miércoles, 27 de agosto de 2008

HOMENAJE A TRES ILUSTRES TORREBAJEROS.




Hace unos meses mi buen amigo Carlos Asensio y yo tomando un piscolabis en el chiringuito de Torrebaja, pensamos que teníamos que hacer un acto de reconocimiento y homenaje a tres buenas personas del pueblo, que tanto habían padecido por sus ideologías progresistas. (Faltaban más personas que estaban en circunstancias análogas, como Pepe “ el molinero” o Fernando “Balbino”, pero en ese momento no caímos en la cuenta de ello, y cuando nos percatamos ya no daba tiempo a todo el proceso; en un futuro próximo también les haremos reconocimiento a ellos.)
Así pues el pasado 21 de agosto jueves, se llevó a cabo un sencillo pero intenso homenaje a estos tres ilustres torrebajeros.
El homenaje no fue otra cosa sino un reconocimiento llevado a cabo por familiares y amigos a tres vecinos de Torrebaja (Rincón de Ademuz), por su encomiable labor, esfuerzo y trabajo en defensa, de la libertad, de la democracia y en definitiva de los valores de la izquierda.
Los tres homenajeados son Antonio Pérez, José Gómez y Julián Martínez. Desde jóvenes defendieron los principios de la izquierda, lo que les acarreó muchos problemas a lo largo de su vida, ya que la represión franquista fue dura en el Rincón. Acabada la Dictadura Franquista y con la arribada de la democracia, Antonio y José fueron concejales del Ayuntamiento de Torrebaja por el Partido Socialista durante varias legislaturas, hasta el año 2003, donde por su avanzada edad, en torno a los 80 años dejaron estos menesteres a personas más jóvenes; Julián algo más joven que los anteriores, todavía en el año 2007, completó las listas del PSOE de Torrebaja para las municipales..
El acto comprendió los siguientes acontecimientos:
Todo comenzó con una suculenta comida en el albergue Los Centenares, de Castielfabib, después pasamos a una sala contigua, donde con música de fondo, se les habló a los tres homenajeados que aquel acto, era un reconocimiento a su labor y esfuerzo durante tantos años.
Amparo Soler (profesora de Historia en el Instituto de Ademuz) y Aurora (sobrina de uno de los homenajeados), leyeron varias preciosas poesías que habían elaborado para la ocasión. Posteriormente, Lucía Manzano (sobrina-nieta de uno de los homenajeados) leyó la emocionante carta que había hecho Carmen Alborch para ellos, a continuación Isabel Pérez (nieta de otro de los homenajeados) leyó la carta que les había enviado el Presidente Rodríguez Zapatero para la ocasión, con una foto dedicada para cada uno de ellos.
El acto acabó cuando los hijos y sobrinos les hicieron entrega de una preciosa placa en la que se les denominaba de forma personal, y se añadía la leyenda “por su labor y trabajo en defensa de la democracia y de la liberta. Rincón de Ademuz. Agosto 2008.” Posteriormente brindamos en honor de estos tres luchadores.
Mi reflexión personal es que nunca olvidemos el arduo trabajo de personas anónimas, que no saldrán en los libros de historia pero que tanto han hecho para que las jóvenes generaciones hayamos nacido en un país libre y democrático. Porque a día de hoy es fácil militar en cualquier partido, entidad, asociación, etc... pero hace apenas 33 años (antes de ayer en la historia de un país) podías ir a la cárcel por ello.
Así pues dar las gracias a estas tres magníficas personas, como a todas aquellas personas que hicieron posible la consecución de este acto. (haciendo mención especial, a Carmen Ninet, Juan Manuel Játiva, Carlos Asensio, Oriol Castellvi, Amparo Soler, Rosa de la Salud, Toni Plá y José Luis Rodilla.)
Y para terminar este comentario, quiero dedicar el éxito de este homenaje, a un buen amigo cuya presencia se presentía, a Óscar Asensio Díaz. (estés donde estés).

1 comentario:

Carlos Asensio dijo...

Amigo Óscar, lo primero que quiero hacer es darte las gracias por acordarte y dedicar este homenaje, al que fué tú compañero y amigo, Óscar Asensio.
Tú ya sabes que en cierta manera, él también dejó su vida luchando por sus ideales socialistas.
En cuanto al homenaje en sí, creo que resultó magnífico. Superó en mucho las expectativas que yo me había planteado cuando lo planeamos.
Pero se me quedó clavada una espina, con las prisas de última hora, la música, la máquina de fotos,....; me olvidé de unos pequeños apuntes que tenía preparados. De ahí mi desconcierto cuando me ofreciste el micrófono para hablar.
Pero como nunca es tarde, ahora transcribo lo que tenía preparado. Es un breve fragmento de las memorias de Leon Trokski, que creo reflejan en parte la vida de los tres homenajeados:

"...durante años luché bajo las banderas del marxismo. Si tuviera que comenzar todo de nuevo tratría, por supuesto, de evitar tal o cual error, pero mi vida en lo fundamental sería la misma. Moriré siendo un revolucionario proletario, un marxista, un materialista dialéctico y, en consecuencia, un ateo irreconciliable. Mi fe en el futuro comunista de la humanidad no es hoy menos ardiente, aunque sí más firme, que en mi juventud.
Mi compañera se acerca a la ventana y la abre desde el patio para que entre más aire en mi habitación. Puedo ver la brillante franja de césped verde que se extiende tras el muro, arriba el cielo claro y azul y el sol que brilla en todas partes. La vida es hermosa. Que las futuras generaciones la libren de todo mal, opresión y violencia y la disfruten plenamente."
Leon Troski
México, 27 de Febrero de 1940
Salud! Compañero.