miércoles, 23 de diciembre de 2009

DÍA DE AJETREO EN POS DE LA TRADICIÓN


Estamos en días donde la costumbre y la tradición mandan; hoy 23 de diciembre, es día de comprar el periódico para ver como nos hemos gastado cantidades de euros en papeletas de toda clase de colores y terminaciones, y que sólo han servido para llenar hoy el cubo del papel… ya sabéis lo importante es la salud.

Es día de ir de compras de toda clase de alimentos para la copiosa cena de “postín” que en mayor o menor medida todas las familias tomaremos en la nochebuena.

De igual manera es día de centros comerciales y tiendas, para aquellos que escriben la carta a Papa Noel…

También en consonancia con el lacrimógeno anuncio de “El Almendro” es día de viaje, de ida al pueblo, a casa de tus padres…en resumidas cuentas al hogar.

Así pues se puede resumir diciendo que es un día de mucho trajín, y que os animo a que viváis con la mayor tranquilidad posible, paciencia y con la alegría de que os vais a reunir con las personas que queréis.

Son fechas duras en cuanto a que el transcurrir del tiempo ha hecho que vayan faltando seres queridos, familia, amigos, conocidos, vecinos, etc… pero todas estas personas querrían nuestra alegría y felicidad, así pues con el recuerdo en todas ellas debemos poner toda la fuerza de nuestra parte para pasarlo a tope.

Desde mi pueblo, con mi familia, y con el recuerdo a mi tío Jesús y a Agustín (padre de unos grandes amigos) que murieron hace unos meses; os deseo una muy FELIZ NAVIDAD.


4 comentarios:

El Sapo dijo...

La naturalidad con la que dices "con mi familia" me hace intuir que aún no has entrado en esa dura fase de la vida en que las cuestiones conyugales hacen que haya que decir "¿cuál de las dos?"
Uno que ya lleva diez años alternando entre padres y suegros (es un problema de programación linean que tiene solución: dos fechas, dos familias; pro a vees la intransigencia lo complica, aún dejándose llevar!) envidia esas situaciones en que uno acudía a donde tocaba sin más preocupación.
Felices fiestas, y oye: a que nada huele como los adornos antiguos de Navidad?

severino el sordo dijo...

Yo afortunadamente fui relevado en la intendencia de la cena familiar por generaciones mas jovenes y acudo a mantel puesto,es cierto que son fechas en las que se notan mas que en otras las ausencias que se llevan algo mejor apoyandonos en el grupo familiar,te deseo que pases unos felices dias en compañia de los tuyos,un abrazo.

El Sapo dijo...

Ah, Severino! es que son dos apeletas distintas: el anfitrión tiene sólo un día (ya que quiere juntar a toda la prole) y debe jugar la carta de la persuasión y en su caso de la adaptabilidad. Los invitados, que debemos ir a dos saraos, al menos cuando nos queda abundante ascendencia -y que dure aunque sea la mitad, hasta siempre papá!- por ambos lados, poco podemos haver salvo dejarnos llevar.
Sí, vaya si se echa de menos a los queridos ausentes, y me suscribo al "ellos querrían que lo disfrutaras".
Pues eso, felicidad a todos, y abrazad todo lo que podáis sin cortaros.
saludos desde la charca

juan rafael dijo...

Felices fiestas.

Pásalo bien.