jueves, 24 de enero de 2008

La Ley de Dependencia a medio gas en la Comunidad Valenciana.


El 1 de Enero de 2007, entró en vigor la popularmente conocida como Ley de la Dependencia, esta ley aprobada por las Cortes Generales a instancias del Gobierno de España, tiene como finalidad, una serie de prestaciones tanto económicas como de servicios, para todas aquellas personas con grado de dependencia, (ancianos, enfermos, discapacitados, etc…) lo que conlleva consigo una ayuda importante tanto para estas personas como para sus familiares. Así como un fomento del empleo.
La aplicación de este norma conlleva consigo la colaboración de las tres administraciones; estatal, autonómica y local.
La mayor participación presupuestaria la lleva a cabo el Estado, pero corresponde a las Autonomías y a los Ayuntamientos la materia del procedimiento administrativo, es decir la burocracia.
Y ahí es donde se producen los mayores problemas; nuestra queridísima Generalitat valenciana, con el Sr. Camps al frente boicotea, frena, paraliza y pone los máximos obstáculos posibles a todas aquellas personas que solicitan ayudas en base a los nuevos derechos que ha creado esta Ley.
¿Y para qué? Pues simplemente para dar la apariencia de que esta ley no concede nada, y que todo sigue igual que antes de la ley, así como hacer oposición a Zapatero.
Y eso es indigno e inmoral, puesto que no hacen daño a Zapatero sino a cientos de miles de ciudadanos que con necesidades y derechos para paliar o cubrir parte de esas penurias, se ven impedidos en su empresa, por un mero uso partidista de la legislación.
Espero que pronto nuestro Consell recapacite y aplique la Ley como ya se está haciendo en la mayoría de Comunidades, y que están reportando tan buenos frutos a los ciudadanos. (Si podéis hablar con ciudadanos Andaluces o Castellanos Manchegos por ejemplo os podrán hablar de las grandes cosas que está acarreando esta normativa.

3 comentarios:

las provincias dijo...

El PSPV dará cobertura jurídica a las personas dependientes de la Comunitat a las que la Generalitat no atiende, según anunciaron ayer la portavoz adjunta del grupo socialista de Les Corts y miembro de la gestora del partido, Carmen Ninet, y el portavoz de políticas sociales, Antonio Torres.

Para establecer las líneas de actuación, los diputados mantuvieron una reunión de trabajo con los portavoces y alcaldes socialistas de Castellón y Valencia el miércoles para analizar el grado de aplicación de la ley de Dependencia. Entre las decisiones adoptadas figura dicho soporte jurídico.

Además, los socialistas utilizarán las infraestructuras municipales "para sustituir al Consell en sus atribuciones, a pesar de que ha recibido alrededor de 48 millones de euros del Gobierno de España", explicó Torres.

Por su parte, Ninet denunció la "indecencia" del presidente de la Generalitat, Francisco Camps, por la "actitud de boicot" que mantiene desde el primer día de la aprobación de la ley de Dependencia.

Según criticó, Navarra, Andalucía, Cantabria, Asturias, Extremadura, Baleares y Murcia ya estaban abonando en diciembre las prestaciones previstas; otras autonomías ya habían finalizado todo el proceso de valoraciones, y Cataluña y Aragón se comprometían a empezar a pagar antes de finalizar 2007, tal como establece la ley.

Mac dijo...

Es una vergüenza que el rezador y afiliado a la secta del opus Paco Camps, haga este desacato a los ciudadanos.

Salva dijo...

Es que, claro, al PP no le conviene que en la C.V. se aplique correctamente esta ley. Si realmente se aplicara como se debe, sin tantas trabas, serían 10 puntos para el tan denostado por estas tierras gobierno de Zapatero y 0 puntos para los Salvadores de la Patria Valenciana.
Imaginad por un momento a todos esos viejecitos y viejecitos, fieles votantes de Rita y Camps, abueletes a los que se les vende bien vendida la historia de lo bonita que está Valencia, acuerdense de hace años, a esos pensionistas a los que cuando llegan las elecciones les llenan la cabeza de miedo y las manos de bocadillos, a esos abueletes de asilo a los que Rita y Camps visitan en plena campaña "para que se acuerden de ellos", imaginadlos por un momento recibiendo esa ayuda que merecen y ese dinerito que les permitiría poder contar con una asistencia en casa sin tener que acabar en manos de unas monjitas de la caridad explotadoras. Imaginad por un momento a estas personas, como bien agradecidas que son, depositando su voto en la urna. ¿De qué color sería?
Esta es la pesadilla diaria de Paco Camps, la que le hace despertarse con sudores fríos.