglesia Católica, que a mi juicio en muchos aspectos se ha quedado anquilosada en el Siglo XIX, por tener una Jerarquía tan conservadora, fundamentalista y totalmente contraria en sus acciones a lo que se supone fue la vida de Jesús.

Quiero terminar este post, mostrando tranquilidad para todos, ya que recordando lo que dice el Sermón de la montaña, respeto a aquello de “Bienaventurados los pobres de espíritu, porque de ellos es el Reino de los Cielos”; Así pues estamos salvados…

5 comentarios:

Corpi dijo...

¿Anquilosada en el s. XIX? Muy benevolente eres, amigo. Yo creo que se ha quedado en el siglo XIV, pero sin el poder de la inqisición. ¡Cuánto que lo echan de menos!
Salutacions

severino el sordo dijo...

Es mucho suponer que algunos elementos posean eso que dicen en llamar espiritu,vayan con dios.

Alfonso dijo...

El sí que es un pobre de espíritu, que se ha quedado incapacitado para ver a Cristo en el prójimo.
Está bien que estos elementos se quiten la careta.

El Sapo dijo...

ES una lástima que un Obispo vasco, o destinado a Euskadi mejor dicho, que por fin tuviera una posiión sin ambajes contra el terrorismo -ya era hora!- lleve en este aso emparejado ser "así" en otros aspectos.
Lo suyo no tiene ni nombre ni excusa alguna. Hay cosas que no dependen del contexto.
Lo más triste es oir a gente como la señora de la COPE decir que "como consecuencia de la rabia que tienen los de izquierdas y los de la SER por la labor que hace la Iglesia en Haití, para contrarrestarlo se han tirado encima de Munilla a poco que han encontrado una excusa".
Que ciertos personajes con gran poder de influencia y decisión aún sustenten teorías del tipo "Gente malvada frotándose las ,manos y diciendo 'QUE RABIA NOS DA QUE LA IGLESIA HAGA COSAS BUENAS, PERO HA HA HA! AHORA NOS METEREMOS CON MUNILLA!!! HA, HA, HA! QUE MALOS SOMOS'" y que haya millones de personas que les crean indica uno de los déficits mayores de nuestra sociedad.
Es curioso. El otro día por fin me hixieron una de esas encuestas telefónicas sobre política (muy centrada en el fallo del Estatut) y cuando me pidieron que dijera los tres problemas de la sociedad española, uno de los que dije fue "el papel de los emdios de comunicación". Me salió del alma.
Con permiso de Munilla...

Markos dijo...

Hay gente tan pobre de espíritu que necesita meterse en una iglesia a buscarlo. Y si encima le unimos falta de materia gris...pues ya está liada.
Salu2