jueves, 10 de abril de 2008

Los Aragonitos de Molina de Aragón.

Siempre se dice que echas de menos algo cuando lo pierdes, y con el mismo argumento se puede decir que muchas veces no se da valor a lo que se tiene o a lo que te rodea.
Desde pequeño tanto mis hermanos como mis padres, me han familiarizado con las salidas al campo, cosa que era muy fácil en mi caso puesto que hasta los 16 años viví en un pueblo (Molina de Aragón).
Por eso no me era extraño ir por los alrededores de la Fuente “Cancana” y encontrarme esas bonitas piedras denominadas Aragonitos.
Me contaron una vez que se le puso ese apellido por diminutivo del apellido del pueblo, es decir de Molina de Aragón, Aragonitos, no sé si será verdad o no esta explicación, pero si que es verdad que acuden expertos y aficionados de muchos rincones del mundo en busca de estos bonitos y originales minerales.
No es raro ver a turistas recorriendo palmo a palmo varios kilómetros cuadrados de nuestro término municipal en busca de los aragonitos. Todos ellos tienen algo en común: su afición por la mineralogía, y es que Molina, al igual que pasa con otras localidades como Minglanilla (Cuenca) es conocida en el mundo de la mineralogía y se encuentran representados en muchos museos de Europa y América gracias a estas pequeñas “piedras” llamados Aragonitos.
Así pues aquí tenemos otro elemento para sentirnos orgullosos de nuestra tierra molinesa.

No hay comentarios: