domingo, 27 de diciembre de 2009

PRIEGO. Un rincón de la Serranía de Cuenca

PANORÁMICA DE PRIEGO

Hace ya unos cuantos años…, tendría yo unos trece años, la familia decidió que fuésemos a pasar un domingo al pueblo de Priego en la provincia de Cuenca; yo tenía un grato recuerdo de aquella visita, así como del riquísimo morteruelo que allí había comido.

Así pues en estas vacaciones de navidad propuse ayer, que hoy de nuevo visitáramos este bello pueblo, situado a las puertas de la Serranía o de la Alcarria conquense, según la dirección por la que se acceda al mismo.

Situado a unos 850 metros sobre el nivel del mar, y con una población aproximada de 1100 habitantes, Priego se descubre, en una planicie a la orilla del río Escabas.

De hecho para acceder a Priego desde la carretera proveniente de Cañamares, debe hacerse por una angosta hoz que el río va trazando, con impresionantes farallones de roca, característicos de toda la Serranía de Cuenca.

HOZ DEL RÍO ESCABAS EN LAS INMEDIACIONES DE PRIEGO

Al llegar a Priego, te llama la atención, una gran edificación situada en lo alto del cañón, y que resulta ser un convento, y la esbelta torre del edificio eclesial, avocada a San Nicolás de Bari.

CAMPANARIO DE LA IGLESIA

Sus calles muestran que estamos ante un pueblo de esplendoroso pasado, y con seguro futuro, basado en el turismo y en las artesanías del barro y del mimbre.



Nos han recomendado subir al monasterio de San Miguel de las Victorias, que al comienzo del post, os he mencionado, situado sobre la hoz del río Escabas; sobre el mismo, he sabido que se construyó en 1600, pero que debido a los desprendimientos, se tuvo que volver a reconstruir allá por año el 1777, bajo las órdenes del Rey Carlos III. Hoy se utiliza como albergue juvenil.

MONASTERIO DE SAN MIGUEL DE LAS VICTORIAS


Allí hemos conocido a Maribel, una mujer encantadora, que tenía las llaves de la Iglesia del Convento, y nos ha comentado que en dicha Iglesia hay una capilla aneja, donde se venera la imagen del Santísimo Cristo de la Caridad. Así pues con Maribel haciendo de guía hemos visto esta capilla, llena de ofrendas, fotografías, ofrendas, cartas, y agradecimientos diversos de los devotos hacia el Cristo.

STMO. CRISTO DE LA CARIDAD

Nos ha contado Maribel, que hay gran devoción hacia el mismo, y que esta talla sólo la sacan cada 100 años, que salió en 1971 y que hasta el 2071, no volverá a salir; pero que el año pasado por jubilarse el párroco del pueblo se pidió permiso al Obispado de Cuenca y al propio Papa, para poder bajarlo a Priego, y ambas instancias, estimaron la petición, por lo que pudo salir de nuevo en Procesión.

Me ha impresionado la devoción y la fe que las gentes de Priego procesan hacia este Cristo.

Con independencia de creencias, fe, etc… el lugar tiene un ambiente muy especial, tal vez por su ubicación, por el paisaje que se observa desde allí, etc.

En una de las plazas de Priego, hay un monolito dedicado a un “pricense” Ilustre como fue el gran ciclista Luís Ocaña.


MONUMENTO A LUÍS OCAÑA

Las gentes de Priego, (pricenses), son llanos y abiertos como lo son las gentes de Castilla, mostrando con sólo hablar con ellos, una gran amabilidad y nobleza.

Así pues termino este post, como en muchos otros relativos a excursiones y visitas, recomendando la visita de este bello pueblo conquense, donde os aseguro, que el reír y el buen comer no os van a faltar.

3 comentarios:

rafa dijo...

el morteruelo tambien se come mucho en Molina de Aragon.

´´Saray´´ dijo...

¿Sabes? me hace ilusión encontrarme estas fotos en tu blog porque tenía la espinita clavada de no poder ir a Priego y es que en el verano del 2.008 tenía que haber asistido a un curso sobre la poesía de Gamoneda allí organizado por la UCLM y al final por problemas del transporte no pude :(
¡Se ve precioso el sitio!
Un saludo y féliz 2.010 :)

Anónimo dijo...

El nombre popular con el que se conoce a este convento, San Miguel de las Victorias, cuando su verdadero nombre es el de San Miguel de la Victoria, ya que se erigió en conmemoración de una sóla victoria, la de Lepanto, como así queda reflejado en la pag. 101, del libro "Puerta del Cielo" (Arturo Culebras Mayordomo, 2005) donde se dice: " Y debo advertir que su primer título fue siendo esta ermita San Miguel de la Misericordia, y cuando entró nuestra Comunidad se llamó San Miguel de la Victoria, por la celebre que consiguió nuestro fundador el Sr. Conde de Priego Don Fernando en la batalla de Lepanto contra el turco, y en cumplimiento de su voto se puso el dicho título de San Miguel de la Victoria...." así lo recoge en el Libro de Guardianes Fray Francisco de Albalate.
Todo ello para no confundirlo con el del mismo nombre, San Miguel de las Victorias, de la Laguna (Tenerife)