domingo, 9 de noviembre de 2008

OTOÑO LLUVIOSO-OTOÑO EN MOLINA.







El pasado fin de semana, tuve una escapada a mi pueblo Molina de Aragón (Guadalajara); debido a lo lluvioso que ha sido el mes de octubre, más que otoño parecía primavera, todo estaba muy verde, y los campos de trigo estaban retoñando antes de ser plantado el de este ejercicio.
De igual manera cualquier vaguada, valle o barranquera, portaba alegres arroyos que chocaban contra las rocas, conformando saltos y bellas cascadas; eso hizo que los ríos de la comarca tanto Gallo como Tajo experimentaran importantes crecidas.
Pese al ambiente lluvioso, la temperatura fue fría, no superando en todo el día los 5 grados…
Esta época del año en la comarca de Molina es sinónima de época de hongos y setas, así pues estuve con mi padre por los pinares de Molina, recolectando unos hongos, que hicimos al medio día asados. (Un verdadero manjar.)
El sábado por la noche acudimos al pueblo de mi cuñada, Cobeta; es un bello pueblo de casas de piedra rodena y rodeado de pinares. Los jóvenes y no tan jóvenes de este pueblo tienen creada una asociación cultural, cuya sede son las antiguas escuelas nacionales, y que usan como lugar de encuentro, bar, sala de exposiciones, etc… Pues bien entre mi hermano Tonín y unos cuantos más habían organizado un exposición de setas y hongos recolectados en los bosques de Molina; junto a cada ejemplar un cartel explicativo de las cualidades, así como de sus efectos para el caso de ser ingeridos.
La noche acabó con una degustación de un excelente gazpacho manchego, aderezado de níscalos recién recolectados.
El domingo, amaneció nevando, hasta el punto que pese a haber estado toda la noche lloviendo, todo se quedó blanco.
Una reflexión final es deciros, que es un lujo tener pueblo, y segundo decir que pasar un fin de semana en un pueblo sea cual sea, es el mejor de los reconstituyentes para afrontar de nuevo el día a día en la gran ciudad.
Las luces de neón de las ciudades nos deslumbran, pero cada día estoy más seguro que en los pueblos la calidad de vida se multiplica por cien
.

No hay comentarios: