miércoles, 10 de septiembre de 2008

LA GRAN LABOR DE LOS COOPERANTES.



La ayuda a la cooperación, es una cosa de vital importancia, ya que en el actual mundo se está dando una dualidad de escenarios totalmente diferentes; por un lado un primer mundo despilfarrador y maltratador del planeta, y en frente un tercer mundo donde se sigue pasando hambres, sed, y penurias de toda clase.
En mi humilde opinión, creo que el primer mundo debería ayudar a desarrollar estos países, lo que contribuiría a un planeta más solidario y humano, evitando así problemas de inmigración desbordada, éxodos de población, etc...
El Gobierno de Zapatero, en su primera legislatura, ha impulsado de forma decidida, la donación de una parte importante de ingresos para estos menesteres, emanados de los Presupuestos Generales del Estado.
Pero a parte de todo ello, hay que hacer un sentido homenaje a los cooperantes, que dejan "los algodones" y comodidad del mundo desarrollado, para trabajar en pos de los demás, para conseguir un mundo, más justo, igualitario y libre.
Sirva este breve pero sentido escrito de homenaje a estas personas.

No hay comentarios: