jueves, 6 de noviembre de 2008

BOICOT AL GOBIERNO DE ESPAÑA.

Hoy (día 6 de noviembre 2008) ha habido una nueva manifestación de personas dependientes, así como de sus familiares exigiendo la aplicación de las ayudas que contempla esta ley, y que en la Comunidad Valenciana, llevan un retraso considerable.
Una misma ley, un mismo sistema, que en muchas Comunidades Autónomas funciona, en nuestra Comunidad es un verdadero desastre.
No hay que ser muy perspicaz para comprobar lo que está pasando; y es que desde que en el año 2004, el Partido Socialista accedió al Gobierno de España, desde el Gobierno Valenciano se han dedicado a promocionar un falso victimismo y a boicotear todo lo que venga de Madrid a propuesta del Gobierno de España.
Lo hicieron con la Ley Anti-tabaco, nuestra Comunidad es una de las que menos se ha implantado todo lo que esta ley dejaba para el ámbito autonómico, así mismo con Educación para la Ciudadanía, donde la Conselleria en vez de dotar de presupuesto para eliminar los barracones y cubrir todas las plazas necesarias de profesorado, se ha metido en un barullo en el que ha conseguido ponerse en contra a profesores, padres y alumnos (todo un logro).
Y os he de decir que todo lo anterior me parece mal, pero llega un punto que aún lo tolero; pero lo que por supuesto no puedo asumir, es que por hacer boicot al Gobierno, a los que realmente se lo están haciendo es a los ciudadanos, unos ciudadanos que necesitan de toda nuestra atención y cuidado. Estas prácticas son inmorales, deplorables y cuentan con toda mi repulsa; y en el caso de Camps y de Cotino, es hasta pecado.
Espero que entren en conocimiento y desbloqueen esta situación.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

COTINO DIMISIÓN

Anónimo dijo...

NOTICIA DIARIO LEVANTE.
Pilar G. del Burgo, Valencia
De "lenta, complicada, ineficaz y poco transparente" ha calificado el Observatorio de la Dependencia de la Comunitat Valenciana la aplicación de la ley casi a los dos años de su entrada en vigor.
La entidad ha señalado que las personas en situación de dependencia están "desorientadas, desanimadas, desesperadas y sin saber qué hacer".
El Observatorio critica también el denominado "silencio administrativo", tanto el positivo (para las solicitudes presentadas en 2007), como el negativo (las de 2008) que considera que se ha convertido en "una realidad incómoda" para la conselleria ha intentado esquivar con el envío masivo del un escrito, "lleno de ambigüedades y defectuoso", que consiguió el efecto contrario: "soliviantó a los solicitantes, sembró malestar, indignación y dudas sobre su pertinencia y legalidad".
El Observatorio no tiene pelos en la lengua para rechazar la gestión realizada por Avapsa (la agencia de gestión privada que creó la conselleria para tramitar los expedientes) que la calificó de "pésima".
Indica también el informe que el cambio de estructura de la conselleria y la creación de una nueva Secretaría Autonómica de la Dependencia podía suponer la desaparición de Avapsa y que fuera la propia conselleria la que retomara sus funciones, pero no ha sido así y hasta el momento y a pesar de toda la reestructuración, "no se ha percibido cambio alguno".
El organismo resalta la terrible carencia de información que sufren los solicitantes, ya los teléfonos de contacto o no contestan o no saben dar información. Esta situación se agrava por el retraso en la resolución de los expedientes, la reiterada petición de documentos que los solicitantes ya habían aportado con anterioridad y la ausencia de diálogo entre el ciudadano y la Administración, "complica cada vez el enrevesado engranaje que ha generado la Administración entorno a este derecho de los ciudadanos".
El Observatorio ha informado que el conseller de Bienestar Social, Juan Cotino, ha incumplido el doble compromiso que adquirió con esta entidad hace un año, que consistía en que los informes los firmen trabajadores sociales y que éstos sean contratados por los ayuntamientos a través de una convocatoria directa de la conselleria.

Anónimo dijo...

Y es que nuestras autoridades locales,en vez de colaborar y aplicar las leyes que en el resto de autonomias se aplican, se dedican a adoptar una actitud, chulesca y prepotente. No saben lo que es oposicion y practican la confrontacion. Unas cuantas lecciones de lo que es vivir en democracia, no les vendrian mal, porque al fin y al cabo los que salimos perjudicados somos los que estamos en medio, los ciudadanos.