viernes, 8 de mayo de 2009

COMUNIDAD VALENCIANA: 6400 FALLECIDOS ESPERANDO LAS AYUDAS DE LA LEY DE DEPENDENCIA.

Hija de una fallecida esperando las ayudas
Dependientes frente a la Generalitat.
Velas homenaje a los 6400 fallecidos.
Ayer de nuevo, decenas de personas “clamaban al cielo” contra el Gobierno Valenciano, por el boicot que desde la Generalitat están haciendo a la aplicación de la Ley de Dependencia, en más de una veintena de poblaciones, incluida la ciudad de Valencia, personas que necesitan de atención y cuidadores, así como familiares y amigos encendían velas y recitaban poesías por los más de 6400 personas en situación de dependencia que han fallecido antes de recibir las ayudas que la Ley les garantizaba.
Se oían gritos como: “menos trajes y más ayudas, Camps y Cotino dimisión, etc…”
Pero a parte de ello, es que desde que en 2007 se aprobó la Ley de Autonomía y dependencia; a cientos, miles de personas se les abrieron unas perspectivas que con el comportamiento irresponsable del Gobierno valenciano, se han quedado en saco roto, esto desde luego no ayuda a unas personas con una vida, ya de por sí mucho más complicada que la de cualquier persona.
Me hago cábalas y no entiendo que pretende el Gobierno Camps con este continuo boicot, ¿pretenden obstaculizar al Gobierno Zapatero, por haber sido iniciativa suya?... realmente están boicoteando la vida de muchos valencianos y de sus familias.
Ayer en la concentración decía una mujer: “me gustaría ver a Camps y a Cotino en mi situación, sólo una semana, con una pensión raquítica, sin apenas movilidad y sin ayudas públicas de ninguna clase”.
Espero que estos lamentables políticos, tan aficionados a fotografiarse con multimillonarios diversos, se den cuenta del despropósito que están haciendo y cambien sus actitudes.
Como dirían ellos… amen.

2 comentarios:

Óscar Pardo de la Salud. dijo...

