miércoles, 17 de diciembre de 2008

MEDIO AMBIENTE, BUSCA ALTERNATIVAS AL TRAZADO DE LA AUTOVÍA CUENCA-TERUEL.






La ministra de Medio Ambiente, Rural y Marino, Elena Espinosa, afirmó ayer que su departamento estudia nuevas "alternativas" que unan Cuenca con Teruel tras la resolución negativa de la declaración medioambiental de la autovía A-40 entre ambas ciudades, al tiempo que descartó reconsiderar dicha resolución atendiendo a la legislación vigente y a los informes realizados por la Comunitat Valenciana, Aragón y Castilla-La Mancha.

"Es intención del Gobierno -explicó en el Senado- tras la declaración de Impacto Ambiental desfavorable en relación al tramo ente Cuenca y Teruel continuar trabajando para la mejora de la conexión entre ambas ciudades con diversas alternativas, como la construcción de un tercer carril en la N-330, la recuperación de parte del trazado de la A-40 entre Libros y Teruel o la conexión por el norte de la autovía A-23", explicó. También señaló que de forma paralela a estas alternativas, el Gobierno se compromete a estudiar otras que permitan conectar Teruel y Cuenca siempre que sean "compatibles con la declaración de impacto ambiental".
Respecto al impacto ambiental, la ministra señala que es un "trámite reglado y no sujeto a discrecionalidad política alguna", y aludió a todos los informes realizados por las comunidades afectadas por la autovía, incluido el de la Comunidad Valenciana.

No hay comentarios: