sábado, 20 de diciembre de 2008

CAMPAÑA CONTRA CACAS DE PERRO EN PATRAIX.



Desde la Asociación de Vecinos Patraix, se ha llevado a cabo hoy, una nueva campaña de concienciación que va dirigida de forma directa al vecindario; de nuevo ésta ha sido centrada en el tema de los excrementos de los perros.
Y es que rara es la semana de los que andamos de forma despistada por la vida, no nos llevemos pegado en nuestros zapatos un recuerdo de intenso perfume...
La campaña ha consistido en lo siguiente; se han plantado pequeños pinos de navidad sobre los excrementos que adornaban las calles; al rededor de los mismo se dibujaba un círculo con nieve artificial. En los pinos de cartulina verde, había frases como "ojo salta el pino" u otras como "oro, incienso y mierda" o "pisa y compra lotería"... Junto a lo anterior se han repartido bolsas para la recogida de estas heces, y toda clase de material medioambiental, además de nuestra revista informativa Patraix Viu, y sabrosas naranjas de los huertos de Enrique "el de Carlet".
Y es que por muchos medios que se ponga desde la administración, nuestros pueblos y ciudades no estarán limpios y habitables, si todos nos concienciamos de ello, y mantenemos nuestras calles y plazas como si del comedor de nuestra casa se tratara.


3 comentarios:

Diario el Mundo dijo...

ELMUNDO.ES

VALENCIA.- Llega la Navidad. Días para concienciar. El hambre en el mundo, el cambio climático, las cacas de perro... El barrio valenciano de Patraix ha decidido aprovechar las fiestas para combatir los excrementos de animales en sus calles y no se les ha ocurrido mejor idea que customizarlos con motivos navideños para que a nadie les pase desapercibidos.

Así que si estos días camina por Patraix puede encontrarse cacas de perro con guirnaldas o un diminuto árbol de Navidad clavado. Cada uno con su leyenda: 'No me abandones por Navidad', 'No me lleves pegado a la zapatilla', 'Alguien me olvidó aquí'...

"Nos parece perfecto que haya animales en la ciudad, pero todo exige respetar unas normas básicas. Con esta iniciativa sólo pretendemos concienciar un poco a la gente", explica Antonio Pla, presidente de la Asociación de Vecinos, Cultural y de Consumidores de Patraix. "Hemos hecho varias encuestas entre vecinos y los excrementos en la calle es siempre uno de las cosas que más molesta a la mayoría".

Durante este fin de semana, la Asociación va a repartir folletos para explicar su campaña 'Cacas no, también en navidad' y aprovecha para exigir el cumplimiento de las ordenanzas municipales. "No se trata de limpiar más, sino de ensuciar menos", asegura Pla.

EL PAIS dijo...

EL PAIS

La Asociación de Vecinos, Cultural y de Consumidores del barrio valenciano de Patraix sembró ayer las aceras y alcorques de sus calles de pinitos navideños durante el desarrollo de su campaña Cacas no. El objetivo fue señalar la cantidad de defecaciones de perro que se pueden encontrar en la vía pública y realizar una llamada de atención sobre quienes las abandonan, culpabilizando a los propietarios de los animales y no a éstos. "Pisa y compra lotería" fue uno de los mensajes que presentaban los pinitos de cartulina, dándole a la campaña un toque de humor en alusión a la suerte que, según dicen, otorga el pisar un excremento. "No me lleves a casa por Navidad" fue el otro lema escogido para la señalización de cacas. Una vez plantado el pino, los miembros del colectivo lo rociaban de espuma navideña y purpurina "para señalar que no se debe abandonar en la vía pública y que se deben recoger", tal como señalaron.

La noticia en otros webs
webs en español
en otros idiomas
El barrio trabaja por la convivencia de personas, animales y coches
Además de la "brigada" de componentes del colectivo que recorrieron el barrio, la asociación montó una mesa informativa en pleno barrio desde la que repartieron pinitos y unas bolsitas para recoger excrementos. Antes de explicar el objetivo de la campaña Cacas no, alguna vecina se mostró encantada con el pinito y exclamó su intención de "regalárselo" a su nieto. Los activos miembros de la asociación de vecinos no dejaron pasar ni un segundo hasta informarle del uso que debía darle, a lo que la vecina respondió con un "sí, es verdad, que hay muchas". Después, a quienes mostraron su deseo de participar en la campaña, al regalo del pinito y la bolsa, agregaron una naranja.