AQUÍ OS PONGO EL MANIFIESTO QUE SE LEYÓ EN LA CONCENTRACIÓN:
Desde todas las Plataformas en Defensa de la Ley de Dependencia de la provincia de Alicante, Castellón y Valencia, dedicamos este encuentro a las personas en situación de dependencia que ya no están con nosotros, a los que han muerto esperando que se hiciera realidad un derecho del que no han podido disfrutar: el que les reconocía la Ley de Dependencia.
Si bien es cierto que la vida les ha silenciado, su recuerdo sigue vivo entre nosotros y, como no, en los familiares; testigos hoy de que ni siquiera esos muertos, sus muertos, figuran en las estadísticas.
Son muertos cuya cifra interesa que no se sepa, porque más de 6000 fallecidos en espera de las prestaciones que contempla la Ley es un desprestigio para las autoridades y, por eso, se omite este dato. 6000 nombres y apellidos que solicitaron el reconocimiento del nuevo derecho subjetivo que establece la Ley de Dependencia y que se han marchado sin obtener ninguna respuesta, y menos aún ayuda alguna. Repetimos alto y claro: ¡más de 6.000 muertos! Son ya muchos muertos.
Cada uno de los/as ausentes eran ciudadanos/as. Ciudadanos/as con nombres y apellidos que figuran en las solicitudes; cada uno, con una historia detrás, con una lucha diaria para seguir adelante, con una esperanza que no se ha hecho realidad: la de disfrutar de unos recursos que podían haber hecho su vida menos dura, que podían haber evitado mucho sufrimiento, que podían haber contribuido a una mejor atención de sus necesidades.
Muchos de ellos se enfrentaron, con una valentía admirable y un más que necesario sentido del humor, a su propio deterioro, y a duras penas fueron superando el miedo, el dolor, el desamparo y la angustia…, consiguiendo vivir lo más dignamente posible hasta el final de sus días.
Este homenaje está dedicado también, y de manera muy especial, a sus familiares. Los familiares de los ausentes, los familiares de los ninguneados por esta Administración, los familiares de los desprotegidos. Muchos de ellos están ahora aquí, con nosotros, continuando la lucha que iniciaron con los suyos.
Son ellos/as los que han sido sus cuidadores, los/as que han dedicado todo su esfuerzo, todo su cariño, para atenderles dignamente. Muchas veces sin el apoyo de nadie, esperando esos recursos, esas ayudas, que al final no llegaron.
Este homenaje se lo merecen; es para tod@s ell@s (maridos, mujeres, compañeros, padres y madres, hermanos, hijos…). Ell@s, que han tenido que enfrentarse a la angustia y al dolor, muchas veces a escondidas, al mismo tiempo que infundían esperanza y apoyo a sus familiares dependientes desaparecidos.
Ellos, que muchas veces han creído que ya no podían más, pero que, sin saber cómo han tenido la habilidad de transformar la flaqueza en fortaleza, impulsándose lo suficiente para seguir adelante. A pesar de no tener tiempo para sí mismos, a pesar de haberle robado horas al sueño, a pesar del cansancio y del esfuerzo han seguido adelante siempre.
Pero también queremos que el encuentro de esta tarde sirva como acto de denuncia.
Denunciar la incompetencia de nuestros gobernantes valencianos que son los responsables de que todas estas personas no hayan tenido los recursos que necesitaban.
Porque el Gobierno de la Generalitat Valenciana ha boicoteado, desde el principio, la aplicación de la Ley, olvidando que su partido votó a favor de la misma en el Parlamento.Porque tanto el Conseller como el President nos han utilizado como arma arrojadiza contra el Gobierno central, desprestigiando instituciones y desautorizando a los profesionales del sector (trabajadores sociales, educadores, personal socio sanitario)
Muestra de todo ello, ha sido:
- la creación de empresas públicas de gestión privada, como es el caso de AVAPSA, que contribuyen a la ralentización de la aplicación de la Ley, y propician la escasa profesionalización de los equipos de valoración.
- la instauración de un proceso administrativo lento y complejo que ha ido frustrando la expectación generada por la propia ley; disuadiendo incluso a los propios/as afectados/as de solicitar lo que la ley ya les reconoce.
- la inexistencia de una red completa de servicios, acordes al catálogo que establece la ley, haciendo imposible la elección del tipo de atención requerida por parte de los dependientes.
- y, finalmente, la incompatibilidad de las prestaciones que ha establecido el Sistema Valenciano de la Dependencia que no potencia sino que, por el contrario, restringe el desarrollo de la autonomía personal de los dependientes y posibilita, además, la privatización de dichos servicios.
En definitiva, sentimos que la Generalitat ha marginado e ignorado a nuestros fallecidos y ha despreciado sistemáticamente el sufrimiento de las personas dependientes y de sus familiares.
Es por ello que queremos manifestar nuestra repulsa colectiva y nuestra firme decisión de seguir luchando para hacer efectiva la Ley de Dependencia y desarrollo de la Autonomía Personal en nuestra Comunidad Autónoma.
Exigimos responsabilidades al Consell de la Generalitat Valenciana, a su Presidente, Francisco Camps; y solicitamos la inmediata dimisión del Conseller de Bienestar Social, Cotino.
¡PORQUE ELLOS TAMBIÉN TENÍAN DERECHO!
LEY DE DEPENDENCIA ¡YA!

moledo dijo...

Da verdadera vergüenza y es absolutamente humillante que la Comunidad Valenciana sea una de las que siempre se citan como "peores" en la aplicación de esta ley. Un mísero 2,5 sobre diez es lo que tenemos. ¿Y hacen algo para arreglarlo? No, se preocupan por los derechos del cigoto que se forma cuando un espermatozoide se encuentra con un óvulo.
Por si no lo visteis, ayer Informe Semanal le puso cara y voz a este drama. Muy recomendable. Intentaré subirlo al blog.
Un saludo.