La jornada reivindicativa que vivió ayer el barrio no se limitó a la campaña Cacas no, sino que la "necesidad de convivir personas, coches y animales domésticos", también incluyó la identificación de los vehículos aparcados en los puntos que impiden la movilidad. La mesa informativa fue el punto desde el que, además, se distribuyó la película reivindicativa Patraix en busca de la poción mágica y donde se recogieron firmas para reclamar al Ayuntamiento de Valencia un centro multifuncional.

En cualquier caso, la Asociación ha desarrollado un completo programa para estas navidades en el que destaca la iniciativa, que cumple su 12ª edición, de celebrar la Nochevieja en la calle, "con el fin de que ningún vecino pase solo en casa esta noche", tal como indicó el presidente del colectivo, Antonio Pla.

La fiesta incluirá las tradicionales campanadas, fuegos artificiales, música de orquesta, uva y cava gratis para los asistentes y una hoguera para quemar "todo lo malo de 2008, para evitar que vuelva a repetirse en 2009".

EL PAIS dijo...

EL PAIS

La Asociación de Vecinos, Cultural y de Consumidores del barrio valenciano de Patraix sembró ayer las aceras y alcorques de sus calles de pinitos navideños durante el desarrollo de su campaña Cacas no. El objetivo fue señalar la cantidad de defecaciones de perro que se pueden encontrar en la vía pública y realizar una llamada de atención sobre quienes las abandonan, culpabilizando a los propietarios de los animales y no a éstos. "Pisa y compra lotería" fue uno de los mensajes que presentaban los pinitos de cartulina, dándole a la campaña un toque de humor en alusión a la suerte que, según dicen, otorga el pisar un excremento. "No me lleves a casa por Navidad" fue el otro lema escogido para la señalización de cacas. Una vez plantado el pino, los miembros del colectivo lo rociaban de espuma navideña y purpurina "para señalar que no se debe abandonar en la vía pública y que se deben recoger", tal como señalaron.
El barrio trabaja por la convivencia de personas, animales y coches
Además de la "brigada" de componentes del colectivo que recorrieron el barrio, la asociación montó una mesa informativa en pleno barrio desde la que repartieron pinitos y unas bolsitas para recoger excrementos. Antes de explicar el objetivo de la campaña Cacas no, alguna vecina se mostró encantada con el pinito y exclamó su intención de "regalárselo" a su nieto. Los activos miembros de la asociación de vecinos no dejaron pasar ni un segundo hasta informarle del uso que debía darle, a lo que la vecina respondió con un "sí, es verdad, que hay muchas". Después, a quienes mostraron su deseo de participar en la campaña, al regalo del pinito y la bolsa, agregaron una naranja.

La jornada reivindicativa que vivió ayer el barrio no se limitó a la campaña Cacas no, sino que la "necesidad de convivir personas, coches y animales domésticos", también incluyó la identificación de los vehículos aparcados en los puntos que impiden la movilidad. La mesa informativa fue el punto desde el que, además, se distribuyó la película reivindicativa Patraix en busca de la poción mágica y donde se recogieron firmas para reclamar al Ayuntamiento de Valencia un centro multifuncional.

En cualquier caso, la Asociación ha desarrollado un completo programa para estas navidades en el que destaca la iniciativa, que cumple su 12ª edición, de celebrar la Nochevieja en la calle, "con el fin de que ningún vecino pase solo en casa esta noche", tal como indicó el presidente del colectivo, Antonio Pla.

La fiesta incluirá las tradicionales campanadas, fuegos artificiales, música de orquesta, uva y cava gratis para los asistentes y una hoguera para quemar "todo lo malo de 2008, para evitar que vuelva a repetirse en 2009".